Home Cine/TV The Force Awakens (sin spoilers)

The Force Awakens (sin spoilers)

Por el Cine/TV

The Force Awakens (sin spoilers)Dejando paso a las nuevas generaciones (delante y detrás de cámaras) e inspirándose en la receta original de 1977, Star Wars volvió una noche dispuesta a recuperar aquello que parecía perdido: la capacidad de maravillar a la audiencia.

The Force Awakens (sin spoilers)

El tiempo se encargó de sacarles a las precuelas de Star Wars la etiqueta de "horror indescriptible" que ocuparon en el imaginario popular desde su estreno. Cada una dejó escenas que quedaron en nuestras retinas (hasta The Phantom Menace tiene ese delicioso duelo final) y la sabiduría que nos dan los años nos permitió valorar la ambiciosa historia que contaban.

Pese al revisionismo histórico, siguen siendo una gran decepción para aquellos que habían visto la trilogía original con ojos de niño... y el resto de los órganos de niño, también. Que la vieron de niños, bah. Parecía que la saga había cumplido un ciclo y que jamás volvería a maravillarnos.

Hasta que los engranajes volvieron a aceitarse y los tipos de saco y corbata se dieron cuenta de que para volver a fascinar a cientos de miles de personas solamente había que hacer las cosas bien.

A regañadientes, George Lucas pasó la antorcha a una nueva generación de cineastas, ayudados por talentos viejos que todavía andaban claritos, a diferencia de él (perdón, George, igual nadie te quita el mérito de haber creado algo que hizo sonreír a tanta gente).

Lo mismo ocurre dentro de la película. Una nueva generación de personajes se adueña de la acción, por más de que estén ayudados por un talento viejo que anda clarito para esta clase de batallas.

The Force Awakens (sin spoilers)

Harrison Ford regresa a otro de sus papeles más populares, aunque su Han Solo no se ve tan cansado como su Indiana Jones en la cuarta entrega. El contrabandista con corazón de oro (¿Artigas? Si hasta tiene un compañero de color) no parece haber envejecido un solo día en espíritu, por más que su aspecto físico sea el de un humano de más de setenta años.

No desentonan un ápice el trío de "jóvenes buenos" que se van intercalando en la aventura, desde una Rey que representa una bocanada de aire fresco para los roles femeninos en la saga, pasando por el muy interesante arco de Finn, hasta llegar a un Poe más clásico pero no por ello menos disfrutable.

Del otro lado está la Primera Orden, que es el Imperio Galáctico con banderas más grandes y menos vergüenza por parecerse a los nazis. Allí se destaca, sin lugar a la más microscópica de las dudas, un Kylo Ren que se come la película de principio a fin, para tranquilidad de quienes seguían esperando a un villano a la altura de Anakin Skywalker.

The Force Awakens (sin spoilers)

Kylo Ren termina opacando a funcionarios de mayor rango de las huestes del mal, así como Vader logró eclipsar a Peter Cushing y su Grand Moff Tarkin en la película que inició toda esta locura allá por 1977.

No es la única similitud entre el Episodio IV y el Episodio VII. De hecho, hay muchísimas y nadie trata de esconderlas. La historia atraviesa momentos muy parecidos a los de la primera entrega, que no deberían disminuir el disfrute incluso en aquellos que se la saben de memoria.

Sin embargo, al retirarse de la sala de cine uno se siente más parecido a cuando terminó de ver el Episodio V y entiende que serán dos largos años antes de la próxima entrega, por más autoconclusiva que sea la cosa.

The Force Awakens (sin spoilers)

Tranquilos, que pese al sentimiento agridulce la película tiene mucho humor, que caerá mejor o peor dependiendo del cinismo del espectador. El humor ayuda a sobrellevar los momentos más emotivos, pero no porque se utilice para "descomprimir", como adoran hacer los alumnos de la Escuela Whedon de Personajes Listillos.

El Despertar de la Fuerza tiene momentos muy graciosos, especialmente aquellos que no tienen que ver con palabras sino con reacciones del siempre efectivo Chewbacca y del adorable recién llegado BB-8. Del resto de los remates jocosos, solamente uno me pareció que no llegaba a buen puerto. Si van con ganas de divertirse, el entretenimiento está asegurado.

Las revelaciones se sostienen en un segundo visionado (no pregunten cómo lo sé) y se recomienda verla en 2D antes que en 3D que, para variar, no aporta tanto (no pregunten cómo lo sé).

Volvió Star Wars y qué lindo se siente.

The Force Awakens (sin spoilers)

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3