Home Columnas Hank y su Cajón de Juguetes Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Por el Hank y su Cajón de Juguetes

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1Después de tanto tiempo deambulando por juguetes basados en el cine y la televisión, nuestro Hank Scorpio se saca el gusto de zambullirse en las colecciones basadas en los cómics de los "Big Two" y comienza esta vez por los macacos de DC.

Parece mentira que en un sitio dedicado mayoritariamente a los cómics, esta humilde columna haya demorado tanto tiempo en abordar las adaptaciones en plástico de los personajes que seguimos mes a mes. Para rectificar tal grave omisión es que el Cajón se dedicará a repasar las colecciones muñequeriles de los dos universos mas importantes de las historietas (perdón, Todd). Es un servicio a la comunidá no sólo para nostalgiosos, sino también para incipientes coleccionistas que pierden el sueño con dudas existenciales como: "¿existe un macaco de Jakita Wagner?", o "¿cuántas versiones del Superman de Alex Ross hay?". Ah, al Universo Animado y las chiquicientas versiones de Batman ni los busquen, porque quedan para otra.

Super Powers (1984-1987): "Mientras tanto, en el Salón de la Justicia..."

Antes que el asunto de los macacos se convirtiera en algo más destinado a coleccionistas que al recreo de primaria, Super Powers fue tal vez la colección más redondita y pura del Universo DC por mucho tiempo. Digo "pura" porque, a diferencia de muchas líneas subsiguientes, acá contamos con tan sólo una versión bien hecha de cada personaje, en vez de las numerosas repeticiones colorinchudas con accesorios y armaduras estrafalarias que caracterizan a sus sucesores.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

No creo que exista un solo forista de 30 para arriba que no haya tenido al menos una de estas maravillosas figuras. Super Powers supo ser una combinación perfecta de moldes fieles (basados directamente en el arte de José Luis García-López, Jack Kirby, George Pérez, Ed Hannigan y Mike de Carlo), "poderes" idóneos a cada personaje, un reparto nutrido y parejo, y un alto nivel de jugabilidad. Para infantes demasiado jóvenes para leer, esta serie supuso la introducción por excelencia a Superman, Batman, Wonder Woman, Flash y, por sobre todas las cosas, Aquaman.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Los 23 mini-cómics que acompañaron las figuras fueron creados (pero no acreditados) por gente como Alex Saviuk y Dick Giordano, mientras que los dossiers de los personajes aportaban datos absolutamente acordes con las biografías comiqueriles. El estudio Hanna-Barbera ya había animado al plantel de la Liga de la Justicia en la serie Super Friends en 1973 y 1978; con el empuje de la compañía juguetera Kenner, volvió a las andadas con dos miniseries adicionales, a fin de darle más vigencia a los personajes. Típico de otras series de la época, nuestros héroes tuvieron que lidiar con patiños irritantes e innecesarios como Marvin, Wendy y el Perro Maravilla para apelar a los mas chiquitos. La segunda serie los fletó a cambio de sidekicks como Zan y Jayna (¡los Gemelos Fantásticos!) y héroes especialmente creados para la serie como Samurai y Jefe Apache. Alex Toth, el veterano diseñador de Space Ghost y Birdman entre muchísimos otros, fue el responsable de las representaciones animadas que marcaron a toda una generación.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Kenner fue la afortunada en obtener la codiciada licencia, después de dar muestras sobradas de calidad con el manejo del universo de Star Wars con sus 115 figuras durante el lanzamiento de la trilogía original. La primera tanda incluyó a los heavy hitters de DC. Además del quinteto mencionado más arriba, también tuvimos al resto de la Justice League representada en el dibujito de Hanna-Barbera: Green Lantern, Hawkman y Robin. Los villanos pertenecían exclusivamente a las galerías de Superman y Batman: Lex Luthor, Brainiac, Joker y el Pingüino.

La segunda tanda introdujo a varios héroes de la Liga quizás menos conocidos por el público común, como Dr. Fate, Firestorm, Green Arrow, Martian Manhunter y Red Tornado. En cuanto a los malosos, Kenner agarró para el lado de Apokolips y los New Gods de Jack Kirby, con adaptaciones clásicas y modernas de Darkseid, Desaad, Kalibak, Parademon, Mantis y Steppenwolf. Cabe resaltar que por su servicio a la colección (tanto por crear y rediseñar personajes como por su colaboración en los cómics relacionados con la serie), las royalties que le correspondían al "Rey" fueron de los pocos que recibió en vida en su ilustre carrera. Aprendé, Bob Kane.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

La tercera y última tanda ofrecida al público fue quizás la menos familiar para los no seguidores de los cómics y la principal causa por la que la línea no se extendiera. Porque si de llenar los ganchitos de las góndolas con personajes del Universo DC se trata, había cuerda para rato. Aún así, recibimos excelentes figuras del fan-favorite Cyborg, Cyclotron y Golden Pharaoh (estos dos creados especialmente para la colección), Mr. Freeze (que cambia de color si lo encerrás en el freezer), Mr. Miracle, Orion, Plastic Man, Samurai, Shazam y el punk aurinegro Tyr. Como había sucedido años antes con Boba Fett antes de que saliera The Empire Strikes Back, Kenner ofreció como figura exclusiva de canje por correo nada menos que a Clark Kent. Hasta hubo planes de sacar una caseta de teléfono para que pelara los lentes y la corbata y se transformara en "yasabemosquién", pero lamentablemente no pasó de la etapa de pre-producción.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Jimmy Olsen descubre la pólvora.

Los vehículos eran una maravilla e incluyeron la nave anti-Kriptonita de Superman, el Batimóvil (de pie, señores), el Baticóptero y naves para Luthor, Darkseid y Kalibak. Todo esto siempre complementado con el icónico Salón de la Justicia. También hubo un curioso "Jogger de la Justicia" para Superman.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

El primero que haga un chiste de Christopher Reeve queda baneado del foro indefinidamente.

Tal como en el caso de G.I. Joe, Super Powers tuvo sus versiones sudacas a cargo de las compañías Pacipa en México y Playful en Argentina. Además de los personajes oficiales, sacaron un exclusive y penoso Riddler, en realidad un Green Lantern retocado, que curiosamente hoy en día se cotiza mucho en Estados Unidos. Yéndose bastante más al joraca, la empresa colombiana Gulliver tuvo la osadía de confundir a los pequeñuelos y hacer pasar por personajes de DC al apócrifo Capitán Rayo (un engendro formado por partes de Aquaman y Superman) y su archi-villano el Hombre de las Nieves (un Hulk blanco y gris).

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Pero la otra cara de la moneda es que, para los que se quejan de que en aquella época pagábamos el precio de vivir en el Tercer Mundo por no poder celebrar new comic book day todos los miércoles, sí contábamos con tres artículos exclusivos e intransferibles. Me refiero al inmortal álbum de figuritas (siempre grité ese foul violento de Sangre en el partido de fóbal entre el bien y el mal), los cuidados naipes de Cromy con el arte de García-López ("¡¡Peleas ganadas: 966!!") y la colección de vasos de plástico con destapador incluido que repartía Pepsi. Chupen, gringos giles.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Volviendo a las figuras, hace unos años el coleccionista e historiador Jason Geyer develó la fascinante historia sobre no sólo los planes iniciales de Kenner para con la colección, sino también el propuesto plantel para tres tandas jamás producidas. Ex-empleados de Kenner le acercaron material interno nunca antes visto, el cual demuestra la idea original de separar cada colección por personaje (algo que recién se haría años más tarde), una línea centrada en Lois Lane pensada para niñas, otra con versiones infantilizadas de nuestros héroes a llamarse Jr. Superheroes, y muchos más vehículos y playsets para Superman, Green Lantern, Wonder Woman, los Teen Titans y Batman, incluyendo uno en un techo Gótico y una preciosa Batiseñal con colores cambiantes.

Anunciando la cuarta serie que nunca saldría, prototipos terminados ya se vislumbraban en el catálogo de Kenner que se ve aquí abajo:

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Shockwave, Mr. Mxyzptlk, Quadrex, Man-Bat, Silicon, El Dorado, Creeper, Golden Superman, Vigilante , John Stewart y Blue Devil

Investigando un poco las tandas restantes no ofrecidas al público que descubrió Geyer, se puede ver una mezcla de personajes vistos en Super Friends, miembros de los New Gods y los Teen Titans y algunos originales de Kenner. De los que ya tenían encaminados que se aprecian en el arte de pre-producción acá, figuran Bizarro, Metallo, Supergirl, Kid Flash, Manhunter, Black Vulcan, Deathstroke, Obsidian, Black Racer y Reverse Flash.

Otros personajes, menores y no tanto, que se rumorearon desde un principio pero no encararon incluyeron a Lois Lane, Changeling, Blue Beetle, Booster Gold, Batgirl, Solomon Grundy, Power Girl, Dream Girl y Swamp Thing. Por suerte a este último se lo guardaron para su propia serie más adelante, a tal punto que varios coleccionistas lo consideran el "Super Power perdido".

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Entre los vehículos no producidos que me hacen arrancar las mechas figuran la nave de Brainiac, el Avión Invisible de Wonder Woman y el auto Fórmula-1 de Plastic Man, además de la imponente Torre de Darkseid que te sigue con los ojos a donde vayas.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Para liquidar con el asunto, los dejo con un ameno mini-documental con muchas caras conocidas sobre la serie animada y su relación con la juguetera, que se puede encontrar como uno de los extras del DVD de Super Friends:

Después de cancelada la línea y transcurrido un par de años de inactividad juguetera, el Batman de Tim Burton logró indirectamente que los superhéroes de DC volvieran al ruedo, como una colección compañera de la de la película. Esta vuelta, la responsabilidad cayó en manos de la entonces novata compañía Toy Biz. Al ser uno de sus primeros emprendimientos, los resultados de DC Comics Superheroes (1989) fueron bastante mediocres, al reciclar moldes de Super Powers pero cambiando colores y materiales y agregando piezas y accesorios de menor cantidad. Aún así, finalmente tuvimos versiones oficiales de Lex Luthor con el traje violeta de los cómics, Two-Face con una gigantesca moneda y The Riddler, en realidad un Flash recoloreado, que venía con unos rollitos de papel con acertijos del calibre de "Pérez anda, Gil camina...". La línea fracasó y DC volvió a ser representada por Kenner. De todas formas y como se verá más adelante, Toy Biz se haría acreededora de la valiosa licencia de Marvel. A lo largo de los '90, la compañía evolucionaría a pasos agigantados saturando el mercado con macacos de la Casa de Ideas, hasta culminar en la maravillosa línea contemporánea Marvel Legends.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

DC Direct y DC Collectibles: lo que se te antoje (1998-presente)

Al igual que con Image Comics y su derivado McFarlane Toys, DC ahora cuenta con su propia compañía juguetera para satisfacer los antojos de sus fans más exigentes. Curiosamente, DC Direct salió al mercado en 1998 no con los héroes y villanos cantados de su universo comiqueril, sino con Alfred E. Neuman, la idiótica mascota de la institución satírica MAD, y con los famosos espías narigones en blanco y negro de Spy vs. Spy. Demostrando una aguda sinergía corporativa, recientemente se lo ha visto a Neuman disfrazado de los más emblemáticos personajes del DCU, en la colección Just-Us League of Stupid Heroes.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Reacios a transitar el camino más trillado, al año siguiente DC Direct también nos trajo selecciones curiosas, aunque bienvenidas: Sandman, Swamp Thing, Death, Jesse Custer, Plastic Man, Starman y Spider Jerusalem, quizás para saciar el apetito de comiqueros y coleccionistas ya hartos de la escasa representación de sus personajes favoritos (Nota del editor: compré ese Spider hace años en Montevideo Comics y es una de las joyas de mi colección).

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Ya entrado el milenio, la cosa se estandarizó bastante, al agrupar a héroes y villanos en colecciones acordes como las de Preacher, Mystics Mages & Magicians, los New Teen Titans, Amazing Androids y versiones Golden Age de la Justice Society of America.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

A medida que pasaba el tiempo se fueron complementando los supergrupos con personajes sub-representados, con especial atención a los clásicos (Legion of Super Heroes y Justice Society), los planteles femeninos y sobrenaturales, los villanos de Flash y Green Lantern y colecciones inéditas de Sandman, The Authority y Planetary. A pesar de haberse planeado y cancelado años antes por miedo al fracaso de ventas, no fue sino hasta que salió la adaptación fílmica de Zack Snyder en el 2009 que Watchmen tendría su propia colección.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Ya con el éxito de la compañía bien establecido, finalmente Superman contó con una colección oficial y cuidada, que después se extendería con versiones Silver Age (acompañado por la gente del Daily Planet), Last Son, All-Star, New Krypton, Through the Ages y Red Son. Como no podía ser de otra manera, a Supes no le quedó otra que compartir una línea con Batman, el personaje juguetero de DC por excelencia, basada en parte en el arte de Ed McGuinness.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Por primera vez desde Super Powers, la Liga de la Justicia empezó a presentarse como la "línea madre" que en realidad es, extendiéndose bajo el manto de las diversas "Crisis" que han sucedido en el Universo DC (Infinite, Identity, etc.) y cubriendo sus encarnaciones internacionales, clasificadas e históricas. También hubo lugar para algunos two-packs nostalgiosos y la serie DC Universe, basados en Super Friends y Super Powers respectivamente, con articulación y detalles de primera.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

De la misma forma que había pasado con The Long Halloween y Dark Victory (más información en el próximo boletín), DC Direct adaptaría The New Frontier de Darwyn Cooke y las interpretaciones de calidad fotográfica del inimitable Alex Ross. Acérrimo coleccionista de figuras de acción, el mismo artista diseñaría sus interpretaciones para las líneas Kingdom Come, Justice y JSA.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Más recientemente y rebautizada como DC Collectibles, la compañía se encuentra más que ocupada explotando a héroes y villanos de The New 52, Justice League: War y el exitoso videojuego Injustice: Gods Among Us.

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Hank y su Cajón de Juguetes: DC Comics 1

Como se podrán dar cuenta, esta nota apenas araña la superficie de lo ofrecido por DC Direct. Si todavía les queda afán completista (o están haciendo una lista para el próximo pariente o amigo que se venga de viaje para el norte), dense una vuelta por la página del compañero Joe Acevedo (gran nombre), quien ha catalogado minuciosamente todas y cada una de las figuras que ha sacado DC Direct en forma cronológica hasta la fecha.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3