Home #Hunger The Hunger Games: Mockingjay part 1

The Hunger Games: Mockingjay part 1

Por el #Hunger

The Hunger Games: Mockingjay part 1La manía de partir sagas que están por terminar llegó hasta Katniss Everdeen y sus amigos con nombres aberrantes. En "Los Juegos del Hambre" el truquito para hacer más dólares repercutió de manera negativa en una trama que venía a buen ritmo y aquí sufre de "introducitis aguda".

The Hunger Games: Mockingjay part 1

The Hunger Games: Mockingjay part 1Recuerdo haber ido a ver la primera entrega de Los Juegos del Hambre con expectativas moderadas. Sabía que se trataba de la adaptación de una novela YA (young-adult) por lo que me preparé para una alta dosis de angustia existencial mezclada con romance, y poco más.

Tuve que comerme mis palabras. O mis pensamientos, porque en realidad no se lo había comentado a nadie. Las aventuras de Katniss Everdeen en un (otro) futuro post apocalíptico combinaba toques de ciencia ficción, un triángulo amoroso bien llevado, circo romano y hasta innovaciones en el campo de la alta costura.

Lo mismo ocurrió con su segunda entrega. Por más de que gran parte de la trama era una reinvención de la primera (nuevamente un montón de personas son llevadas a una "arena" para pelear hasta morir), lograron atraparme como espectador y me dejaron con ganas del cierre de la historia.

No podía ser todo tan sencillo. Harry Potter y Crepúsculo demostraron que los cierres de adaptaciones literarias juveniles pueden partirse para aplazar el fin del ordeñe de una franquicia. Así que las adaptaciones de las novelas de Suzanne Collins atravesaron ese mismo proceso.

Se estrenó en nuestro país la primera parte del episodio final. Y eso es lo que encontraremos en la sala de cine: la primera mitad de una historia.

Sin meterme en el famoso esquema de los tres actos (porque lo mío no es la teoría, como sabrá cualquiera que haya leído cualquiera de mis reseñas... y mis profesoras de Teorías de la Comunicación), Sinsajo parte 1 es una película que carretea, que termina siendo pura introducción de un desenlace para el que tendremos que esperar todo un año.

Katniss fue rescatada al final de la segunda entrega, para incorporarse a la rebelión contra el gobierno central, encabezada por el (supuestamente desaparecido) Distrito 13. Todo estaba dispuesto para que nuestra heroína tomara las armas y terminara con la tiranía de los poderosos.

Esto no ocurre así. La Katniss que encontramos cuando comienza el filme parece haber retrocedido varios casilleros y necesitará recorrer un largo camino hasta ser la muchacha que el pueblo necesita. Es cierto que los hechos ocurridos en la saga la trastornaron un poquito, pero se le dedica demasiado tiempo a reconstruir un personaje que ya habíamos visto (muchos verbos con re-).

Lo mejor de la película está en el mencionado Distrito 13. Por suerte, ya que la mayor parte de la acción transcurre entre sus corredores y empinadas escaleras. La "Resistencia" encabezada por Alma Coin (Julianne Moore) sabe que una Jennifer Lawrence a media máquina no convence a nadie, así que será necesario transformarla en un símbolo. En un producto.

Tanto el gobierno de Donald Sutherland como los rebeldes utilizan estrategias de marketing para sus propósitos más o menos justificados. La cinta no oculta la ironía de que los "buenos" utilizan la misma manipulación de información que los "malos", escribiendo discursos para Coin y para Everdeen o produciendo un verdadero reality show de sus hazañas en el campo de batalla. Allí estarán los momentos más disfrutables.

No alcanza, porque estos aciertos terminan tapados por la trama que sigue sin arrancar y que, para colmo, carece de otro elemento que embellecía a las primeras entregas, que era la fastuosidad del Capitolio de Panem, con sus ricos chotos y emperifollados.

En ese sentido (y quizás en algún otro más), la película recuerda a alguna entrega posterior de la saga de Matrix, en la que la acción abandonaba el prolijo mundo virtual para centrarse en unas asfixiantes cuevas. En Sinsajo ni siquiera tenemos una escena masiva de baile.

Haymitch Abernathy (Woody Harrelson) y Effie Trinket (Elizabeth Banks) aparecen menos de lo que uno querría, dado el toque de comedia que aportaban al cuento. Todo girará en torno a Katniss y sus sentimientos hacia Peeta Mellark (Josh Hutcherson), llegando al punto de querer sacrificarse, y con ella a toda posibilidad de rebelión, por la vida de un pasmado.

Dicho sea de paso, quiero de la que tomaba Suzanne Collins a la hora de bautizar a los personajes.

Para el cierre, ni siquiera tenemos uno de esos "enganches" al final de la penúltima entrega. Como buenos ejemplos, podría citar desde la tensa calma de El Imperio Contraataca hasta el dragón yendo a destruir el pueblo en la segunda de El Hobbit. Así que al momento de ponerse la pantalla en negro y correr los créditos, uno no piensa "¡tengo que esperar un año para saber cómo sigue!", sino más bien "¿tengo que esperar un año para saber cómo sigue?".

The Hunger Games: Mockingjay part 1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3