Home Columnas El Arquiólogo Reseña: La verdad sobre el caso Harry Quebert

Reseña: La verdad sobre el caso Harry Quebert

Por el El Arquiólogo
Reseña: La verdad sobre el caso Harry Quebert

Otra vez nuestro arquiólogo dio con una novela de su paladar, aunque esta vez fue más lo googleado que lo caminado. Una historia difícil de encuadrar que mezcla lo policial con los secretos tras la elaboración de un best seller. Para saber un poco más, pasen y sigan leyendo.

Desde hace un tiempo se viene comentando en la web sobre este fenómeno literario que había llamado mi atención en su momento por su título, ya que habla de “la verdad sobre”. Lo que llevó a preguntarme si habría existido una “mentira sobre”, si se trataba de un hecho real, pero no, resulto ser solo una novela. Eso sí, una novela bastante singular.

Al aparecer en las librerías de nuestro país enseguida me atrajo su tapa ya que fue diseñada por Santillana utilizando una pintura de Edward Hopper (1882–1967), uno de mis artistas plásticos favoritos, llamada Portrait of Orleans de 1950. Hopper es famoso por plasmar de una forma muy particular la “vida americana” siendo uno de sus temas recurrentes la soledad. Y su cuadro más famoso, Nighthawks, es sencillamente maravilloso.

Sumado a todo lo anterior, increíblemente el precio ($490) parece bastante justo, ya que hablamos de un volumen de casi 700 páginas. Por tanto ya no tenía excusas y aprovechando la cercanía del Día del Padre “di a conocer” mi interés en el librito en cuestión, que se convirtió en uno de mis obsequios.

Su autor, Joël Dicker, es un joven escritor de origen suizo que curiosamente pasaba sus veranos en América y es por esa razón que ha elegido para el desarrollo de su thriller, una apacible localidad llamada Aurora por él inventada en las cercanías de New Hampshire, en la costa este de los EE.UU. Una combinación de por sí bastante inusual.

Reseña: La verdad sobre el caso Harry QuebertEntrando de lleno en lo que tiene que ver con la novela, la trama puede parecer en un principio simple ya que básicamente relata la investigación que lleva adelante el joven escritor Marcus Goldman sobre un asesinato ocurrido hace más de treinta años (Nola Kellergan, quinceañera ella), en el que se ve involucrado su mentor Harry Quebert, también escritor, quien supo tener una relación con la chica Kellergan.

Pero en realidad se trata de una intrincada y laberíntica historia en la que el autor teje una telaraña de sucesos relatados desde diferentes puntos de vista, ya sea por sus propios protagonistas o por testigos de los hechos.

Asimismo Dicker maneja para el desarrollo de la trama escenarios en tres diferentes tiempos (1975, 1998 y 2008) y un gran número de personajes increíblemente presentados, muy bien caracterizados e implicados de alguna u otra manera en los hechos, quienes colaboran en la investigación pero no dudan en ocultar sus secretos y de los que el lector desconfía constantemente.

Paralelamente a la investigación policial se presenta de manera más que interesante la relación entre Marcus, el joven escritor que atraviesa por una “crisis de página en blanco” luego de una obra de gran éxito, y la del escritor consagrado y casi de culto en que se convirtió Harry Quebert, cuya principal obra se conoce como “Los orígenes del mal”.

Agentes, editores, plazos, autores atormentados y todo lo referente a la concepción de un “best seller” son retratados a lo largo de la obra, incluso la estructura de la novela en tres partes hace referencia al proceso de escritura y más aún, cada capítulo (numerados a la inversa del 31 al 1) presenta un prólogo donde el viejo escritor aconseja mediante diferentes “tips” al joven Marcus, y no solo en lo relativo a la escritura.

¿Este nuevo fenómeno mundial, es un libro adictivo? Totalmente. Muy entretenido, con un texto dinámico basado en gran parte en excelentes diálogos, siendo especialmente disfrutables los que mantiene el protagonista con su Idishe Mame.

¿Se podría catalogar como novela policial? Al menos tiene todos sus elementos: asesinatos, investigadores y varios sospechosos. Los expertos no se ponen de acuerdo y su propio autor no termina por decidirse.

¿Está presente la clásica historia de amor que todo complica? Sí y bastante compleja, diría que es una historia de amor a 4 o 5 bandas.

¿Tiene vuelta de tuerca? Unas cuantas y en diferentes niveles.

¿Tiene algún aspecto negativo? Lo único que no me convenció es el tono meloso en que se nos presenta la relación Harry – Nola.

¿Vale la pena leerla? Aunque uno no sea fanático del genero en muy recomendable su lectura. Pienso que el objetivo del autor de “dar placer a los lectores, divertirlos y mantener su atención” está plenamente cumplido. Me resulta casi imposible incluir en esta reseña todas las facetas y aristas que la trama contiene. No he mencionado aún por ejemplo al Boxeo, disciplina que une a ambos escritores y que aparece como otro elemento fundamental en la historia.

¿Es bueno este Dicker entonces? Banco a morir a Dicker ya que es ferviente defensor del libro frente al ebook, entre otras cosas porque su Mamá es dueña de una librería. La complejidad de esta novela no es para cualquiera, es un rompecabezas con varias piezas que además se van reconfigurando a medida que avanza. El año que viene Alfaguara publicará una segunda novela suya ambientada en la Segunda Guerra Mundial. Resérvenme un ejemplar. Igualmente debería ya estar escribiendo otra historia protagonizada por Marcus Goldman.

¿Será llevada al cine? Ya deben tener los actores elegidos.

Reseña: La verdad sobre el caso Harry Quebert

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3