Home Cine/TV Spy (Una espía despistada)

Spy (Una espía despistada)

Por el Cine/TV

Spy (Una espía despistada)No teman. Melissa McCarthy no abusa de la macacada al estilo Jim Carrey ni se convierte en una mala imitación del inspector Clouseau. Su espía no es despistada sino inexperiente, pero eso cambiará durante el transcurso de la película, haciendo reír durante el proceso.

Spy (Una espía despistada)

La noche del domingo no tendría un episodio de Game of Thrones que camuflara las horas más deprimentes de la semana, y la opción de ver True Detective peleaba palmo a palmo con la de martillarme las pelotas bajo la luz de la luna. Así que crucé al cine y me encontré con Spy, traducida por un babuino con meningitis como Una espía despistada.

Fue dirigida por Paul Feig y es importante hablar un poquito sobre él. A finales del siglo pasado, Feig y Judd Apatow crearon la serie Freaks and Geeks, que luego sería de culto (como tantos fracasos de audiencia) y catapultaría a la fama a sus actores.

Luego, los creadores tomaron caminos diferentes en cuanto al humor. Apatow fue señalado como la nueva esperanza de la comedia americana, algo que me sigue llamando la atención ya que sus películas, en el mejor de los casos, me arrancaron un leve movimiento ascendente en la comisura de los labios.

Su compañero, mientras tanto, mantuvo un perfil más bajo hasta embocarla con Bridesmaids (me hizo reír), repetir con The Heat (no la vi) y luego estrenar Spy (de ella estoy hablando).

Spy (Una espía despistada)

Spy es, como dicen los yanquis, un "vehículo" para Melissa McCarthy. Una aventura creada para explotar sus cualidades, dejar que se luzca y hacer que cope la taquilla cinematográfica. El resultado es muy positivo, con una comedia de acción que trae su importante ración de chistes y unas cuantas actuaciones destacadas.

Antes de ver la película, mi mayor temor era encontrarme con una  McCarty "JimCarreyzada", y lo digo con todo lo que quiero a Jim. Por suerte, ella no abusa de las macadadas y clava en el ángulo la mayoría de los chistes, sean sutiles, de golpe y porrazo, o de usar su boca de cloaca para insultar al que tenga enfrente.

En los únicos momentos en que titubea, es cuando la historia intenta meter chistes demasiado seguidos, sin un respiro entre ellos. Además de no ser efectivo, esto es innecesario, porque en el fondo hay una aventura de espías que mantiene en vilo al espectador.

Spy (Una espía despistada)

McCarthy interpreta al típico ratón de escritorio que un día debe salir a la calle y salvar al mundo, utilizando sus habilidades y aprendiendo sobre la marcha otras tantas. Lo mejor de toda la cinta son los momentos que comparten Melissa y la maravillosa Miranda Hart, quien interpreta a otra trabajadora más acostumbrada al teclado de la computadora que al gatillo de la ametralladora.

El director podría haber caído en la tentación de convertir a la protagonista en una versión femenina del Inspector Clouseau y que sus éxitos fueran casualidades. Sin embargo, el rol más parecido al de Peter Sellers lo interpreta Jason Statham, alejado del "macho" al que nos tiene acostumbrados y haciéndonos reír como lo hacía, quizás, desde SnatchOtras grandes actuaciones son las de Alison Janney, algo que no debería sorprender, y la de Peter Serafinowicz.

Spy (Una espía despistada)

La trama incluye artefactos nucleares, viajes por hermosas locaciones de Europa, persecuciones trepidantes, agentes dobles y una pelea con implementos de cocina que hará las delicias incluso de aquellos que sólo pisan esa habitación de la casa para sacar la mayonesa de la heladera.

Spy no es una película para reír hasta las lágrimas, sino una buena aventura con importante dosis de carcajadas, salpicones de humor subido de tono y la confirmación de que Paul era el gracioso de los dos (lo siento, Judd).

Precisamente, en 2016 Paul Feig tendrá uno de sus desafíos más complejos, al devolvernos a los (bueno, "las") Cazafantasmas. Si es por esta cinta, no deberíamos preocuparnos mucho. Este director tiene un gran manejo del timing, construye historias interesantes más allá de los chistes y ya se sabe que tendrá un gran elenco, incluyendo a su actriz fetiche. ¿A quién vas a llamar? A Melissa, claro.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3