Home Cine/TV X-Men: Apocalypse (Apocalipsis)

X-Men: Apocalypse (Apocalipsis)

Por el Cine/TV

X-Men: Apocalypse (Apocalipsis)No se dejen engañar por el título. Hasta bastante entrada la película, el principal rol del inmortal azul será jugar al "celebrity makeover" con algunos mutantes famosos. Mientras tanto (y después también) tendremos una típica aventura de los X-Men, dramática y superpoblada.

X-Men: Apocalypse (Apocalipsis)

Nunca terminó de engancharme la nueva encarnación de los X-Men en el cine. No porque modificaran la continuidad de la trilogía original (que me gustó sin rasgarme una sola vestidura) sino por un par de decisiones creativas que fueron condicionando las historias.

La primera es el salto al estrellato de algunas de sus figuras. Dudo que el rol de Mystique en la nueva serie fuera tan preponderante si no estuviera interpretada por una Jennifer Lawrence que no ha parado de meter hits en el cine. Lo mismo con un Magneto que vuelve una y otra vez a la palestra, siempre con momentos dramáticos a cargo de Michael Fassbender.

Después está todo ese tema de atarse al pasado. Quizás funcionara en la primera, con su reinterpretación de la crisis de los misiles, pero en cada instancia hay un intento por "homenajear" a la época en la que ocurre la aventura que por momentos se inmiscuye demasiado en el relato. Todo por intentar que la continuidad cierre (hablaremos de eso más adelante).

Dicho esto, me dispuse a ver una película que venía con algún palito encima de las primeras críticas, con Mystique cada vez menos tiempo de color azul (para mostrar bien a la Jenny) y ambientada en los locos años '80. Y pese a todo esto, me encontré con una historia muy entretenida, aunque tenga sus problemas y repeticiones.

X-Men: Apocalypse (Apocalipsis)

Todo comienza con una escena muy Gods of Egypt en la que se nos presenta al antagonista que da nombre a la película: Apocalypse, un mutante viejo como la ruda que se mantiene vivo con la fuerza vital de otros mutantes, de los que además conserva sus poderes. Jodido, por decir poco.

Su aparición a finales del siglo XX interrumpirá la interesante historia de los alumnos del profesor Charles Xavier, el rebelde Magneto y otros mutantes que andan desperdigados por el mundo y terminarán en uno y otro bando.

X-Men: Apocalypse (Apocalipsis)

Lo más interesante pasará por lo que hizo famosos a los X-Men en la época en la que más o menos se sitúa la cosa: las relaciones entre los alumnos y la moralidad gris de algunos de los protagonistas... por más de que la charla entre Xavier y Magneto sobre la forma en que hay que comportarse ya esté trilladísima (y si no la recordabas, habrá un montaje para que me des la razón).

Mientras Cyclops hace las veces de personaje nuevo al que le explican todo, Apocalypse conducirá su propio programa de televisión de makeovers, cambiando vestuarios y peinados de sus Cuatro Jinetes, algunos con arcos más definidos y otros haciendo la gran "Captain Phasma" del X-verso (¡hola, Psylocke!).

X-Men: Apocalypse (Apocalipsis)

Por momentos parece que la aventura tuviera demasiadas partes móviles, con personajes nuevos, otros que vuelven, otros que ya vimos en la primera trilogía, etcétera, etcétera, mientras el Gran Malo Azul se toma su tiempo reclutando gente para hacer cosas que podría hacer solito.

Todo empezará a confluir en la última parte de los 144 minutos que por momentos se hacen un tantito largos, sobre todo cuando uno ya sabe por dónde va a ir yendo la historia y quiere que corten caminos. Por suerte habrá suficientes escenas de acción para hacer llevadero el asunto.

X-Men: Apocalypse (Apocalipsis)

Al final, el que la termina llevando peor es el Apo. De la acción, la mejor tiene como antagonista a otro (que no voy a espolvorear acá), por más de que la escena final tenga sus buenos momentos. Pero sus apariciones no llegan asustar y al final es una suerte de Monitor reclutando tipos para la Crisis que se avecina. Y sí, tenía que hacer alguna cita de DC o me iba a sentir mal.

Si no nos molesta que hayan desperdiciado a Oscar Isaac y que Magneto tenga por tercera vez el mismo arco, vamos a encontrar una historia entretenida, sin grandes innovaciones pero más comiquera que muchas otras de los X-Men (incluso las mejor recibidas). Eso sí: traten de no pensar qué edad tiene cada personaje, o la cabeza les va a doler como si hubieran usado a Cerebro ocho horas seguidas.

X-Men: Apocalypse (Apocalipsis)

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3