Home Cine/TV Supergirl T1E6 - ''Red Faced''

Supergirl T1E6 - ''Red Faced''

Por el Cine/TV

Supergirl T1E6 - ''Red Faced''Supergirl anda enojada pero debe tener cuidado, porque la gente no perdona a una mujer enojada, mucho menos una supermujer. La Chica de Acero deberá canalizar su ira para combatir a un robot un pelín trucho, pero que nos dio escenas de acción de primer nivel.

Supergirl T1E6 - ''Red Faced''

Todo comenzó ideal para Kara Zor-El. La primera toma fue de ella volando entre las nubes con una sonrisa, reforzando aquella comparación con la película de Superman de 1978. Si quieren a un superhéroe con una "S" en el pecho y una sonrisa en el rostro, no entiendo por qué no están mirando esta hermosa serie.

Claro que la cosa no podía seguir así durante una hora y era necesario un conflicto. O varios de ellos. Que sirvieron para que mucha gente se enojara, desde Hank Henshaw (cada vez más misterioso) hasta el general Sam Lane (gran incorporación) pasando por Cat Grant y la Chica de Acero. Que se chupó bastante esta semana.

Todos tuvieron sus razones para perder la paciencia. Hank y los del D.E.O. tuvieron que fumarse al ejército, comandado por el papá de Lucy Lane, que llegó para mandonear y poner a Supergirl a pelear contra un robot llamado Tornado Rojo.

¿Resultó Tornado Rojo ser tan trucho como en las fotografías? Bueno, la verdad es que en movimiento se disimulaba un poco, y las peleas entre él y la protagonista estuvieron impecables. Pero no pudo zafar de cierta truchez, por más que uno tome en cuenta el presupuesto televisivo (que, reitero, a la hora de la acción está muy bien aprovechado).

Supergirl T1E6 - ''Red Faced''

El robó, creación del doctor Morrow, no resistió un primer enfrentamiento contra Supergirl, que venía caliente por varios motivos. Uno de ellos: James Olsen recompuso su relación con Lucy, se llevan cada vez mejor y hasta la invitó a la noche de chiveo con ella y el lentorro de Winn.

Para peor, la llegada de una ultramisógina Mamá Grant nos sirvió para entender por qué la deliciosa y siempre desenfocada (por los camarógrafos) Cat tiene esas actitudes. Se produjo el famoso "derrame de caca" y la que ligó por estar cerca fue Kara. Así nadie le iba a sacar el enojo.

Para peor (2), en la noche de chiveo el James y la Lucy demostraron ser el uno para el otro y ganaron el juego de preguntas y respuestas, mientras que Winn lo único que logró fue poner en peligro la identidad secreta de Kara. "¡Esta es fácil! Tu primo... este... tu primo es muy fan de este superhéroe".

Cuestión que Red Tornado se escapó tras recibir la golpiza de nuestra heroína y quedó dando vueltas (y vueltas y vueltas) por la ciudad, para enojo de Sam Lane, que además estaba enojado con James porque no es suficientemente bueno como para ser novio de la nena. Y eso que no lo conoció cuando era un esmirriado que usaba moñita.

La primera en darse cuenta de que Kara tenía furia contenida fue Cat Grant, y solamente porque la rubia se sacó en el laburo y le habló como jamás le hablarías a un jefe si tu intención es mantener el empleo. Así que las chicas se fueron a tomar una (en el caso de Cat, más de una) y allí tuvieron la charla de moraleja de la semana, que siempre deja algo al espectador y no se compara a las charlas de moraleja de He-Man o G.I. Joe.

Cat le dijo, con razón y con bastante pena, que una mujer no tiene derecho a enojarse porque la van a tratar de loca. Una cosa es que Perry White tire una silla por la ventana (¿no había gente abajo?) pero si lo hace ella, sale en todos los diarios. Sí, hay más diferencias de trato entre hombres y mujeres que las que pensamos.

La mejor forma de sacarse de encima toda esa ira fue boxeando un automóvil, al estilo Street Fighter pero colgando como bolsa de arena. Olsen sí le pegó a una bolsa de arena y le recordó que los negros tampoco tienen derecho a enojarse. Se puede enseñar y entretener, chiquilines.

El intercambio sirvió para descubrir el motivo primigenio del enojo de Kara: ella es un extraterrestre y cree que nunca podrá tener una relación como la de James y Lucy.

Supergirl T1E6 - ''Red Faced''

No se distraigan, que Red Tornado sigue suelto. Alex Danvers tuvo que pedir ayuda a Maxwell Lord y allí se dieron momentos sumamente comparables a la relación entre Lois Lane y Lex Luthor... aunque Alex se vista como Black Widow. El magnate maldito la quiere conquistar pero sabe que ella sabe que es un sorete de campeonato. Igual le dijo que busque a Morrow, porque Red Tornado no anda solo, sino que está controlado por su creador. Por ahora.

Todo terminó en una pelea doble. Por un lado Kara vs. Red Tornado y por el otro Alex vs. el doctor Morrow. La segunda mató al segundo y eso desactivó al primero, aunque luego desarrolló conciencia y se rajó de ahí. Esperemos que vuelva buenito.

Antes de eso tuvimos un momento divino en el que Supergirl largó toda su furia contra el robó a través de los rayos de sus ojos, pero sin perder el control... aunque de acuerdo a la última escena del episodio, podría haber perdido otra cosa.

Al final casi todos aprendieron algo. Desde Cat, que enfrentó a su vieja, hasta Lucy, que mandó a cagar al viejo y se quedó en National City con el morenazo que ama. Solamente queda mencionar el tema de Papá Danvers.

Papá Danvers (de nuevo señalado como "tu padre" cuando Kara le habla a Alex, menospreciando su papel en la crianza de Supergirl) desapareció trabajando para los muchachos de D.E.O. y el último que lo vio con vida fue Hank "Ojitos Rojitos" Henshaw. ¿Será el responsable de su muerte?

Pam, pam, paaaaaaaaaaaaam.

Supergirl T1E6 - ''Red Faced''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3