Home Cine/TV The Following T2E8

The Following T2E8

Por el Cine/TV

The Following T2E8Los miembros de la secta de Micah tendrán unos uniformes horribles, el riesgo de morir a cada instante y un líder tanto o más paparulo que Joe Carroll. Pero tienen su discoteca en el medio del bosque y eso justifica cada uno de los pesares que soportan semana a semana.

The Following T2E8

La primera temporada de The Following tuvo sus problemas, pero uno de los más evidentes a simple vista era Joe Carroll. Este profesor universitario devenido en asesino serial había logrado que decenas de personas se unieran a su causa, algo difícil de creer para los espectadores, ya que Joe es un paparulo, pésimo escritor (lo reconoció en la segunda temporada) y sus ideas sobre la belleza de la muerte nunca quedan claras.

Pues bien, como la serie continúa con el pasatiempo semanal de sumergirse en el lodazal de lo ridículo, podemos decir que la personalidad de Carroll es hipnótica si la comparamos con la del mega paparulo de turno: Micah, mezcla de David Koresh con Willy Wonka, cabecilla de una secta que mezcla rituales satánicos, uniformes de colores y una discoteca construida en medio del bosque, con decoraciones de estrellas y un DJ.

Este Kampamento Krusty, con gente enjaulada y todo, ocupó gran parte del octavo episodio. Micah parece que realizó un curso de marketing por correspondencia y ahora tiene ínfulas de gran líder de secta. Está en busca de la diferenciación de su producto y cree que Joe se la puede dar.

Para cuando termine la hora, el (nana nana nana nana) líder habrá repartido unas ostias con droga y varios sectitos sacaron pasaje para el otro lado, sin saber lo que estaban haciendo.

The Following T2E8

Con esto solamente contamos la mitad de las cosas horribles que pasaron en esta ocasión. Del otro lado, del lado de los buenos, todo comenzó con el entierro del padre de Mike. Allí entraron en acción dos personajes: la Periodista Fisgona y el Negro Rada Lampiño, capo del FBI. Este último le dijo a Ryan Hardy que apoyaba todo lo que estaba haciendo, que si necesitaba algo que avise, que es un crá, que estuvo bien en Footloose, en definitiva SE DESCHAVÓ COMO MALO PORQUE SIEMPRE EL QUE AYUDA AL BUENO TERMINA SIENDO MALO.

Ejem. En fin, la Fisgona se había levantado a Ryan el año pasado para conseguir data de Joe y publicar un libro de mierda. Ahora huele más caquita así que anda siguiendo a Ryan, en especial mientras visita al Doctor Muerte, uno de los mentores del asesino cuando era tan solo un pequeño criminal con una pequeña verruga en el rostro.

Ryan y la Fisgona visitan al Doctor, yadda yadda yadda, ella termina atada en una camilla, con el dueño de casa y su fiel Igor discutiendo si primero le cortan las manos o los pies. Mientras, Panceta los miraba atadito en una silla de ruedas.

Bla bla bla, Mike y la sobrina de Ryan los salvan, torturan a marronazos al Doctor Muerte y sinceramente no me acuerdo si pasó algo más. Creo que algo de información le sacaron.

Y se fue otro episodio. A ver si el próximo nos trae una rotisería en la luna, un Escribano que te hace llenar formularios hasta la muerte y más paparulos con carisma cero, seguidos ciegamente por millones. O más escenas en la Discoteca Más Loca del Mundo.

The Following T2E8

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3