Home Cine/TV The Cabin in the Woods (2012)

The Cabin in the Woods (2012)

Por el Cine/TV

The Cabin in the Woods (2012)2012 es el año de no una, sino DOS películas maravillosas de Joss “yo-creé-Buffy-y-Angel” Whedon (descartemos su adaptación de Shakespeare hasta su estreno, pero le juego fichas). El que sepa un poquito nomás de cómics, pensará inmediatamente en “Avengers”. ¿La otra? Hay una pista en el título.

The Cabin in the Woods (2012)Fe de erratas: leer la oración anterior como “la pista ES el título”. “The Cabin in the Woods” (“La Cabaña en el Bosque”, 2012), película dirigida por Drew Goddard y co-escrita por él mismo y el Whedonator en persona, supo ver trancazos varios de producción y desarrollo que la demoraron más de la cuenta en lo relativo a su estreno cinematográfico. En nuestras costas (calculo que pasa lo mismo tierra adentro, nomás) el estreno de la cinta se demorará, como es posible intuir, más-menos 1-5 años, para ser anunciada en enero de 2017 como “megaestreno” que durará exactamente una semana en cartel.

Demos gracias a los Antiguos por el DVD, Blu-Ray y allegados. Demos gracias a los Antiguos por Amazon.

(Aclaro que agradezco por las dudas, no sea cosa que despierten los que moran debajo del océano y como castigo nos quiten nuestras pantallas planas y aparatos reproductores; ¡canten “ia-ia” conmigo, todos juntos!).

Como mencionábamos al principio de la reseña, sorprende un poco el paso accidentado de la película. Whedon nunca tuvo suerte con sus emprendimientos fílmicos, hasta Avengers, por lo menos. Después de la película que juntó a la primera plana Marvelita, Joss debe estar durmiendo en una cama hecha de filigrana de oro y diamantes africanos, con un teléfono satelital en la mesita de luz que filtra automáticamente las llamadas de los 200 productores hollywoodenses que lo deben llamar por día. Sin embargo, “The Cabin in the Woods” (de aquí en más, por siempre jamás, TCITW) es un producto tan redondo, tan bien concebido y ejecutado, que resulta imposible, una vez más, no pensar en los escollos casi insalvables que los creadores tienen que saltar para llevar propuestas originales a una industria que premia el conservadurismo.

The Cabin in the Woods (2012)Me imagino que la alternativa está en remar hasta el descorazonamiento cuando lo que está en juego son ideas originales, o en caso contrario pasar como torpedo lubricado por las postas de producción cuando se llevan a la mesa ideas estúpidas al estilo de “¿y si hacemos una película sobre el juego de la batalla naval, PERO CON ALIENÍGENAS ATACANDO A LOS ACORAZADOS Y ALGUNA CANTANTE POP DE TURNO?”. Ideas tontas, parecería, equivale (unas cuantas veces más de las que me gustaría) encontrar aceptación inmediata en los ejecuta-dinero de turno.

No hay justicia y varios lugares comunes adicionales.

TCITW arrancó como proyecto en 2009, co-creado y concebido por Joss y Drew Goddard, quien supo “cortar dientes”  como guionista en la séptima temporada de Buffy, varios capítulos de Angel, y unos cuantos guiones de Lost, Alias, e inclusive el de Cloverfield y su (futura) secuela. Drew es uno de los secuaces regulares de Joss, queridos por la fanaticada por su participación indeleble en las series de culto de Whedon, y tuvo su primer trabajo como director con TCITW.

El proyecto comenzó a filmarse a principios de 2009 y terminó en mayo de ese mismo año. Lamentablemente, MGM declaró bancarrota, cuestión que casi priva a esta película la posibilidad de llegar a salas. Ecos de Firefly, ecos de tanta cosa buena cortada prematuramente por las decisiones de turno o por los avatares (y no me refiero a los bichos azules pro-Green Peace) del destino.

The Cabin in the Woods (2012)Sin embargo, probablemente a raíz del éxito seguro que ya se avizoraba de Avengers, así como de reestructuras internas de la gerencia de la longeva compañía, TCITW vio su estreno definitivo en salas estadounidenses en abril de 2012. Unos meses después, llegó a DVD, Blu-Ray y todos esos medios de transmisión que tanto agradecimiento nos despierta hacia Nyarlathotep y compañía.

Resulta casi imposible mencionar demasiado de la trama de la película sin arruinar algunos de sus elementos argumentales centrales, por lo que solicitamos al lector (y a los que Duermen el Sueño de la Muerte) piedad por no adentrarnos demasiado en la misma. Nota aclaratoria previa: resulta sorprendente la cantidad de "historia" que meten Whedon-Goddard en una hora y media (desarrollo, trasfondo y cuestiones de color incluidas); se ve que cuando hay cosas para contar, el tiempo alcanza y sobra. El relato se centra en el fin de semana de vacaciones de un grupo de amigos universitarios (¿les suena?) en una cabaña perdida en medio de un bosque cercano a un lago (¿les suena?), que esconde secretos macabros y potencialmente mortales (¿les suena?). Los cinco amigos están encabezados por Cris Hemsworth, a quien Whedon conoció durante esta filmación, cuestión que le permitió sugerirlo como posible actor principal para Thor, a punto de ser filmada por Kenneth Branagah. Los impetuosos muchachitos deciden dejar de lado el mundanal ruido, para adentrarse en lo profundo del bosque a hacer las cosas que generalmente hacen los jóvenes en estas situaciones (a saber: bañarse en el lago, tomar mucho, fumar sustancias a punto de ser legalizadas por el gobierno, tener sexo, etc.).

The Cabin in the Woods (2012)Como todo el mundo sabe, estar en medio de la nada con un grupo de jóvenes amigos sobre-excitados conduce, indefectiblemente, a muertes horrendas de todo tipo y color.

El subtexto es siempre el mismo: ser joven es prácticamente un pecado, por el que hay que pagar con la vida. Más si sos rubia y bonita. Más si sos un atleta. Más si tenés el poco sentido común de investigar la lucecita que se apaga en el sótano oculto, o sugerís separarte para “cubrir más terreno”. Clichés, lugares comunes, los mil y un trucos recurrentes de un género que hacía tiempo que no veía intentos premeditados por renovarse en su encanto primigenio y básico de “asustar” al espectador.

El género terrorífico, hoy en día, es poco más que gore, serruchazos en la pierna y bichos descontrolados.

The Cabin in the Woods (2012)Lo interesante de TCITW es que es una película enormemente meta. Como mencionaron alguna vez Whedon y Goddard, la película es un homenaje a las cosas que les gustan del género y una condena a las que no. Los climas están perfectamente logrados, la fotografía ayuda a generar una tensión más que palpable, los sobresaltos son esperados y ciertamente predecibles pero no por esto tontos o sin sentido. Sin embargo, los jóvenes de esta película no son estúpidos. Para poner un ejemplo, la clásica noción de “separarse” como reacción a situaciones de lo más sangrientas, encuentra en TCITW su orgien en agentes externos que nada tienen que ver con las capacidades cognitivas limitadas de los dudosos homo-sapiens en cuestión. En esta película, cuando la gente empieza a caer y la muchachada se separa, no es por estupidez, sino por condicionamiento externo. En cierta forma, TCITW explica por qué los personajes cometen esas estupideces que llevan al espectador a decir “¡no, NO, NOOOOOO!".

Whedon-Goddard van más allá del simple homenaje al género, por más que desfilan por TCITW varias referencias explícitas a mojones del género como “Friday the 13th”, “Halloween”, “Hellraiser”, “Reanimator”, etc.  La dupla le busca y encuentra una explicación argumental a tanto descuartizamiento y derramamiento de sangre, que funciona en tanto cierra magistralmente el abanico de motivaciones en el universo narrativo de TCITW. Por ahí hay cuestiones referenciales a conspiraciones ya no locales, sino globales, que son tratadas con un dejo de mundanidad y humor recurrente que extrañan al espectador y lo alejan y enfrentan a los mil y un lugares comunes de género del terror. También hay puntos de conexión literarios varios, con ecos, por ejemplo, de los "Atrocity Files" de Charles Stross y sus "oficinistas-contra-Cthulhu" en el desarrollo de algunas subtramas de la película.

The Cabin in the Woods (2012)Para los buffyadictos, desfilan por TCITW un par de alumni que despertarán un lagrimón en quien los asocie con su contrapartida interpretativa habitual. Para los acostumbrados a los patrones recurrentes de Whedon, TCITW hace gala de los mismos sobresaltos salvajes y humor explosivo que encierran sus creaciones más consagradas. La resolución final es particularmente interesante, en una especie de pieza de puzle ulterior que encaja en lo que ya aparece insinuado en los créditos de apertura.

No es en vano que el afiche promocional de la película muestra una casa rearmándose al mejor estilo de un cubo de Rubik. TCITW es un rompecabezas terrorífico que demanda participación activa del espectador, quien sufre tantos momentos de extrañamiento “meta” como los protagonistas. Por supuesto, cuando hablamos de película de horror "meta" es natural que la primera comparación sea con las Scream de Wes Craven. En el caso de estas últimas, la reflexión es más "en la cara", explícita, a veces rompiendo la cuarta pared. En el caso de TCITW los homenajes y desgloses son mucho más sutiles, pero no por ello menos efectivos o evidentes. Para la producción de Whedon y Goddard, el premio existirá en función del amor del espectador por las películas de terror, así como de su devoción por las historias de loquitos enmascarados que descuartizan adolescentes en topless, que tantos viernes de noche supieron hechizarnos en nuestros años mozos.

The Cabin in the Woods (2012)El resultado final: una de las mejores propuestas de terror de los últimos años, con Whedon en plena forma, acompañado perfectamente por un Goddard al que va a haber que seguirle la pista como director. Buenas actuaciones, suspenso, humor y terror, un resultado final que deja hablando al espectador sobre la propuesta de la película.

Al fin y al cabo, ¿de esto se trataba el género del terror, no? El enfoque será más bien posmoderno y referencial, pero la contundencia del resultado es innegable. Whedon está en su mejor momento como creador y por suerte el público en general se está empezando a dar cuenta.

Ineludible.

The Cabin in the Woods (2012)

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3