Home Cine/TV The Flash T1E13 - "The Nuclear Man"

The Flash T1E13 - "The Nuclear Man"

Por el Cine/TV

The Flash T1E13 - The Nuclear ManPasaron 19 minutos hasta que apareció el traje de Flash por primera vez y apenas si se lo volvió a ver un ratito en todo el episodio. El elenco, encabezado por Barry Allen (de civil) le tiene bien tomadas las riendas a la serie y este divertido episodio picó bien alto.

The Flash T1E13 - The Nuclear Man

A menudo señalo que, de las dos series del Arrowverso, la que encabeza Oliver Queen es la mejor, o la que más me gusta, que para el caso de las reseñas es más o menos lo mismo. Digo que ya lleva tres años, que el elenco se ha ampliado a buen ritmo y que los guionistas saben bien lo que hacen.

El episodio 13 de The Flash deja en claro que su hermana menor está dando dura pelea. No me atrevo a decir que se trate del mejor capítulo de la temporada, pero posiblemente esté allá arriba. Y la palabra clave para este desempeño fue "diversión".

Pese a lidiar con un hombre a punto de suicidarse para no causar una explosión nuclear que mate a miles de personas, The Nuclear Man fue un episodio con momentos muy divertidos, especialmente en relación a la vida sentimental de (my name is) Barry Allen.

Todo comenzó con el joven preparándose para una cita con Linda Park. Las cosas se dieron más o menos como podíamos esperar, con Barry debiendo abandonarla en un par de ocasiones para ayudar a la policía. Por suerte, cada una de esas ocasiones duró un par de segundos.

La cita terminó con un par de besos y en ese momento anoté en mi libretita ayudamemoria: "que me perdone Iris, pero esta es la muchacha para él". Dios no permita que alguien encuentre mis libretitas rellenas de frases como ésta.

Mientras se planeaba un segundo encuentro, el tipo que resultó de la unión de Ronnie Raymond y Daniel Stein dejó malherido a un conocido de este último, quedando en la mira del Team Flash. "Cazamos metahumanos por menos que esto", dijo Wells con razón. Tanto Caitlin como la señora Stein fueron las que más sufrieron el juntazo. Por la falta de intimidad con sus parejas, ¿vio?

En flashbacks descubrimos algunos detalles de Stein el día en que reventó el acelerador de partículas de S.T.A.R. Labs, incluyendo una divertida charla con el protagonista de la serie. Después nos enteramos de que eso de tener a dos monos adentro de uno es un peligro y que en cualquier momento puede volar todo a la mierda.

Volvamos a la vida sentimental de Allen, que incluyó un atisbo de su vida sexual, porque a Linda le pareció bien la idea de salir por ahí pero mejor le pareció quedarse en casa y bailar un mambo horizontal. El chico no tuvo oportunidad de demostrar si es el más rápido del mundo para todo (doy pelea) porque le volvió a sonar el celular y dejó a la damisela en paños menores. Difícil que te perdone, botija.

Más difícil aún, si ella comenta el asunto con Iris West, la que se mudó con el bueno de Eddie y siempre consideró a Barry como "un amigo", y la hija de Papá West le dice "es que todavía anda penando por otra, necesita un tiempo". ¡Hija de puta! ¿Cómo quieren que hinchemos por vos después de esto? Decile a los guionistas que es culpa de ellos, pero a partir de ahora estás en mi lista de mala fe y te va a costar salir de ahí.

La hortelaneada no solamente le costó mi cariño sino el de Barry, que no se lo tomó bien y tuvo que aclararle que ya no la ama.

Mientras tanto seguía el asunto de Firestorm (¿puedo escribirlo sin los puntos? Me embola un poco). La forma segura de detener la explosión era matando al explosivo, así que Wells ya andaba parado en su guarida secreta con su anillo de Flash y una pistola para Nismanear al Hombre Nuclear.

The Flash T1E13 - The Nuclear Man

Y hablando del Flash Reverso y de la palabra "diversión", tuvimos un gran emparejamiento esta semana, con Papá West pidiendo prestado a Cisco para una investigación secreta: revisar la escena del crimen de Mamá Allen en busca de nueva evidencia. Ahí el Bautizador se enteró de las sospechas de Ojitos Llorosos sobre el capo del laboratorio. No le hizo mucha gracia.

La consiguieron con ayuda de una técnica de capturar imágenes guardadas en superficies reflectantes que la vi alguna vez en el cómic así que me parece genial. De este modo encontraron sangrecita de los dos tipos que andaban corriendo superrápido hace quince años en ese lugar y (obvio) el análisis de una de ellas dio que Barry estuvo ahí, pero de grande. ¿Es que todavía lo dudaban?

El affaire Firestorm terminó con un momento de altruismo de Wells, o de cálculos en medio de su plan maestro. Lo importante es que él sigue siendo un foco de interesante complejidad en la serie. Sacrificó el aparatejo robado en el episodio de Flash Reverso para ayudar a construir una máquina que controle los poderes nucleares y al mismo tiempo forme el logo del uniforme que tenía en los cómics. Explotó igual, o no, eso quedó picando para el episodio que viene.

Lo que dejé para el final fue la resolución del asunto Linda Park, porque arranqué con diversión y así quiero terminar. Barry llegó hasta el diario en el que trabaja esta muchacha (y otra cuyo nombre es una parte del ojo) dispuesto a reconquistarla. Para ello comió un ají megapicante pero no importó porque logró convencerla de darle otra oportunidá y eso vale más que cualquier ají del mundo. Mientras tanto, Iris miraba de lejos.

¡Tomá, Barney!

The Flash T1E13 - The Nuclear Man

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3