Home Columnas El Arquiólogo El Arquiólogo - Conexión Nórdica

El Arquiólogo - Conexión Nórdica

Por el El Arquiólogo

El Arquiólogo - Conexión NórdicaDesde hace no poco tiempo nuestras librerías han sido inundadas por autores que proceden de países escandinavos, principalmente en lo referido a novela negra. A continuación expondré algunas reflexiones sobre la oferta literaria proveniente de estas regiones del globo.

Debo confesar que tengo una particular debilidad por los, o más bien, las nórdicas y que tuve la suerte de recorrer por casi un mes Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia, lo que me permitió conocer desde dentro la cultura de estos países.

El Arquiólogo - Conexión NórdicaUn par de años atrás, hurgando en una de las tantas librerías de saldos de nuestra costa atlántica, apareció un libro que llamó particularmente mi atención por tratarse de un Thriller-Religioso-Conspirativo (género del cual debo leer al menos un libro al año) y precisamente por ser escrito por un noruego, llamado ‘Los Custodios del Testamento’.

Básicamente, llamo “Thriller-Religioso-Conspirativo” a aquellas historias que comienzan con un hallazgo de, por ejemplo, un manuscrito, que puede cambiar la historia y hacer temblar las instituciones, que se ha puesto de moda gracias al CdV de Dan Brown, pero que siempre ha existido. Al hojearlo y ver sus páginas llenas de runas, mapas y códigos hizo que no dudara ni un segundo en comprarlo, a pesar de que su estado era medio calamitoso.

El autor Tom Egeland (Noruega, 1959) es un periodista muy conocido en su país, siendo a su vez un muy buen narrador. Investigando un poco, enseguida me hice con ‘El Final del Círculo’, el otro libro editado en español de este autor (de diez escritos), de curioso parecido con el CdV pero escrito dos años antes, en 2001.

Ambos libros son protagonizados por Bjørn Beltø, un arqueólogo albino, propietario de un Citroën 2 CV apodado “El Bola” y con un gran trastorno nervioso, que pasó a ser mi personaje de novelas “conspiranoicas” preferido. Estos libros son muy recomendables para los fanáticos del género y para quienes buscan entretenimiento puro en una novela. Resulta una verdadera lástima que la editorial se olvidara completamente de Egeland, autor que cumplió la función de acercarme al mundo de la literatura nórdica. Demás está decir que si se hubieran editado más de sus libros los hubiera comprado sin dudar.

El Arquiólogo - Conexión Nórdica

Como decíamos, los escaparates están saturados de autores nórdicos cuya temática principal es la novela negra. Nos podríamos preguntar a que responde este fenómeno. Parte de la respuesta estaría en comprender que esa sociedad de bienestar que suponemos que los caracteriza no existe como tal y aparentemente estos países estarían sufriendo de las mayores tasas de delitos por habitante de Europa (aunque siendo sincero, el tiempo que estuve entre ellos no vi nada de eso; al contrario, estaba todo muy ordenadito y limpito). Por esa causa estos autores utilizan sus trabajos para realizar una gran crítica social y política a sus gobiernos y autoridades.

Por más de un año intenté resistir pero debido a la gran cantidad de reseñas, notas periodísticas y recomendaciones no pude más que ceder ante la ‘Trilogía Millennium’, obra del (a esta altura) gran Stieg Larsson (Suecia, 1954-2004), de la cual hasta ahora he leído las dos primeras entregas. Mi resistencia se debía básicamente al elevado precio de estos libros, si mal no recuerdo $660, $680 y $750 (así, en orden creciente) y por el espantoso diseño de cubierta que tienen los tres volúmenes.

Los tres libros son protagonizados por un periodista, Mikael Blomkvist, y por una investigadora llamada Lisbeth Salander. La primera entrega, ‘Los hombres que no amaban a las mujeres’, que trata de un caso de desaparición, me pareció sencillamente espectacular. Estamos ante una novela muy bien escrita y estructurada que hipnotiza al lector apenas comienza la lectura, confirmando toda la buena crítica por la que viene precedida. Intensa historia que mezcla, entre otras cosas, intrigas familiares, sádicos sexuales, asesinatos, corrupción económica, periodismo, hackers, nazis, violadores, crítica social y una historia de amor. ¿Qué más podemos pedir? Zombies (Epic Beard Man dixit), pero lamentablemente no es el caso.

El segundo de esta serie, llamado ‘La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina’, es presentado como una historia cuasi independiente del primer volumen pero que continúa en el tercero, más clásica en lo que al género de novela negra respecta, pero sazonada con una gran cantidad de aditivos y que nuevamente engancha en la primera página. Se mantienen los protagonistas del libro anterior, sumados a una gran cantidad de nuevos personajes que forman parte de una intriga muy bien llevada.

En cuanto pueda compraré el tercero, ‘La reina en el palacio de las corrientes de aire’, y veremos qué nos depara.

El Arquiólogo - Conexión Nórdica

El Arquiólogo - Conexión NórdicaTip: En librerías del ramo se puede comprar la edición en inglés de las tres novelas prácticamente al precio que cuesta una de ellas en español.

Si bien los padres de la novela negra nórdica son los suecos Maj Sjöwall y Per Wahlöö, el maestro del género a mi criterio es Henning Mankell (Suecia, 1948). Escritor prolífico, sobresale en su obra la serie dedicada al inspector Kurt Wallander, un entrañable personaje que divide su tiempo entre su trabajo en la policía de Ystad y su familia conformada por su hija y su padre, quien se dedica a la pintura con la particularidad de pintar una y otra vez el mismo motivo.

He leído las tres primeras: ‘Asesinos sin rostro’, ‘Los perros de Riga’ y ‘La leona blanca’. Estas historias se caracterizan por un asesinato o por la aparición de cadáveres, en el caso de la segunda entrega, y por la investigación (siempre complicada) en procura de ubicar a los culpables, algo bastante simple que tomado por un maestro como Mankell se transforma en excelentes historias. Esto se debe que Mankell es un gran narrador, que maneja magistralmente la intriga y la acción de la novela negra clásica, intercalado esto con constantes críticas a la `sociedad de bienestar´ sueca. Al mismo tiempo en que desarrolla su trabajo, Wallander deberá lidiar con las exigencias familiares y con sus fantasmas personales.

El Arquiólogo - Conexión Nórdica

El Arquiólogo - Conexión NórdicaTip: La editorial ofrece dos versiones de sus libros, siendo la colección Maxi la más económica; el problema es que tarda un tiempo en publicarse con respecto a la colección Andanzas.

Existen muchos otros autores, como por ejemplo Arnaldur Indridason (Islandia, 1961) de quien pude leer ‘Las Marismas’, buena novela parte de una serie, también protagonizada por un policía (Erlendur Sveinsson) con características similares a las de Wallander, por lo que decidí continuar por ahora con la obra de Henning Mankell.

Otros autores que aparecen son Jo Nesbø (Noruega 1960), Camilla Läckberg (Suecia 1974) y Åsa Larsson (Suecia, 1966).

Por último, hablemos de cómics.

El Arquiólogo - Conexión NórdicaAl investigar un poco sobre Indie Comic, di con un autor, Jason (Noruega, 1965), cuyo estilo me cautivó al instante. Ganador del Eisner Award en dos oportunidades y con una gran influencia de Hergé en la utilización de la ‘línea clara’ en su estilo gráfico pero también en lo que respecta a la forma clara de narrar historias, su dibujo minimalista cobra gran importancia debido al poco o inexistente diálogo presente en sus guiones, principalmente en sus primeros trabajos. Otra particularidad es que sus historias son protagonizadas por animales antropomórficos. Influenciado por el cine del siglo XX, (de los 20s a los 80s según sus propias palabras) sus tramas son tan variadas que podremos encontrar en sus trabajos personajes históricos, monstruos, romance, drama, asesinatos y viajes en el tiempo.

Su blog es: Cats Without Dogs

Algunas de sus obras son:

  • Hey, Wait... (2001)
  • The Iron Wagon (2003)
  • The Left Bank Gang (2006)
  • I Killed Adolf Hitler (2007)
  • Low Moon (2009)

Obviamente, seguiré leyendo las obras de los autores aquí reseñados (de la serie Wallander, por ejemplo, tengo dos en espera) y en la búsqueda de otros nuevos, ya que reconozco que la literatura nórdica en general ha pasado a ocupar un lugar muy importante en mi biblioteca.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3