Home Cine/TV The Good Dinosaur (Un Gran Dinosaurio)

The Good Dinosaur (Un Gran Dinosaurio)

Por el Cine/TV

The Good Dinosaur (Un Gran Dinosaurio)La factoría Pixar está de regreso con sus aventuras animadas que deleitan el ojo. En esta oportunidad, el enfoque parece ser el público menudo. Lo que antes se sugería ahora se explicará y no habrá grandes sorpresas, aunque los grandes igual disfrutaremos y nos emocionaremos.

The Good Dinosaur (Un Gran Dinosaurio)

Este comentario estuvo guardado en un cajón durante varias semanas (si entendemos por cajón la carpeta "pendientes" dentro de la carpeta "2015" dentro de la carpeta "Multiverseros" y todo así) ya que tuve la oportunidad de ver esta película en noviembre.

Encontrábame yo en la vecina orilla y junto con mi marido argentino Gustavo Sala decidimos ir al cine. La cartelera estaba lo suficientemente chauchesca como para que dos pilosos de mediana edad decidieran ir a ver la última de Pixar, en un cine repleto de niños y sus padres.

Ambos salidos conformes con la nueva apuesta del estudio de animación, aunque entendimos que quizás sea la que deja más por fuera de la diversión a personas de nuestra edad. En producciones anteriores hay subtexto para todas las generaciones, mientras que en Un Gran Dinosaurio la apuesta por el público menudo es evidente.

Arlo se llama nuestro protagonista, un apatosaurio que nació en una línea de tiempo muy diferente a la nuestra, ya que los dinosaurios no se extinguieron, sino que continuaron su evolución, que no fue tanta en lo físico pero sí en lo intelectual. Ahora tienen granjas y siembran la tierra... pero hacen ese trabajo sin pulgares oponibles ni mucho más que fuerza y sus cabezas como herramientas.

Queda claro desde el comienzo que al director Peter Sohn no le interesaba ahondar en las diferencias de aquel mundo con el nuestro; su único interés es juntar al pequeño dinosaurio con un pequeño humano, sin que los críticos salieran a gritar que es imposible (excepto los críticos creacionistas, que iban a encontrar una forma de justificarlo).

Habrá que juntar fuerzas y "soportar" (apenas) los primeros minutos centrados en aquella familia de bestias, que parecen de plasticina y contrastan con los paisajes que parecen levantados de una fotografía. Por momentos este hecho distrae, pero ya llegaría un pequeñín a (r)evolucionarlo todo.

The Good Dinosaur (Un Gran Dinosaurio)

El niño es el que tiene mejor diseño, mejores movimientos y mejor todo. Su nombre será revelado en un momento que recuerda a El Principito, y su presencia será el catalizador del arco de nuestro verdadero protagonista, acerca del miedo y cómo superarlo.

Si estoy seguro de que ese es el tema de la película, es porque sus personajes lo mencionan de manera explícita. Hay discursos acerca del miedo, referencias a tenerlo o no tenerlo y varias escenas de flashback al momento de mayor miedo de Arlo. Esta es otra señal de que estamos ante un filme dirigido al público menudo, que necesita menos sutilezas en el mensaje.

Arlo y el humanito forjarán una relación y en su road movie se irán encontrando con otros personajes. En un momento parece que a Sohn le hubieran avisado que se necesitaban personajes para la Cajita Feliz y empezaron a aparecer secundarios de abajo de las piedras. Por suerte lo hacen en buen modo y son funcionales a la trama (aunque a veces lo sean de forma no tan disimulada).

The Good Dinosaur (Un Gran Dinosaurio)

La ternura estará a la orden del día y los golpes bajos (bajitos) van en la onda de las producciones de Disney. Por más que los adultos veamos venir el golpe del principio y el del final a kilómetros de distancia, igual te estrujan un poco el corazoncito. Especialmente el segundo, que se puede predecir media hora antes.

El entretenimiento está garantizado para los más jóvenes, por más que puedan sentir, por momentos, el mismo miedo que Arlo. Los grandes tendrán otro festín visual, con el humano robándose la película y sorprendiéndose de que la falta de sorpresas igual pueda emocionarlos.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3