Home Cine/TV The Flash T2E3 - ''Family of Rogues''

The Flash T2E3 - ''Family of Rogues''

Por el Cine/TV

The Flash T2E3 - ''Family of Rogues''La familia Snart salió torcidita porque Papá Snart no fue el tutor (tutor, como el que sostiene a las plantitas, ¿en-tien-den?) que sus hijos hubieran deseado. Lo mismo podría decirse de Mamá West, aunque Ojitos Llorosos hizo bastante por la nena. ¿No entendiste? No mirás The Flash.

The Flash T2E3 - ''Family of Rogues''

Algunos episodios de The Flash son más temáticos que otros. En los menos, tenés al Equipo Flash solucionando alguna rispidez personal mientras el villano de la semana puede transformar todo lo que toca en caca (como yo cuando agarro un lápiz). En los más, tenés capítulos como el de esta semana, que fue sobre PAAAAAAAADRES. Así, con mayúsculas y estirando la A.

Los protagonistas fueron dos padres recién llegados a esta ficción. El primero se llama Lewis pero de aquí en adelante le diremos "Papá Snart". Como su apellido lo indica, es el progenitor de Lenny (Captain Cold) y Lisa (Golden Glider), y responsable de que ambos se hayan convertido en pilluelos. Una vez más, la crianza incide en el resultado final.

Papá Snart es presentado como un sorete de primera categoría, amante del buen trago y del exceso de violencia con los nenes, como atestigua una cicatriz de su hija. Con pocos minutos en pantalla uno aprende a odiarlo con todas sus fuerzas y en parte es responsabilidad de la actuación (y esa cara que Dios le dio) de Michael Ironside, flor de elección para esta clase de personaje.

A diferencia de sus hijos, el veterano no tiene códigos. Es cierto que cuando Lenny llegó a la serie tampoco se preocupaba por el bienestar de las víctimas de sus fechorías, pero un poco por transar con Flash y un poco por tener un resabio de humanidad, aprendió a ser malo con algunas reglas.

A su regreso en Central City, papo plantó una bomba en la cabecita de la nena y con esto obligó a que el nene lo acompañara en sus nuevas aventuras delictivas, utilizando esa coqueta arma de frialdad. La misión de (my name is) Barry Allen fue infiltrarse en esa pequeña organización criminal para impedir que la quedaran ciudadanos inocentes. Y Lisa, de paso. Que Cisco se pondría triste si le explota la capochita.

Lo mejor de toda esta mescolanza de buenos y malos fueron las escenas entre Barry y Lenny, que demuestran que existe un universo superheroico tan rico como para tener a un héroe y un villano conversando en un pool sin máscaras en el rostro. Y aclarar quién es el malo (el que se va sin pagar).

Lo peor de toda esta mescolanza también estuvo en esas escenas, aunque de manera más sutil. Detrás de todo, queda la sensación de que Barry está un poquito obsesionado con la "bondad" que existe en el fondo de Captain Cold, casi como una persona que piensa que a su pareja "la va a poder cambiar", para desilusionarse una y otra (y otra vez). ¿A cuántos congelamientos está el señor Allen de darse cuenta de que está en una relación enfermiza?

El clímax del episodio estuvo cuando Cisco le removió la bomba justo a tiempo para impedir que Papá Snart escapara de la escena de su último crimen. Claro que al saber que su hermana se encontraba a salvo, el Capi aprovechó y congeló a su progenitor hasta la muerte. Tranquilos, Barry lo fue a visitar a la prisión, porque bla bla bla lo puede cambiar.

The Flash T2E3 - ''Family of Rogues''

La otra protagonista de PAAAAAAAADRES fue la madre de Iris, Francine, que de aquí en adelante llamaremos "Mamá West". No se había hablado mucho de ella, pero todos asumíamos que se había vuelto una con la Speed Force. Pero no. El bueno de Papá West nos tenía engañados.

Mamá West tuvo sus encontronazos con las sustancias adictivas y perdió por nocaut. Un día, emparrulada hasta la croqueta, se fue de la casa y no la vieron más. En lugar de decirle a la nena que su vieja estaría perdida en alguna casa de crack, optó por fingir su muerte. ¿Y la tumba? ¿El certificado de defunción? Muchachos, vamo' arriba. Hace un rato andaba Golden Glider caminando lo más pancha por S.T.A.R. Labs. Relájense y gocen (versión arrowverso del "Esto es Gotham").

La señora volvió a la ciudad, no sabemos qué tan rehabilitada, y Papá West hizo lo posible para provocarle una recaída, ofreciéndole plata y negándole la posibilidad de ver a la nena. Al final claudicó, siguiendo los consejos de Barry. Pero antes debía contarle a Iris la verdad.

Una Iris que volvió a sumar puntos en el despoochiómetro, en especial durante la primera escena del episodio. Allí se la vio muy Lois Lane (en el mejor de los sentidos), arriesgando su vida por una nota y salvándose con la ayuda de los superpoderes de su mejor amigo. Sin acercarse al estereotipo de la damisela en peligro.

Y su reacción ante el secreto guardado por Papá West fue mejor que la de una Thea Queen, aunque a la pobre le mienten tanto que ya es difícil recordar qué sabe y qué no. Suerte que se lo tomó bien, porque "Ojitos Llorosos" West estuvo por deshidratarse en este episodio.

The Flash T2E3 - ''Family of Rogues''

Debo mencionar otras cosillas que ocurrieron en este episodio, la mayoría de ellas dentro del laboratorio. Jay Garrick y el Equipo construyeron un Speed Cannon para mantener abierto el pasaje entre la Tierra-1 y la Tierra-2 (y me cosquillea el bajo vientre de solo escribirlo). Esto hubiera permitido que Jay regresara a su mundo, pero la pobrecita de Caitlin le pidió por favor que se quedara, ya que sin él su personaje es más prescindible que una camarera de Jitters. Y se quedó. Por ahora.

Mientras tanto, el profe Martin Stein sigue demostrando que le falta su otra mitad, la que sea, para mantener a raya al poder de Firestorm. Le pronostico un futuro negro (porque vi unas fotos).

Y como el Equipo Flash tiene momentos de debilidad (mental), dejaron un enorme agujero que da a otro mundo abierto y sin supervisión. Así que era cuestión de tiempo antes de que alguien cruzara. No, alguien no. Harrison Wells, OBVIO.

Se nos fue otro episodio, con algún cambio respecto del clásico "villano del acelerador/villano de Tierra-2". No puedo irme sin mencionar a la deliciosa Patty Spivot, que apareció dos veces en el episodio (¡de civil!), le dio su número de teléfono a Barry de la forma más torpe posible y nos convenció de que el amor puede llegar sin importar la velocidad. Con esta poesía me despido.

The Flash T2E3 - ''Family of Rogues''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3