Home Cine/TV Winter Soldier: de la viñeta a la pantalla

Winter Soldier: de la viñeta a la pantalla

Por el Cine/TV

Winter Soldier: de la viñeta a la pantallaFinalmente ayer se estrenó "Captain America: The Winter Soldier", la nueva entrega fílmica del Centinela de la Libertad que trae de regreso a un viejo amigo de la saga. A continuación le dedicamos algunas líneas a ese gran personaje que es el Soldado de Invierno. En una próxima entrega, la reseña de la película propiamente dicha.

"Lo vamos a extrañar. Y rezaremos por una resurrección", decía Superman en su discurso durante el funeral de J'onn J'onnz en el número 2 de Final Crisis (Grant Morrison y J.G. Jones, 2008), poniendo así en evidencia esa regla no escrita del cómic de superhéroes según la cual nunca nadie está definitivamente muerto.

Uno de los personajes que rompía esa regla era justamente Bucky Barnes, el mejor amigo y colega de Steve Rogers durante la Segunda Guerra mundial. Es que al parecer, los lectores habíamos demostrado que podíamos vivir sin él.

Winter Soldier: de la viñeta a la pantallaSin embargo, cuando en el año 2004 el guionista Ed Brubaker tomó la serie del Capitán América (extendiendo su estadía durante ocho maravillosos años) decidió revertir la situación y traerlo de regreso. El giro argumental no pudo haber sido mejor: presuntamente muerto, se reveló que en realidad Bucky había caído en manos de los servicios de inteligencia soviéticos quienes le lavaron el cerebro y lo programaron para convertirlo en un agente encubierto que respondería al nombre de Winter Soldier. El tiempo que transcurría entre misión y misión lo pasaba en una cámara criogénica y sólo era "despertado" para ejecutar misiones especiales, lo que justificaba el que apenas hubiese envejecido unos años desde su desaparición.

La película de Marvel Studios, además de presentar un Winter Soldier que en su apariencia física es un calco de su par historietístico, toma ese origen prácticamente al pie de la letra. Por supuesto que luego encara otros caminos (la idea de un S.H.I.E.L.D. infiltrado tiene como referencia más inmediata la recomendable serie Secret Warriors de Jonathan Hickman), pero no hay que olvidarse que estamos apenas ante una de las paradas de una gran historia que continuará en los próximos años.

En el mundo de las viñetas el Winter Soldier resultó ser un personaje interesantísimo que de a poco se fue adueñando de una serie "ajena", desplazando al propio Steve Rogers no sólo del rol protagónico sino también de la preferencia de los lectores. Es que se trataba de un personaje lleno de matices, que arrastraba un pasado muy oscuro con el que le era prácticamente imposible convivir.

Quienes hayan visto la película podrán decir que la presencia en pantalla del Winter Soldier fue un tanto escasa (de hecho, lo es), más aún si tenemos en cuenta que su nombre está en el propio título. Sin embargo, al menos para quien escribe, la elección de los hermanos Russo (encargados de la dirección) y los guionistas Christopher Markus y Stephen McFeely de dosificar sus apariciones es de lo más acertada, en tanto ayuda a crear esa sensación de que estamos ante una amenaza que se mueve desde las sombras y que entrará en escena en el momento menos esperado.

Recordemos además que desde la primera entrega de Iron Man, la apuesta de Marvel Studios ha sido la de generar una narrativa a largo plazo, en cierta forma emulando la manera en que las historias de sus personajes van evolucionando mes a mes en su universo de papel.

Winter Soldier: de la viñeta a la pantalla

Precisamente en esa construcción progresiva es que Bucky/Winter Soldier se ha convertido en uno de los personajes más interesantes que el cómic superheroico ha dado en la última década. Con su vuelta, Brubaker demostró que no existen malos personajes, sino simplemente personajes mal aprovechados y que el potencial para contar buenas historias se encuentra a veces en los lugares menos pensados.

Aun alejándose del material original, otro gran acierto de la película es el de haber captado el ritmo y la atmósfera de la historia del Bru. Algún toque de noir (una especialidad de la casa), altas dosis de espionaje, un fino desarrollo de los personajes secundarios y un sentimiento de paranoia tal que, uno como lector (y ahora como espectador), nunca sabe en qué equipo juega cada uno. Todo eso contado a la velocidad con la que se mueven las mejores entregas de la saga Bourne.

Uno de los hitos de la era Brubaker al frente de la serie del Cap fue la muerte de éste en el número 25. Para ese entonces, estaba claro que la excelente construcción del personaje de Bucky durante los dos años anteriores sólo podía significar que él sería el sucesor que cargaría el escudo y continuaría con su legado. Sin dudas, se trató de una jugada muy inteligente, ya que con ella se abría un abanico totalmente nuevo de historias que explorar.

Winter Soldier: de la viñeta a la pantalla

De ninguna manera esto quiere decir que ese es el rumbo que tomará la saga del Centinela de la Libertad en la pantalla grande, pero justamente en Multiverseros tenemos un foro que es para hablar de estas cosas.

Captain America: The Winter Soldier es una excelente película, una de las mejores del universo Marvel Studios y que una vez más le hace justicia a los personajes que le dieron vida. Y es una excelente película ya no sólo por lo que muestra, sino también por lo que promete para futuras entregas: tenemos a Crossbones, a Sharon Carter (la Agente 13), a un gran Falcon y por supuesto, tendremos mucho más Bucky. Pedir más es de angurriento.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3