Home Cine/TV True Detective: por la negativa

True Detective: por la negativa

Por el Cine/TV

True Detective: por la negativaNunca fue mi intención convertirme en el loquito al que no le gustó "True Detective", de hecho comuniqué mi embole con el primer episodio antes de enterarme que para muchos era la Segunda Venida del Reino. Aquí está lo que me pareció el resto de la temporada.

True Detective: por la negativa

Casi por obligación, vi los restantes siete episodios de True Detective, la nueva serie de HBO que en pocas semanas conquistó los corazones de miles de personas, ganando alabanzas y quedando bien posicionada para las futuras temporadas de premios.

La primera entrega me había resultado una nueva iteración del drama de los crímenes seriales, combinado con la pareja de investigadores que debe hacer frente a sus diferencias para llegar a la verdad. Y el detalle menor de que la pareja estaba interpretada por Matthew McConaughey y Woody Harrelson.

El ingrediente (más) original dentro del menú era el detective Cohle (McConaughey), cínico dentro de los cínicos, quien se convirtió en el gancho en una era donde el nihilismo y el pesimismo se encuentran a 140 caracteres de distancia.

Entiendo que ningún producto comunicacional está destinado a gustarle al 100% de la audiencia, pero aun así me da vergüenza confesar que True Detective me pareció una película policial pretenciosa estirada hasta llegar a las ocho horas.

True Detective: por la negativa

Es mi opinión subjetiva (como siempre, pero cada tanto hay que repetirlo) que los tres primeros episodios se me hicieron eternos y que recién en la segunda mitad de la temporada sentí que no estaba perdiendo mi tiempo mirando la serie, aunque imaginara miles de formas de aprovecharlo mejor.

No me alcanzó con las frases de Cohle (Hart y Cohle, el apasionado y el despegado, porque si algo le gusta a Nic Pizzolatto es la sutileza), ni con las referencias oscuras que habrán hecho reventar Wikipedia. No existió la menor conexión entre los protagonistas y este espectador, así que el "¿quién lo hizo?", que por todos lados se encargan de aclarar que no era lo importante, fue lo único que me hizo llegar hasta el final.

Y nada de lo que lea hará que, de manera retroactiva, True Detective me haya parecido un simple ejercicio detectivesco con actores conocidos y un protagonista que es más inteligente que todos nosotros juntos. Que viva la (mas)cara de él.

True Detective: por la negativa

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3