Home Cine/TV The X-Files: Temporada 10, segunda parte

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

Por el Cine/TV

The X-Files: Temporada 10, segunda parteContinuamos con nuestro repaso de la décima temporada de "The X-Files" de la mano de nuestro experto juguetero y equisófilo confeso. En esta entrega, nos centramos en los episodios 3 al 6. Como les dijimos el otro día, la verdad está acá adentro.

T. 10, Ep. 3.  Mulder and Scully Meet the Were-Monster (escrito y dirigido por Darin Morgan)

Darin Morgan (hermano de Glen) revolucionó la serie al descubrir que, cuando se lo proponían, Mulder y Scully podían ser muy graciosos. Si bien no fue de los escritores más prolíficos (4 episodios en X-Files y 2 en Millennium, todos maravillosos) el "otro" Morgan de todas formas supo dejar su marca en el run original de la serie y su regreso fue festejado por muchos.

Uno de sus proyectos post-X-Files fue nada menos que un revival de Kolchak: The Night Stalker, una serie de los años '70 sobre un excéntrico periodista que investiga casos paranormales en Chicago y que Chris Carter siempre citó como inspiración. Sumándole puntos a su ya de por sí alto contenido meta, "Were-Monster" había sido concebido originalmente como un guion para la citada remake de Kolchak, antes de que la serie fuera cancelada. No es casualidad que el vestuario de Guy Mann, el sufrido "monstruo-hombre" del título, sea idéntico al del Kolchak original.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

En 40 y pocos minutos, Morgan plantea una deconstrucción brillante del formato "Monster of the Week", además de homenajear con un chorro de referencias a episodios clave de la serie (la mayoría son suyos), reflexionar sobre la condición humana y hasta justificar la existencia y el regreso de la serie. Casi nada. No es exageración afirmar que estamos ante el mejor episodio de la temporada, uno que cómodamente entra en el poblado panteón X de los "best of". Todo un clásico instantáneo.

El expediente de la semana tiene que ver con los ataques nocturnos de un supuesto hombre-reptil. Por supuesto que todos los testigos estaban ebrios o drogados en el momento de los crímenes, por más que de alguna forma los cuerpos se sigan acumulando... La carpeta del caso no podía haber llegado en mejor momento a manos de Scully, justo cuando Mulder está pasando por una crisis existencial ("desde que nos fuimos, todo lo inexplicable ha sido explicado"). La investigación los llevará hasta un extendido e inusual encuentro con el "monstruo" titular, con resultados inesperados.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

Pasemos a los muchos aciertos de este singular episodio. El tono socarrón se impone desde el vamos, con los mismos stoners recurrentes de episodios previos de Morgan, la sutilmente burlona música de Mark Snow de fondo y la sonrisa cómplice de Duchovny y Anderson a lo largo de muchas escenas, algunas al borde de la tentación.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte
"Mulder, ¿has dejado de tomar tu medicación?"

Además de un soberbio Rhys Darby (el recordado manager de Flight of the Conchords)  y varias caras conocidas del semillero de Vancouver, en el reparto se destaca el comediante Kumail Nanjiani (Silicon Valley) como un oficial de control de animales que termina siendo más de lo que parece. El casting de Nanjiani es doblemente valioso ya que como fan obsesivo conduce el podcast The X-Files Files en el cual viene desmenuzando cada uno de los capítulos en forma cronológica desde el piloto. El podcast se convirtió en plataforma fundamental para el regreso de la serie, tanto para los seguidores como para los creadores. Varias entrevistas de interés (entre ellas una a Darin Morgan) se pueden encontrar en el archivo.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

En sus episodios anteriores (Humbug, Clyde Bruckman's Final Repose, José Chung's From Outer Space), Morgan cuestionaba tanto la premisa fundamental de la serie como la razón de ser y sensatez de la cruzada personal de Mulder. En "Were-Monster" el escritor-director va por lo opuesto, siendo el capítulo un tributo cariñoso a la parte más Scooby-Dooesca de la cacería de una criatura que puede o no ser real. El cincuentón agente siente que su vida ya no tiene rumbo y Guy actúa como un recordatorio de lo importante que es no perder la fe. La aventura consigue lo que al comienzo parecía imposible: que Scully la pase bien durante una investigación y que Mulder vuelva a creer.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

El monstruo en concreto constituye una brillante vuelta de tuerca al freak de la semana que tanto kilometraje le dio a la serie tanto en sus temporadas salientes como en las más cansinas. Morgan usa un desgraciado ser reptílico que sufre la maldición de convertirse en hombre como excusa para explayarse sobre varios de sus temas recurrentes: lo pasajero de nuestra existencia a merced de mundanas rutinas diarias y nuestras preocupaciones de mediana edad como la seguridad laboral, cómo vamos a hacer para pagar esa hipoteca y si tal vez no deberíamos ahorrar un poco más para la jubilación. De un modo más profundo, el monstruo exterioriza sentimientos y metas muy humanas como la duda y arrepentimiento de nuestras elecciones y la  búsqueda de la felicidad a lo largo de una vida con limitaciones y fecha de expiración fuera de nuestro control.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

A raíz de esta parte heavy del episodio, hay quienes tuvieron una interpretación más melancólica y pesimista, como que Mulder y Scully "ya fueron" y que en vez de resucitarlos en nombre de la nostalgia, la falta de ideas frescas y el vil metal, deberíamos limitarnos a recordar los buenos momentos y seguir adelante. De todas formas el episodio es lo suficientemente liviano y gracioso como para volverse deprimente y Morgan balancea muy bien ambos matices. En todo caso, la moraleja parece ser que no hay nada de malo en volver a disfrutar de algo que antes le daba color a la semana, tanto para los agentes como para nosotros.

Hermoso episodio para demostrarle a los no iniciados todo lo que puede ser un X-File, pero también para ñoños como uno que reaccionaron de sobremanera con las menciones del perrito de Scully, la tanga roja de Mulder, la "teoría de la inmortalidad" de Clyde Bruckman y el sentido homenaje de las tres lápidas en el cementerio a los que ya no están.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

T.10, Ep. 4.  Home Again (escrito y dirigido por Glen Morgan)

Y cambiamos de color con otro sangriento episodio, en este caso sobre un desagradable ángel vengador de los sin-hogar que asesina brutalmente a ricachones superficiales y egoístas. El cold open arranca con toda la fuerza y el expediente me hizo acordar a episodios de las últimas temporadas, donde si bien se notaba que la mitología empezaba a tropezarse con sí misma, la originalidad y el morbo de los "Monster of the Week" se mantenían alto y parejo. En este caso, el golem de la basura se desplaza en el fondo de un camión de residuos y se mantiene vivo en la conciencia popular a través de pinturas urbanas. Los cuatro ataques del "Trashman" son efectivamente orquestados y hasta justificados.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

Lo que por otra parte eleva el episodio es la historia personal de Scully, aquí lidiando con las últimas horas de vida de su madre y su relación con sus hermanos, uno de ellos ausente en la serie hasta este momento. Anderson maneja el melodrama con la convicción de siempre y la última escena, a punto de arrojar las cenizas de su madre al mar junto a Mulder mientras medita sobre la difícil decisión de William Jr., dan al episodio una profundidad que recuerda a capítulos más emocionales y Scully-céntricos como Beyond the Sea o All Things. Tal vez el sangriento caso de la semana no haya sido la mejor elección para ser complementado por esta B story y el esfuerzo en darle unidad temática resulte un poco forzado. Aun así, la última frase de Scully sobre su hijo ("Quiero creer, necesito creer, que no lo tratamos como si fuera basura") cumplió con anudarme un poquitín la garganta.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

Un dato interesante sobre el episodio. Cuando se filtraron los títulos de los seis capítulos, muchos fanáticos nos hicimos ilusiones de que éste iba a ser una secuela del infame "Home", de la cuarta temporada, sobre todo porque también había sido escrito por Glen Morgan. Sin duda uno de los episodios más extremos jamás vistos en la tele abierta, "Home" presentaba a la familia Peacock, un clan de granjeros deformes e incestuosos bastante territoriales. Los asesinatos eran de los más brutales que haya visto la serie. Por si fuera poco, la revelación de que los varones se apareaban con la madre sin miembros que tenían guardada debajo de la cama (un detalle que Morgan robó de la autobiografía de Chaplin donde contaba de sus años de circo en Inglaterra) revolvía el estómago y obligó a que Fox pusiera un cartel de advertencia antes del episodio para luego sacarlo de circulación hasta editarlo en DVD.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

En el podcast de Nanjiani, Morgan comentaba que lo del título fue intencional, en parte porque sabía que algún bobina como uno iba a caer como adentro de un gorro, pero también porque como escritor regresar a The X-Files representaba su "vuelta a casa". Asimismo explicaba que, si bien se barajó la posibilidad de hacer secuelas de algunos de los casos más recordados (una continuación de "Home" se llegó a considerar durante la última temporada de Millennium para subir los ratings), al tratarse de una temporada tan corta, prefirieron concentrarse en historias nuevas. Cuando se sugirió en concreto la posibilidad de secuelizar "Home", Morgan contó entre risas que la respuesta de Fox fue: "jamás en este canal".

T.10, Ep. 5.  Babylon (escrito y dirigido por Chris Carter)

A modo de contraste tenemos Babylon, para mí el episodio más flojo de la temporada, a tal punto que casi no parece un X-File. Aquí Carter encara un tema contemporáneo (atentados fundamentalistas como el de la redacción de Charlie Hebdo), intentando mostrarnos la otra cara, tratándose en este caso de un terrorista suicida contra su voluntad y la tragedia a la que se ve expuesta su madre. Los agentes intentarán comunicarse y extraer información del sobreviviente en estado vegetativo a fin de desmantelar la célula terrorista antes de su próximo ataque.

El capítulo también sirve como pretexto para introducir uno de los elementos més polarizadores de la temporada: los nuevos agentes interpretados por Robbie Ammell (Deathstorm en The Flash) y Lauren Ambrose (Six Feet Under). Su incorporación me dejó un poco confundido. Al tratarse de versiones más jóvenes de Mulder y Scully, ¿debemos considerarlos como sacrílegos reemplazos potenciales, "por las dudas", para el futuro? ¿O son tan sólo parte de un juego de espejos para que la pareja protagonista interactúe con sus sucesores espirituales y estos últimos lleguen a la trillada conclusión de que a pesar de sus diferencias, trabajan bien juntos y los opuestos a veces se necesitan y atraen?

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

La serie ya había pasado por una situación similar en las últimas dos temporadas, cuando tras el alejamiento de Duchovny, Carter se vio obligado a enlistar a los agentes John Doggett (Robert Patrick) y Monica Reyes (Annabeth Gish) para mantener la serie en pantalla. En su momento el creador intentó apaciguar a las masas de seguidores con espuma en la boca, argumentando que lo más importante de la serie son los casos en sí y que el formato admitía la posibilidad de nuevos agentes. Lo cual tiene algo de cierto, ya que varios de los últimos episodios fueron injustamente criticados, a pesar de la poco envidiable situación de tener que reinventar la mitología y seguir adelante con otros protagonistas después de siete temporadas.

Aun así, Carter subestimaba que, para la mayoría de los fans, la serie fue, es y seguirá siendo Mulder y Scully. Ver a Duchovny y Anderson juntos en pantalla después de todos estos años, un poco más viejos, cansados y autoconscientes pero con la magia intacta, es sin duda la principal razón por la que esta continuación fue tan esperada. Uno de los mejores intercambios de la temporada fue cuando Scully se quejaba de que en los buenos tiempos podía correr por las escaleras con tacones de 9 cms. Con el sarcasmo de siempre, Mulder le aseguraba que "los buenos tiempos son ahora".

Volviendo a la posibilidad de mechar nuevos agentes, la diferencia está en que, una vez que se les dio una oportunidad, Doggett y, en menor medida, Reyes, fueron personajes interesantes y bien desarrollados, que terminaron encajando bien en la serie, sobre todo una vez que Duchovny volvió para sus últimos capítulos. Por supuesto que Einstein y Miller pueden evolucionar a lo largo de más episodios, otra de las ventajas de contar con el lujo de temporadas largas. Visto que sus personalidades y su relación demostraron ser poco más que versiones exageradas de Mulder y Scully, me parece que Carter o busca los mismos personajes interpretados por actores diferentes, o solo serían agentes ocasionales para interactuar con los principales y mantener la dinámica creyente-escéptico cuando las agendas de Duchovny y Anderson no les permitan rodar sus escenas juntos. Todo un X-File en sí mismo que en algún momento se terminará de decantar.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

El punto alto del episodio, al menos para mí, fue el alucinógeno "viaje" de Mulder como pretexto para comunicarse con el terrorista arrepentido, con Pistoleros Solitarios, Skinner y Fumador incluidos. La estética Trainspotting y el número musical (!) en un boliche bailable tejano parecían más acordes al personaje de Duchovny en Californication, pero me hizo reír y no me pareció tan fuera de lugar considerando que Carter ha tenido momentos absurdos y surrealistas en sus episodios menos serios.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

Después de devanarme los sesos intentando comprender la validez de incluir este episodio en los Expedientes X, lo único que se me ocurre es que quizás nuestra fe sea la droga más poderosa de todas, capaz de empujarnos a hacer las cosas más descabelladas. Desde un baile campirano con córeo al ritmo de "Achy Breaky Heart", hasta convertirnos en bomba humana en nombre de Dios.

T. 10, Ep. 6.  My Struggle II (escrito y dirigido por Chris Carter)

El final de temporada (pero no de la serie, como promete el ambiguo "This is the end" de la presentación) ha causado gran revuelo en Internet y no es para menos. Estamos ante un episodio ambicioso, que desde el vamos nos promete la revelación de la conspiración más grande de toda la serie. Aunque parezca increíble, Carter se las ingenia para continuar con la mitología original principal: los experimentos con ADN alienígena por parte del Sindicato (el único sobreviviente siendo el Fumador) a modo de preservar la raza humana frente a la inevitable colonización alienígena.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

Gracias a otra clásica exposición Carteriana, aprendemos que para llevar a cabo su plan del "New World Order", el Sindicato se las ingenió para inyectar a la población con un virus oculto por medio de vacunaciones contra el Antrax, la viruela y otras enfermedades. Como prometía "My Struggle I", vemos que el maquiavélico Fumador, más Palpatine y Mason Verger que nunca, está detrás de todo y nos revela su plan de contagio mundial a fin de decimar y repoblar el planeta en forma selectiva con unos pocos elegidos que, como Scully, contienen ADN extraterrestre.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

Otra cara conocida que vuelve es la Agente Reyes (¡chan!), que además de sostenerle el pucho al villano, se pone en contacto con Scully para contarle (contarnos) todo sobre el trato faustiano que el Hombre Cáncer le propone a ella y a Mulder. Ahora resulta que el desaparecido William Jr. es parte clave de la salvación de nuestro héroe y, de paso, de la "extinción inevitable del planeta". Al final, el charlatán de Tad O'Malley no estaba tirando fruta.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

Después de un cold open simétrico al de "My Struggle I" (esta vez con la narración a cargo de Scully), el episodio arranca con el pie en el acelerador y no afloja hasta el final. Después de todo un capítulo separados, Mulder, a punto de desfallecer tras enfrentar y rechazar la oferta del Fumador (ecos del "Cuarto del Trono" de Return of the Jedi), se encuentra con Scully en medio de un quilombo de autos y rodeados de gente histérica, cuando de repente... Bueno, ustedes lo vieron y habrán puteado a la pantalla y tirado algún macaco contra la pared como uno.

Como decía antes, "My Struggle II" ha provocado opiniones y comentarios de lo más lapidarios y negativos. Más que sentirme "estafado" como se lamentaron varios, destaco lo cojonudo de la decisión de Carter. El californiano no es bobo. Si después de no haber podido enganchar al público y convencer a los ejecutivos con series originales que superan los 9 capítulos (el poco convincente drama de realidad virtual y opresión militar Harsh Realm, el piloto The After para Amazon) el creador no va a seguir explotando la gallina de los huevos de oro tras volver a juntar a la "vieja banda" contra todos los pronósticos, es porque los extraterrestres nos invadieron y no nos dimos cuenta.

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

A medida que la serie se iba emitiendo, empezaron a circular comentarios cómplices de los involucrados diciendo que "si el interés se mantiene" les gustaría volver. Por lo visto Fox ha quedado más que conforme con los ratings en Estados Unidos y las millones de descargas en el resto del mundo, así que la continuación es solo cuestión de tiempo.

Como fan incondicional me siento bastante satisfecho con lo visto. El revival demostró que la magia Mulder-Scully-Skinner-Fumador se mantiene, me hizo revivir la sensación de los season finales "de antes" y me devolvió las ganas de una nueva temporada en la que, al mejor estilo X-Files y aunque frustre a mucha gente, siga contestando algunas preguntas y proponiendo algunas nuevas.

Ahora, como en los viejos tiempos, solo hace falta esperar y especular. ¿Volverán Shiban, Spotnitz y Gilligan en alguna forma? ¿Y Doggett y Krycek?. Todo es posible con esta serie y con suerte quizás con una onceava temporada más larga, los agentes podrán revisitar algunos de sus casos más difíciles:

The X-Files: Temporada 10, segunda parte

Después de este episodio, no queda duda que la verdad aun está ahí afuera (no me peguen, en algún lado lo tenía que poner).

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3