Home Cine/TV The Following T2E3

The Following T2E3

Por el Cine/TV

The Following T2E3El ejercicio de esta semana para sobrevivir al episodio fue imaginar que la acción está situada en Ciudad Gótica. Kevin Bacon no es Ryan Hardy sino Batman, quien desde hace un año sigue obsesionado con el Guasón, mientras sus secuaces cometen crímenes.

The Following T2E3

La primera mitad de este tercer episodio venía a ritmo cansino, estableciendo de nuevo los mismos grupos de poder que en semanas anteriores (los hermanos Macana y la francesa, los viejos followers, Joe y sus chicas sureñas), así que me puse a divagar a partir de una frase.

"Si yo muero, tú mueres", le decía el malísimo Joe Carroll a Ryan Hardy en un gran cliché con forma de sueño que abría el episodio. Y ahí se me prendió la lamparita: Hardy y Carroll son como Batman y el Guasón.

Síganme la corriente (es eso o hablar de lo poco que pasó). Una vez que trasladamos la historia a Ciudad Gótica, podemos trazar algunos paralelismos entretenidos. O al menos más entretenidos que lo que iba pasando en el televisor.

Ahora sí, The Following cuenta la historia de Batman, quien lleva un año desde la última aparición del Guasón (Joker en inglés, pero a Carroll le va mejor el "Guasón"). Todos creen que murió en la explosión del faro de Ciudad Gótica, pero varios de sus secuaces siguen escondidos entre la gente y haciendo de las suyas.

Ya conocimos a los gemelos Tweedledee y Tweedledum, quienes matan gente usando máscaras del Guasón para hacerlo reaparecer. Por otro lado está Emma, nuestra Harley Quinn, la groupie número uno del asesino serial, quien busca desesperadamente a su "pastelito".

Lejos de todo este ruido está el Guasón, quien vivió un año en el sur y casi olvidó lo que es andar matando gente. Pero no del todo.

Cuando comenzó este capítulo, los tres grupos andaban cada uno por su lado, mientras que Batman esquivaba a la policía de Ciudad Gótica y trataba de proteger a la señorita Gray, que vendría a ser una Silver St. Cloud de los cómics.

Sin embargo... ¡Shyamalan! La damisela en apuros no era tal. Si fuera un cómic de Batman, ella sería Clayface, el monstruo que cambia de forma (como es The Following, seguramente aparezca el video de la prisión en donde estaba encerrado Carroll y se descubra que él y la señora Gray se casaron en una ceremonia con todos los prisioneros de invitados, o algo menos sutil).

Vale la pena volver a la historia original, porque en la segunda mitad pasaron cosas. No solamente Gray resultó ser mala, algo que no debería sorprender, sino que tuvo una divertida conversación telefónica con Ryan antes de subirse al auto de los hermanos Macana y que uno de ellos la llamara "madre". ¡Doble Shyamalan!

El grupito se juntó con Emma, única sobreviviente de los fologüers originales (la policía hizo bien las cosas esta semana, aunque con excesiva brutalidad), mientras que Joe decidió dejar su vida pueblerina atrás y emprendió su regreso a la civilización.

Así pasó otra hora de The Following, de la que se rescata la segunda parte, en la que la trama se movió. Que no es poco.

The Following T2E3

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3