Home Cine/TV The Flash T1E3 - "Things You Can't Outrun"

The Flash T1E3 - "Things You Can't Outrun"

Por el Cine/TV

The Flash T1E3 - Things You Can't OutrunMientras Barry Allen se pelea contra una versión del Tío Lucas que puede transformarse en gas venenoso, veremos el sacrificio de Ronnie Raymond el día que reventó el acelerador de partículas, anticipando la aparición de uno de los héroes más poderosos y peor vestidos de DC Comics.

The Flash T1E3 - Things You Can't Outrun

El espectador de The Flash comienza a ponerse cómodo y entender el "funcionamiento" de la serie, lo que puede ser un arma de doble filo para aquellas ficciones episódicas. No hay caso, no nos conformamos con nada.

Después de tres envíos es más fácil meternos en la cabeza de Barry Allen, el joven que adquirió supervelocidad en un extraño accidente. Lo suyo es hacer el bien, ayudado por el equipo del laboratorio responsable de la repartija de poderes y con el apoyo moral de su figura paterna, cuya hija es el amor imposible del corredor. Detrás de todo eso está el misterio de la muerte de su madre (la de Barry) en un hecho "imposible", o al menos así parecía antes de que los metahumanos llegaran al mundo.

Con este marco, se suceden los enfrentamientos entre Flash y tipos que recibieron habilidades y las utilizan para el mal. Esto puede ser rápidamente catalogado como "el metahumano de la semana", siempre y cuando cataloguemos a las tramas de CSI como "los dos asesinatos de la semana". La fórmula en sí no implica una repetición, siempre y cuando los guionistas tomen riesgos narrativos y creativos.

El de esta tercera semana todavía se parece a los anteriores, quizás porque los protagonistas siguen aprendiendo acerca de sus enemigos. Quiero creer que dentro de un mes no les llamará tanto la atención un tipo "que puede transformarse en X" (siendo X lo que usted quiera) y el conflicto estará más en el enfrentamiento y la contención; esto último es algo que tuvimos por primera vez y que aportó a la mitología de la serie. ¡Prisión meta-humana! ¡Woo-hoo!

Volviendo al "villano", los poderes de cada uno de ellos están relacionados con sus actividades al momento de la explosión del acelerador de partículas. Kyle Nimbus estaba siendo ejecutado en la cámara de gas, así que Mist (bautizado por Cisco, obviamente) puede transformarse en gas venenoso y matar a sus enemigos.

Barry tuvo un primer enfrentamiento en el que fue derrotado por Nimbus, para lograr la victoria cerca del final del episodio, como corresponde. Aquellos que estamos acostumbrados a leer el cómic de Flash (cualquiera de ellos) o verlo formar parte de la Liga de la Justicia sabemos que probablemente sea el personaje más poderoso del Universo DC, pero sus historias carecerían de sentido si no cometiera errores y recibiera una tunda cada dos por tres. Así que no hay que enojarse (mucho) por ver al Tío Lucas Nimbus esquivando golpes y conectando un par de trompadas.

En lo que no tuvo que ver con el maloso, vimos a Iris West entusiasmada con la mancha roja que recorre la ciudad, que no es otra que el amigo que con su dinero permite que disfrute de un refresco carbonatado sabor naranja. Ella, mientras tanto, continuaba su relación "secreta" con el compañero laboral del padre, secreto que terminó justo a tiempo porque se venía estirando tanto como la nariz de Ralph Dibny.

Por cierto, nomino a Elongated Man como "personaje que debería aparecer en la serie junto a su pareja Sue y así los lectores de DC Comics olvidamos los trágicos hechos acaecidos sobre ellos".

The Flash T1E3 - Things You Can't Outrun

A un ritmo más lento se mueve el caso de la muerte de Nora (Mamá) Allen, crimen por el que el papá de Barry está sopre desde hace como catorce años. Esta vez tuvo la visita de Joe, quien se emocionó al verlo, aunque a esta altura creo que Joe tiene un tema de humedad en el globo ocular porque siempre está con los ojitos llorosos.

No hay que olvidarse del otro gran protagonista de la semana: Ronnie Raymond, novio de la cerebrito Caitlin, quien salvó la vida de muchas personas en S.T.A.R. Labs y tuvo su trágico final en la típica escena de "quedé del otro lado de la puerta". Al menos en esta serie no son como en Godzilla, o Barry Allen aparecería diez segundos por episodio y visto desde unos monitores.

No lloren por el joven que sacrificó su vida, ya que volverá lleno de poderes, con el pelo prendido fuego y (ojalá me equivoque) con un traje tan feo que ni José Luis García-López pudo hacer mucho con él.

Para el final, como siempre, quedó el doctor Harrison Wells, quien no tuvo que utilizar el poder de pararse una vez cada cuarenta y cuatro minutos porque su "chanchada" fue en un flashback. Allí volvió a quedar claro que en mayor o menor medida estuvo detrás de la creación del hombre más rápido del mundo. La necesidad tiene cara de hereje. Nos vemos en menos de lo que canta un rayo.

The Flash T1E3 - Things You Can't Outrun
Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3