Home Cine/TV Thor: The Dark World

Thor: The Dark World

Por el Cine/TV

Thor: The Dark WorldEn 2011, Marvel Studios continuaba la racha ganadora al estrenar en la gran pantalla la primera aventura de Thor, el Dios del Trueno, convirtiéndose en éxito de críticas y público. Dos años después, Asgard y los suyos están de regreso y aquí lo reseñamos.

Thor: The Dark WorldThor, el personaje creado por Jack Kirby (entre otros) volvió al cine montado en una montaña rusa de acción, con momentos muy altos y otros en donde se arrastra un poco. El balance es positivo.

Comencemos por lo flojo. Hay un villano chatísimo, que controla a un montón de tipos parecidos a él y que busca recuperar un tesoro que se encuentra en poder de Asgard para utilizarlo en sus planes de conquista global. Es decir, algo bastante parecido a lo que pasaba en la película anterior.

El papel de Christopher Eccleston, el chatísimo de la 2, no solamente está desperdiciado en las acciones sino hasta en la voz: los espectadores debemos escucharlo durante un tercio de la película hablando en un estúpido idioma inventado, cuando perfectamente podría hacerlo en inglés (sólo interactúa con los de su misma especie).

También podría mencionarse que Thor se pierde en su propia película, a veces por estar rodeado de asgardianos bastante parecidos a él, a veces porque Loki vuelve a cometer el crimen de robarse la película.

Y qué suerte que lo hace, porque desde que se acopla a la trama principal, casualidad o no, la historia toma un buen ritmo y las idas y vueltas entre Reinos son bastante más fluidas que al comienzo, donde cada tanto había que fumarse un nuevo discurso de Eccleston en su idioma de mierda.

Cuando Thor está en la Tierra, o cuando pelea en solitario, es donde se ven los mejores momentos. Está claro que Chris Hemsworth no es Gary Oldman, pero también se nota que disfruta cada momento que pasa con el Mjolnir en mano, o esperando que regrese.

El elenco terráqueo vuelve a poner un muy efectivo humor, incluyendo a Natalie Portman, actriz que no es santa de mi devoción. Irónicamente, la odié durante el tiempo en que se convirtió en avatar del McGuffin de la película. Después se lo pasó a otro y se toleró un poco más.

Marvel Studios entendió que una buena película tiene que tener una buena pelea final, y desde Avengers y Iron Man 3 viene salvando este examen con buena nota. Más allá de que la motivación es sencillota (salvar al universo) hay roscas a granel y momentos muy disfrutables.

Los buenos momentos (Thor en la Tierra, su interacción con Loki) y los malos (el villano chato, las peleas numerosas) parecen ecos de la película anterior, por lo que diría que Thor: The Dark World me gustó bastante, pero no tanto como la primera.

Thor: The Dark World

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3