Home Cine/TV The Following T2E5

The Following T2E5

Por el Cine/TV

The Following T2E5The Following parece estar en un punto similar al de la temporada anterior, aunque la casa de Joe Caroll tenga mucho menos seguidores y Ryan Hardy esté trabajando por fuera de la ley (y para vengarse). No sé, iba a poner algo bueno acá pero no se me ocurre.

The Following T2E5

El capítulo comienza con una imagen fuerte. Joe Carroll se está sacando la barba gigante que había criado durante los últimos meses, dejando al espectador (otra vez) total y completamente hipnotizado con el grano que tiene al lado de la nariz.

La afeitada nos termina de convencer de que estamos viendo algo demasiado parecido a la temporada anterior: Joe escondido en una casa junto a un montón de followers. Sin embargo, el refrito ni siquiera sube la apuesta. Lo rodean tres gatos locos, comandados por Lily, que vendría a ser la Vieja de los Gatos.

Por lo menos en este episodio nos enteraremos de qué va la cosa con ella, pero antes tendremos que sufrir un montón.

Hay que reconocer que también hubo un par de buenos momentos, como cuando la sobrina de Ryan Hardy noqueó a la francesa y se anotó un triunfo para el Team Hardy. El segundo punto a favor fue Kevin Bacon acordándose de que lo suyo es por venganza y metiéndose por un rato en la piel de Jack Bauer.

Todo se derrumba en un instante, cuando la leal francesa decide desembuchar lo que sabe, manda a Ryan por fruta semi podrida y se saca las esposas haciendo una cosa rara con los dedos pulgares. Típico de The Following: si por esas casualidades los buenos consiguen algo, lo pierden enseguida.

En más de una oportunidad me encontré gritando "MATALA/O, PONELE UN POCO DE CALDO A ESTA SERIE", sin importar si el matador era bueno, malo, policía, villano o asesino serial. No era por alimentar mi alma sádica sino por avanzar la trama un poquitito.

Hubo algunas muertes (incluyendo la apuñalada que murió más rápido en la historia de la ficción televisiva) pero volvió a quedar claro que Ryan y su sobrina son muy pocos como para derrotar a los malos. No es que el FBI ayude, pero al menos los personajes deberían preverlo.

The Following T2E5

Los únicos que parecían estar conscientes del quilombo en el que se encontraban eran Joe y su fiel escudera, Emma. Imaginate lo piruetas que son los habitantes de la casa (empezando por los hermanos Macana) que ella le advirtió al loco lindo de Carroll que tuviera cuidado. Y con razón.

Al final del episodio tuvimos la revelación acerca de Lily. Había dos caminos posibles: podría tratarse de la pariente de algún fiambre de Carroll decidida a vengarse, o una fanática que solamente quería dejarlo trabajar tranquilo. También había otro montón de caminos, mucho más creativos, pero era obvio que la serie ni se acercaría a ellos.

Nos quedamos con el segundo camino, el que transformó (al menos por ahora) a Lily (¿se llamaba Lily? Me embola chequear) en la MECENAS DE LA MUERTE, así con mayúsculas para que quede más terraja.

Esta pirucha de campeonato le dejó una víctima a Joe para que haga eso que siempre hace y cuya motivación sigue siendo confusa después de decenas de episodios: matar gente.

Por supuesto que le sigue el cliché del asesino cachondo, que se revuelca con Lily (o como se llame) mientras ambos se enchastran con la sangre de la piba que acaba de espichar. Mientras tanto el FBI se come los mocos, Ryan se come los mocos y este espectador se acerca con cariño el dedo índice a la narina izquierda.

The Following T2E5

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3