Home Cine/TV Superman '78 y Batman '66

Superman '78 y Batman '66

Por el Cine/TV

Superman '78 y Batman '66La serie de Batman de 1966 es recordada por el humor y la exageración que tanto daño le hizo al hombre murciélago. Mi teoría, con la que me ganaré el odio de muchos, es que la película de Superman de 1978 tuvo el mismo resultado nefasto para el último hijo de Kriptón.

Superman '78 y Batman '66

Superman '78 y Batman '66Muchos de los lectores de cómics (y me incluyo) tenemos opiniones encontradas con respecto a la serie televisiva de Batman que se estrenara en 1966, con Adam West en el papel protagónico. Por un lado, le dio una popularidad al personaje como jamás la había tenido, pero por otro condicionó su imagen y la de todos los cómics de superhéroes durante años.

Es cierto que durante la Edad Plateada del cómic, Batman protagonizaba aventuras delirantes, viajaba a otros planetas y tenía a un duende disfrazado como él, llamado Batmito, que decía ser su más grande admirador. Así que no voy a achacarle al productor William Dozier el haber "inventado" una visión del hombre murciélago de la que costó décadas despegarse.

Aun hoy, gran parte de las notas acerca de superhéroes en la prensa no especializada tienen en su título alguna de las onomatopeyas que aparecían en pantalla cada vez que Batman y Robin se agarraban a las piñas con sus enemigos.

Mi teoría, que pone en peligro mi existencia debido al nutrido grupo de fanáticos de la película que voy a mencionar, es que la versión cinematográfica de Superman estrenada en 1978, que tuvo a Richard Donner en el sillón del director hizo el mismo daño al Hombre de Acero.

Las similitudes arrancan al principio, ya que ambas tienen temas musicales muy pegadizos, que quedaron ligados por siempre a cada uno de sus personajes (es cierto que el de John Williams lo hizo por su calidad, aunque el otro hizo que Homero Simpson cantara '¡Na-Na-Na-Na-Na-Na-Na-Na-Lí-der!').

Superman '78 y Batman '66De Batman ya lo sabemos, quedó claro, se habló al respecto y hasta se tomó como bandera, pero es hora de que aceptemos que Superman (la película) es "camp". No me refiero a los efectos especiales ni el vestuario de época, porque era esa época. Me refiero al humor y la exageración, que sin llegar a niveles del Batusi o el rey Tut, están presentes en todo el filme.

Basta con mencionar a la redacción del Daily Planet, que por momentos recuerda al sketch del hospital de "Poné a Francella", el tipo que le revienta la palanca en la espalda a Superman con un sonoro "¡Toing!" o el fiolo que le critica el traje. Si hasta tiene la escena de la escalada de edificio, protagonizada por un ladrón de joyas.

Sin embargo, el momento pedorrísimo in extremis de la cinta es para la poesía que dice Lois para sus adentros mientras vuela junto a Superman (agarrada de la mano y desafiando todas las leyes de la física). Creo que mi mente lo había anulado por vergüenza ajena, así que me sorprendió escucharla. Gracias Wikiquote por lo que viene a continuación.

Can you read my mind?/ Do you know what it is that you do to me?/ I don't know who you are./ Just a friend from another star./ Here I am, like a kid out of school./ Holding hands with a god. I'm a fool./ Will you look at me? Quivering./ Like a little girl, shivering./ You can see right through me./ Can you read my mind?/ Can you picture the things I'm thinking of?/ Wondering why you are... all the wonderful things you are./ You can fly./ You belong in the sky./ You and I... could belong to each other./ If you need a friend... I'm the one to fly to./ If you need to be loved... here I am./ Read my mind.

Por lo menos no tuvo que escribirlo, porque la Lois de la película tiene más faltas de ortografía que un niño criado por lobos.

Aquellos que se quejan acerca de las víctimas mortales del nuevo Superman, recuerden que en la original Clark Kent mata a su padre adoptivo. Si no me creen, vean el momento en el que el jovencito le dice "vamos papá, corre" a un viejo que (se había establecido) tenía problemas del corazón.

El mismo que años más tarde, luego de absorber un conocimiento infinito, le cuenta a Lois Lane CUÁL ES SU DEBILIDAD, para que el enemigo pueda aprovecharla. Por suerte el enemigo es un coleccionista de pelucas y de ayudantes incompetentes. ¡Mirá si fuera una mente maestra con verdaderas aspiraciones!

Esta película de Superman es la representación cinematográfica del Superman de la Edad Plateada. Pero con el tiempo la gente creyó que en los cómics todo seguía siendo así. Que Clark Kent hacía de tonto todo el tiempo (esta característica tuvo su regreso hace algunos años, pero durante décadas Clark fue un reportero confiado y exitoso, que ganó premios y conquistó a Lois Lane) y que Lex Luthor era un payaso obsesionado con los negocios de bienes raíces.

Y principalmente, instaló la idea de que Superman sonríe todo el tiempo, lo que le ganó la fama de "superhéroe buenudo". Superman se tiene confianza y quiere que el público no le tema, pero eso no le impide protagonizar escenas en las que atraviesa otra clase de emociones. Es más que el personaje bidimensional que nos pinta la película de Donner.

¡Na-na-na-na-na-na-na-na-Do-nner!

Superman '78 y Batman '66

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3