Home Cine/TV The Flash T2E9 - ''Running to Stand Still''

The Flash T2E9 - ''Running to Stand Still''

Por el Cine/TV

The Flash T2E9 - ''Running to Stand Still''Ni siquiera Mark Hamill como el jokerísimo Trickster pudo luchar contra una trama normalita y alguna subtrama demasiado predecible. El que tuvo que ponerse los ojitos llorosos y llevarse puesto el episodio fue Papá Joe West, el padre que todos quisiéramos tener.

The Flash T2E9 - ''Running to Stand Still''

Hay que llevarse a Joe West a otra habitación, darle un abrazo y agradecerle por haber salvado, él solito, al episodio navideño de The Flash. Papá Joe y su par de ojitos vidriosos lo hicieron sin ayuda de ningún personaje más.

Tuvo un trabajo difícil, porque la trama central de la semana no estuvo a la altura de los mejores episodios de la serie, pese a que arrancó con toda la fuerza. Si un enemigo es peligroso, mucho más lo serán tres.

El Weather Wizard rescató de prisión a Captain Cold y al injustamente subutilizado Trickster (Mark Hamill tiene que tener mucho tiempo libre, no me digan que volvió a trabajar en cine) en una escena que fue un despliegue de buenos efectos especiales televisivos.

Sin embargo, el trío de "Rogues", como se los conoce en el cómic, dejó que desear. Quizás porque de primera Cold no cuajó con ese par de asesinos (prometió a Barry Allen que no mataría más) y los dejó tirillas. Por suerte, en una última aparición antes de reaparecer en Legends of Tomorrow, se coló en la casa de nuestro héroe y le tomó la chocolatada.

Hubo un montón de "buenos momentitos", pero la pobre de Patty Spivot tuvo su peor aparición desde que llegó a la serie, en el repetidísimo plot del policía que quiere vengarse del asesino de un pariente y que TODOS sabíamos que se iba a encontrar al final del episodio y que Flash tendría que hablarle para que no matara al villano.

Desde el momento en que todo pasó como anticipábamos, sonó a muy repetido.

The Flash T2E9 - ''Running to Stand Still''

Ese momento de "discurso para abrir tu corazón y que no arruines tu vida" llegó después de que a Barry le dieran para tabaco y el velocista se dejara pegar, o el Trickster reventaría un centenar de regalos, matando a un centenar de familias a lo largo de Central City.

La solución llegó de parte del Team Flash, con una Caitlin que volvió a tener alma gracias a su romance con Jay Garrick, Cisco que apareció muy poquito (y eso lo sufre el episodio y el espectador) y Harry Wells que se va definiendo como el sorete querible que fue su antecesor.

El plan fue ridículo hasta para Flash y estoy seguro de que podrían haber encontrado una mejor forma de explicarlo, en lugar de ese "magnetismo" que juntó a todos los regalos en la anomalía y salvó la vida de todos, en el momento más Doctor Who de las dos temporadas.

Mencionaba a Harry Wells y hubo otra subtrama que pudo resolverse mejor con un poquito de ayuda de los guionistas. En tres momentos del episodio (al principio, en el medio y después), Zoom se encontró con Harry y lo apuró con respecto a una decisión que tenía que tomar.

Ahora bien: ponele que vi el episodio un poquito dormido, pero en la primera no me quedaba claro si era un sueño (por lo descolgado), luego si ya sabíamos lo que le había planteado (en algún episodio anterior y no lo recordaba) y al final me pasó como con Patty: la "revelación" era tan obvia que ni gracia tenía. Ayudame a robarle la velocidad a Flash. Duh. Las "colitas" de los episodios suelen tener un mínimo de emoción y esta falló por completo.

The Flash T2E9 - ''Running to Stand Still''

Por último, el discurso de Barry mirando al Harry nuevo como si fuera el viejo y "perdonándolo" tampoco me funcionó. Y daba la sensación de que lo prepararon para que funcionara.

Contra todo esto, teníamos a los dos globos oculares de Papá Joe. Todo empezó con la nena Iris arrepentida de no haberle contado al viejo que tenía un bepi. ¡Él estuvo años diciendo que tu vieja estaba muerta! No le debés nada. De hecho yo le sacaría un cero kilómetro para la Navidad.

En fin, que cuando se lo dijo, los ojitos de Joe se pusieron en un nivel de llorosidad inédito en la historia de la humanidad. Él siempre había querido un hijo varón para darle el reloj de su padre... que al final (¡bien!) se lo terminó dando a Barry en otro momentazo.

Más allá de todo esto, la hija de puta de Iris sabía que cada vez que decía "Wally West" nos tocaba en la fibra más íntima a los geeks que seguimos la serie. Y por eso lo repetía... y nos tocaba de nuevo.

El empate llegó en la hora. Sufrido. No tan inesperado, pero igual fue un golpe en la quijada. Porque ese personaje tan querido del Universo DC hizo su primera aparición en la cena navideña de Papá Joe y todas las flores de mi cerebro se abrieron al unísono mientras las arpas sonaban de fondo.

Papá Joe, querido, el pueblo está contigo.

The Flash T2E9 - ''Running to Stand Still''

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3