Home Cine/TV The VVitch (2015)

The VVitch (2015)

Por el Cine/TV

The VVitch (2015)Nuestro experto macaqueril de a poco se nos está volviendo un experto brujeril. Sí, esta vez Hank Scorpio nos trae la reseña de la película The VVitch, que le dará chuchos a más de uno. Mirala si sos guapo, pero leé su comentario de todos modos.

Hace unos meses había ingresado al mundo brujeril a través de la recomendable miniserie Wytches del amigo Scott Snyder. Al poco tiempo me mandé al cine para ver una película independiente de temática similar, que había sido premiada en el festival de Sundance del año pasado y venía dando que hablar. The VVitch marca el debut más que promisorio como director de Robert Eggers, otrora diseñador de producción, arte y vestuario, y a la par gran estudioso del folklore y las costumbres del Estados Unidos colonial del siglo XVII. Eggers dedicó casi cinco años de investigación exhaustiva en preparación para la película y esto se nota, a punto de sentir que estuviéramos viendo un documental filmado in situ.

The VVitch (2015)

Subtitulada "una historia folklórica de Nueva Inglaterra", The Witch (mejor voy dejando con las doble v coloniales por acá) cuenta el peregrinaje forzoso de una familia puritana en 1630, décadas antes de los infames juicios de Salem. Expulsados de su comunidad ante la arrogancia del pater familias, William (Ralph Ineson) y Katherine (Kate Dickie) se ven obligados a asentarse al borde de un amenazador bosque con sus cinco hijos. Los hechos inexplicables (al menos para la época) comienzan a sucederse, elevando las tensiones y disparando acusaciones entre el grupo. Todo parece indicar que la devota familia está siendo acechada por una presencia maligna. ¿O acaso la amenaza ya se instaló en esta bonita vecindad sin que se dieran cuenta?

The VVitch (2015)

El germen de la idea de The Witch se remonta a la infancia del escritor-director, obsesionado con las tristes circunstancias en las que 14 mujeres del Salem del siglo XVII fueron acusadas y ahorcadas por haber firmado el libro negro de Satanás. Después de mucho leer, Eggers llegó a la conclusión de que entonces no había distinción entre el mundo de las fábulas y el mundo real. Por lo que, para hacer creíble la historia y que el contenido terrorífico tuviera impacto en el público moderno, el realizador se vio obligado a transportarnos a la época y el lugar de los hechos con una autenticidad pocas veces vista.

Ningún detalle se le escapó a Eggers. Todas las instancias de brujería, el comportamiento y las reacciones de los personajes son fielmente adaptadas de materiales de la época, tal como lo confirma un grupejo de historiadores expertos en la materia, en uno de los extras del Blu-Ray. La vivienda, el vestuario y los artefactos fueron construidos siguiendo estrictamente los planos y moldes con los materiales y herramientas disponibles en aquel entonces. Estamos hablando de extremos enfermizos, como que para edificar la cabaña familiar se usaron únicamente serruchos de mano, las medias fueron tejidas con lana de la especie de oveja que los puritanos habían traído desde Inglaterra (!), o que no había distinción entre zapatos izquierdos y derechos, para sufrimiento de los actores. Aun así, en el comentario el director se retuerce observando que en algunas escenas se notan las perforaciones en las orejas de una de las actrices. Tranqui, Robert, cuando saques la Special Edition en 20 años arreglas todo…

The VVitch (2015)

The VVitch (2015)

Los diálogos (bastante arcaicos y algunos de ellos difíciles de entender y traducir) son arrancados de libros, diarios personales, cartas y testimonios de juicios de la época, mientras que la iluminación fue lo más naturalista posible. La disonante y minimalista banda sonora, a cargo del compositor Mark Korven, combina instrumentos musicales históricos con otros más modernos y menos frecuentados, para una partitura simultáneamente frágil y tensa.

Entre los actores hay un dicho popular que sostiene que nunca se debe trabajar con niños o animales. The Witch incluye a ambos a rolete y las performances son inquietantemente buenas. El matrimonio adulto (caras conocidas de Game of Thrones) está muy bien, pero la película sin duda pertenece a Anya Taylor-Joy como Thomasin, la sufrida hermana mayor. La adolescente actúa con madurez y transmite a la perfección la frustración ante el difícil, limitado y sumiso rol de la mujer en la época colonial. Su expresión en la liberadora escena final es de las que queda en las retinas. También se destacan el debutante Harvey Scrimshaw como el torturado (por los escotes) hermano del medio y dos gemelitos angelicales que quizás sean los más perturbadores a pesar suyo. A ellos les corresponden algunas de las escenas más escalofriantes de la película.

The VVitch (2015)

The VVitch (2015)

The VVitch (2015)

Mención aparte para la variada fauna de bichos satánicos (o "familiares", en la nomenclatura puritana), con los que Eggers consigue cosas maravillosas. Tenemos a la liebre más sotreta desde Monty Python and the Holy Grail, un cuervo picotón donde más duele y la verdadera estrella de la película, el chivo Black Phillip, que ya lo tenemos tuiteando entre nosotros. Si antes de la ceremonia de los Óscar del año que viene empiezan a romper de nuevo con que la Academia no reconoce a los negros, es únicamente porque no lo nominaron.

The VVitch (2015)

The Witch pertenece a una nueva camada de "cine de terror para gente pensante" como las recientes y premiadas The Babadook e It Follows, todas pesadillas sobre miedos muy cotidianos filmadas y construidas exquisitamente. Este terceto constituye un verdadero soplo de aire fresco para un género generalmente dominado por las secuelas, el exceso de sangre, tripas y jump scares, o nauseabundamente filmado con cámara de mano. Lejos de ser un fanboy, Eggers admite una cierta afinidad con las clásicas películas británicas del estudio Hammer de su infancia, pero reconoce que sus influencias principales provienen de la literatura gótica y el arte de Goya. Frente a la inevitable posibilidad de una secuela, el director la para en seco: "si quisiera saber qué pasa después de la escena final, hubiera hecho una película más larga".

A diferencia de otras películas de género donde la percepción de la realidad es más ambigua, aquí la amenaza brujeril es bien clara desde el vamos. Como el profundo corto "la bola en la ingle" de Juan Topo, The Witch funciona a muchos niveles y ha dado lugar a diversas interpretaciones. Por un lado tenemos una verdadera origin story del fanaticismo religioso propio de la época, que efectivamente destroza la unidad familiar en base a miedos irracionales. "Si pasa algo raro, rezá más fuerte. Si te olvidás de la oración, marchá pa' la hoguera".

The VVitch (2015)

Un antiguo proverbio dice que "si nombras al Demonio, éste se hará sentir". Y con todo lo que le pasa a esta familia durante 90 minutos, vaya que lo hace. Por más devotos que sean, el orgullo y la arrogancia de este matrimonio sin apellido traerán consecuencias nefastas para toda la familia. "Conquistaremos esta tierra salvaje" afirma el bocazas de William, segurolas de que Dios los protegerá al adentrarse en tierra de nadie con un bebé sin bautizar...

En el mundo de The Witch el mal sobrenatural existe y la histeria religiosa es la única respuesta justificada. Para los más cristianos, la película puede ser tomada como una fábula de advertencia para los que se alejan de la fe. También se alude a la conflictiva relación entre los colonizadores y la naturaleza, inicialmente considerada como un "nuevo Edén", pero cuyos bosques vírgenes y terrenos sin cultivar constituyeron todo un reto para los emigrantes. Por lo que era mucho más fácil echarle la culpa a la vieja de la cueva.

The VVitch (2015)

The VVitch (2015)

A medida que se acumulan los sucesos perturbadores (¡ahora las cabras dan leche roja!), todos los dedos apuntan a Thomasin. No es casual que la hermana mayor se convierta en el chivo expiatorio más obvio que este pobre intento de chiste, sobre todo si tenemos en cuenta su desilusión con sus padres y la "osadía" de su sexualidad incipiente. Esto último no le caerá nada bien a Katherine, una madre vulnerable que pecará de celosa y resentida con su propia hija. Y es que estamos ante un matrimonio tan cegado por la religión que no tiene problema en arremeter contra Thomasin si así lo dispone el Señor, aun cuando esos gemelitos se la pasan cantando y repitiendo lo que les enseña Black Phillip. Ante todo esto, su decisión final para sobrevivir en este mundo oscuro será más que justificada.

A raíz del arco de Thomasin, The Witch también se ha convertido en una vindicación del feminismo o cuando menos la igualdad de género ("¿la qué del qué?" dirían los patriarcas coloniales). La figura mitológica de la bruja siempre ha representado los miedos, las fantasías y los sentimientos ambivalentes del hombre ante el poder femenino. Eggers ha dicho que no se proponía hacer un film "con comentario", pero al remontarse con autenticidad a una época tan represiva y desigual, el feminismo sale a la luz sin que se lo hubiese propuesto de antemano.

Y si todo esto les resulta demasiado sesudo, hagan de cuenta que están viendo la precuela de Blair Witch que nos prometieron y nunca salió.

Otro aval un tanto inesperado ha sido el del Templo Satánico, que sostiene que The Witch no sólo los deja bien parados, sino que representa toda una declaración de la independencia femenina a través de una "experiencia satánica y transformadora". Eggers no emitió comentarios al respecto.

The VVitch (2015)

Para ir redondeando, es interesante ver las reacciones que desencadenó el estreno de The Witch a casi un año de llevarse todas las loas de los críticos y espectadores en su debut en el Festival de Sundance. Si bien buena parte del público reconoció encontrarse con una película especial, también hubo un contingente de autodenominados "verdaderos fans" del cine de terror que la consideraron lenta, aburrida, sin sustos y con un hype a cuestas que resultó contraproducente para lo que de última es: un modesto pero cuidado film de terror histórico y psicológico al estilo de Rosemary's Baby o The Shining.

Más allá de tener que entrar en la distinción que existe entre el terror (el suspenso, la "previa") y el horror (la reacción desagradable, el "después"), es frustrante ver cómo los propios seguidores y consumidores del género, los que a diario se quejan de que los estudios les dan siempre lo mismo, son los que condenan la llegada de algo original que escapa a su estrecha definición de lo que constituye una "verdadera película de terror". Rescato este excelente artículoque trata el tema a la perfección, y bien podría aplicarse a cualquier facción del fandom contemporáneo, así sea que los personajes en cuestión vuelan en escoba o con capa.

The VVitch (2015)

Como pueden ver, con un poquito de voluntad The Witch da para todo. Después de un debut tan sólido, Eggers es sin duda un director para seguir de cerca. Entre sus próximos proyectos figuran una miniserie sobre Rasputín, una re-remake del clásico vampírico Nosferatu y el más inmediato The Knight, una fantasía épica medieval con el mismo nivel quisquilloso de atención al detalle. Aunque Eggers bromea que la película va a demorar, ya que "aprender a construir un castillo lleva más tiempo que un establo para chivos". Consultado sobre si alguna vez va a realizar un film situado en un ambiente contemporáneo, el director remata: "prefiero recurrir al pasado para comentar sobre el presente". Y en cuanto al merchandising inexistente, los fans ya han puesto manos a la obra:

The VVitch (2015)

Si gustan de los clásicos sobresaltos y la truculencia bien llevada, esperen a The Conjuring 2, que en un par de semanitas estará en cartel y probablemente cumpla. Ahora, si quieren algo distinto, pueden bancarse los diálogos anticuados y se dejan llevar por un drama histórico con contenido real y terrorífico, quienes paguen la entrada se encontrarán con una atmosférica y cuidada película de suspenso sobrenatural con un par de cosillas para reflexionar.

Además de un final que les quedará dando vueltas como si estuviera montado a una escoba voladora untada con entrañas de bebé.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3