Home Columnas Hank y su Cajón de Juguetes Hank y su Cajón de Juguetes: G.I. Joe (parte 2)

Hank y su Cajón de Juguetes: G.I. Joe (parte 2)

Por el Hank y su Cajón de Juguetes

Hank y su Cajón de Juguetes: G.I. Joe (parte 2)Continúa el repaso por una de las líneas de figuras de acción más populares de los años ochenta. Nuestro macacólogo oficial nos sigue contando la historia de los juguetes mientras se anima a aventuras lo que nos traerá la nueva película que se estrena por estos días.

1982-1986: "Los Años Dorados" (pero sin Dorothy, Blanche, Rose y Sofía)

En los primeros cuatro años de la colección se presentaron la gran mayoría de los personajes clave de la serie. En años siguientes se optó por darles uniformes diferentes, crear variaciones con otros nombres, o personajes nuevos que en su mayoría fueron resistidos por los fans. A modo de repaso para la película que se estrena este mes, he aquí una lista reducida y subjetiva de los esenciales y más recordados. El cliquear en cada nombre los llevará a su respectiva página en el sitio de referencia obligado yojoe.com, donde podrán ver fotos de cada muñeco y sus accesorios ("¡ah, ése era el que yo tenía!"), comparar las múltiples variantes y leer su respectivo dossier.

Los buenos:

Hawk: el generalísimo del equipo, encargado de enlistar a la mayoría de los personajes.

Duke: el sonriente y rubietón sargento-líder del grupo.

Shana "Scarlett" O'Hara: una letal combinación de inteligencia, fuerza y belleza inspirada en otra famosa pelirroja, la de "Lo que el viento se llevó".

Snake Eyes: tal vez el personaje más popular de la serie, un comando-ninja silencioso pero mortal, cuyo nombre clave en la jerga timbera es sinónimo de mala suerte (para el enemigo, se entiende). Nunca muestra su rostro ni emite palabra ya que quedó desfigurado y con las cuerdas vocales destrozadas después de rescatar a Scarlett de un accidente de helicóptero. La primera versión de Snake Eyes fue un accidente fortuito: el macaco fue originalmente diseñado completamente en negro únicamente para ahorrar en detalles de pintura, antes de que se decidiera explorar el pasado ninja del personaje.

Ace y Wild Bill: pilotos de avión y helicóptero, respectivamente. El primero es adicto al ajedrez y el segundo un estereotípico cowboy texano, amante de la música country.

Cover Girl: una ex-modelo cuya destreza y belleza "reducen a los hombres a tontos tartamudeantes".

Snow Job: soldado ártico, más adelante reemplazado por Iceberg y Frostbite.

Torpedo: el taciturno buzo experto en artes marciales, exponente de los SEALs (Sea, Air and Land). Más tarde iría al banco de suplentes, siendo relevado por Wet Suit y Deep Six.

Tripwire: experto en demoliciones y detector de minas, quien curiosamente después de haber sido expulsado de un monasterio Zen por romper demasiados platos, halló la paz interior controlando explosivos.

Stalker: un ex-pandillero oriundo de Detroit quien, reformado tras la muerte de sus hermanos, se enlista como Army Ranger. Idolo de RinTinTin.

Y el resto del equipo: Rock n'Roll (artillero y guitarrista), Gung-Ho (el desquiciado marine de Nueva Orleans), Blowtorch (lanzallamas), Doc (médico) y muchísimos otros más.

Los malos:

El Comandante Cobra: el líder de la organización criminal por excelencia. Su origen narra la historia de un mediocre vendedor de autos usados quien, abrumado por las deudas y el fracaso, decide crear su propio imperio terrorista mundial. ¿Sumamente lógico, no? De las más de 50 versiones existentes del personaje, quizás ésta sea la más recordada, debido a la carga eléctrica que soltaba su yelmo a quienes intentaban desenmascararlo. Aquí se muestran varias de las múltiples interpretaciones del personaje en orden cronológico. Yo pude conseguir la remake china en la juguetería Delta Hobby por escasos pesos a principios de los '90:

Hank y su Cajón de Juguetes: G.I. Joe (parte 2)

Destro: el calvo y escotado proveedor de armas escocés de las fuerzas enemigas. Descendiente de una afluente dinastía de armamentistas que se remonta a muchos siglos atrás, Destro porta con orgullo la máscara de hierro de la familia, similar a la del personaje titular de la famosa novela de Alejandro Dumas.

La Baronesa: la despampanante y pérfida pareja de Destro. Un "cóctel letal”, diría Larry Hama, entre Gatúbela y Tina Fey, y favorita de las cosplayers.

Storm Shadow: el famoso ninja blanco enemigo, rival mortal de Snake Eyes.

Tomax y Xamot: dos hermanos gemelos basados en "Los Hermanos Corso" quienes comparten un vínculo telepático que les permite terminar las frases del otro.

Major Bludd: un cruel mercenario con parche, bigotes y brazo mecánico que se las tira de sofisticado escribiendo poesía mediocre.

Cientos de tropas anónimas: los más conocidos son los viejos y queridos Cobra Soldiers y Officers, pero con el correr de los años se les fueron sumando los también populares Crimson Guard Commanders (comandantes carmesís), Eels (hombres-rana), Snow Serpents (soldados árticos), Vipers (que eventualmente reemplazaron a los Cobra azules) y B.A.T.s ("Battle Android Troopers", o androides manyas de batalla).

En los primeros tres años de la línea se incorporaron los dos únicos cambios al diseño de los macaquitos que se mantienen hasta el día de hoy: la adición de una articulación en el antebrazo para darle más movilidad, y cabezas que ahora se mueven 360 grados, no solo de derecha a izquierda. Si bien en el '83 se reciclaron todos los personajes del año anterior, las versiones originales con "brazos fijos" se cotizan más por su escasez. Acá va una breve lección de anatomía pertinente, comparando las dos versiones:

Hank y su Cajón de Juguetes: G.I. Joe (parte 2)

Ya a partir del '84 la cosa se empieza a poner un pelín menos realista con la introducción de personajes con cierto tinte sobrenatural como Zartan, el camaleónico maestro del disfraz y el hipnotismo. Pero los guachos estaban demasiado ocupados mirando los dibujitos mientras tomaban la leche, leyendo el cómic después de hacer los deberes y jugando con los macacos durante el recreo como para ponerse de puristas. Es entonces que se dan a conocer varios de los personajes más icónicos de la serie, como el especialista en junglas Recondo, el artillero pesado y chef Roadblock, el shamán indígena Spirit, Mutt y su mastín Junkyard, el marinero Shipwreck y su loro Polly, los carismáticos Bazooka y Alpine, la refinada Lady Jaye, el bombero Barbecue, y el mercenario y saboteador Firefly.

Para el '85 G.I. Joe ya era un éxito consagrado y Hasbro no se cansaba de sacar personajes y vehículos a lo bobo. Esto ya empieza a disgustar a Hama (recordemos que el pobre Larry estaba a cargo de malabarear con decenas de personajes en el cómic), más que nada porque muchos de los nuevos personajes vendrían a ser variaciones de personajes existentes y no sólo saturaban sino que tampoco aportaban mucho. Uno de los principales motivos de rechinamiento para el oriental fue Serpentor, un emperador supremo creado por el Dr. Mindbender usando el ADN de los grandes guerreros de la historia (Julio César, Aníbal, Alejandro Magno, Atila el Huno, Genghis Kahn, Iván el Terrible, Vlad el Empalador y Rasputín). Serpentor usurparía el trono del Comandante y por un buen tiempo se convirtió en el nuevo líder de Cobra. Para Hama el viborón terraja éste marcó el principio del fin del realismo militar con el que se caracterizaba la línea. Por otro lado, con lo que sí se divertía Larry era con los Dreadnoks, una pandilla de motoqueros australianos con toques punk y skinhead, amantes de la destrucción y el abuso sin sentido, las donuts y la gaseosa de uva.

Hank y su Cajón de Juguetes: G.I. Joe (parte 2)

Zartan (centro) y los Dreadnoks.  El Swampfire (izquierda) tiene propiedades fotocromáticas (cambia de color con los rayos solares) y se convierte de helicóptero en lancha. Según Hasbro, el diseño apocalíptico del Thunder Machine (derecha) fue inspirado por la serie Mad Max. De fondo: una litografíía autografiada por Robert Atkins, dibujante de la serie mensual de IDW.

A modo de apéndice es interesante pasar lista a algunas "estrellas invitadas" de la serie. La primera fue en el '85 y provenía del mundo de la lucha libre. Después de que Sylvester Stallone rechazara la oferta de Hasbro (recordemos que Rocky Balboa ya iba por la tercera parte y era todo un ícono de la década), el Sargento Slaughter ("matadero" o "matanza") se convirtió en el drill instructor (algo así como un profesor de educación física sin escrúpulos) de los Joes. Piensen en una variante para el público menudo del personaje de R. Lee Ermey en Full Metal Jacket de Stanley Kubrick. Su pintoresco dossier nos informa que el sarge "disfruta caminando sobre las espaldas de los reclutas novatos mientras hacen lagartijas de un dedo en el lodo, come clavos y escupe balas, usa alambre de púas como hilo dental y se afeita con un soplete". ¡Todo un modelo a seguir! Su popularidad fue tal que tuvo sus propios vehículos para ortivear abierto (incluyendo el tanque anfibio que se puede ver en la nota anterior), tuvo un papel importante en el largometraje del '87, fue vocero de los comerciales jugueteriles y hasta lideró dos grupos de acólitos conocidos como los Renegades y los Marauders. Al estricto sargento le siguieron un jugador de football americano (¿cuándo no?) llamado William "el refrigerador" Perry y, más recientemente, como parte de la línea del 25 aniversario, nada menos que el recordado Matt Trakker, pilar indiscutido de la serie animada y colección de vehículos transformables M.A.S.K.

¿Pero Hank, y andaban a pata o se tomaban el CA-1? Ya que están de visita, pierdan un poco más de tiempo estudiando los vehículos.

Curiosidades de los dossiers

Los ya mencionados dossiers se encargaban de individualizar los cientos de personajes que desfilaron por el campo de batalla. Generalmente incluían detalles como su nombre completo y clave, especialización militar, rango, funciones, y lugar de nacimiento, educación y entrenamiento. Los primeros dossiers también informaban sobre el armamento particular de cada personaje. Debido a lo detallado del asunto, esto fue descartado más adelante por miedo a que los niños "adquirieran conocimientos inadecuados sobre armas de fuego". Parece mentira que Hasbro tenga más sentido común que la Asociación Nacional del Rifle estadounidense...

Aún así encontramos ejemplos "políticamente incorrectos" dignos de los '80, como la biografía de Clutch, el conductor de un jeep quien se "engomina el cabello con aceite de auto, rara vez se afeita, mastica el mismo escarbadientes por meses y aún se refiere a las mujeres como 'pollitas'".

Son curiosos los casos y las razones por las que ciertos dossiers fueron reeditados y otros no. Uno de los casos más notorios fue el del Dr. Mindbender ("doblador de mentes"), quien comenzó como un interrogador/torturador de Joes. Hasbro, al no querer arriesgarse a más problemas legales (ya uno de esos grupos ultra sensibles que abundan en E.E.U.U. había protestado por la biografía de Zartan, que lo describía como un "paranoico esquizofrénico"), obligó a Hama a caracterizarlo como un clásico científico loco.

Y es de rigor mencionar aquí a uno de los fanáticos mas célebres de G.I. Joe: el mismísimo maestro del terror Stephen King. Al parecer Esteban Rey disfrutaba abierto de los macacos con sus hijos Owen y Joe (éste ultimo más tarde cambiaría su apellido a Hill). Tal es así que King contactó a Hasbro y consiguió que un personaje del '87, Sneak Peek, tuviera el mismo nombre y lugar de nacimiento que su hijo menor, y hasta llegó a escribir el dossier (en forma no acreditada) de, paradójicamente, uno de los personajes más odiados y menos vendidos de G.I. Joe: el místico Crystal Ball. El elemento "WTF?" de Crystal Ball se justifica en que el pequeño Owen quería que G.I. Joe "tuviera su propio mago", entonces lo más parecido que se le ocurrió al viejo fue convertirlo en hipnotizador. La cuestión es que King se dio tanto autobombo que en un pasaje de su novela The Tommyknockers se da un diálogo entre dos niños en el que quedan en intercambiar Joes al dia siguiente. "¡Pero no te olvides de Crystal Ball!" dice uno...

Los tres "Santos Griales" de la colección

De los tres vehículos/playsets más sagrados de la colección, quizás el más difícil de conseguir completo y en buen estado sea el Cobra Missile Command del '82-'83. Primero porque fue un producto exclusivo de la cadena comercial Sears, y segundo porque en realidad nos encontramos ante una fragilísima maqueta de cartón con excelentes dibujos que mas de un niño, perro o adulto se habrá llevado por delante en el living o jardín de la casa. Este coqueto artilugio incluía las tres figuras Cobra originales más una utilísima caja para guardar los dossiers. Hoy en día se cotiza en alrededor de U$S 1.300, siempre y cuando esté prolijo y completito.

Hank y su Cajón de Juguetes: G.I. Joe (parte 2)

El segundo vino en el '85 y se le considera como el juguete más grandioso de todos los tiempos, en cuanto a tamaño (¡¡dos metros y medio!!) y calidad. Hasta el día de hoy me acuerdo la impresión que me causó ver esa caja enorme en la Juguetería El Plata. Me refiero al U.S.S. Flagg, un gigantesco portaaviones del tamaño de un sillón familiar con detalles (¡¡un amplificador de voz que funciona!!) y un nivel de jugabilidad espectaculares. Los diseñadores de Hasbro visitaron varios portaaviones reales y tomaron cientos de fotos con la idea de hacer el vehículo más realista que se hubiese visto. En el año de su lanzamiento el Flagg se vendía por poco mas de U$S 100.  Hoy en día, un espécimen completo duele de U$S 1.300 para arriba, dependiendo del estado. Como una foto vale más que mil palabras, no pienso ponerme a describirlo y los dejo que lo exploren con detenimiento y a su gusto.

Hank y su Cajón de Juguetes: G.I. Joe (parte 2)

Y si por una de esas casualidades de la vida están de paseo por el estado de Indiana, dense una vuelta por Kokomo Toys, una juguetería especializada que en fechas patria saca a lucir sus SEIS (!) Flaggs en perfecto estado. O si no, hagan como yo y babeen viendo la galería de fotos en su página web.

Y el último componente de la trilogía fundidora de padres también llegó a nuestras costas a fines de los '80: el Defiant Space Vehicle Launch Complex, una gigantesca estación espacial en tres módulos (terrestre, aéreo y espacial). Si bien no abarca tanto espacio como el Flagg, es casi imposible encontrar ejemplares con todas sus infinitas partes intactas, incluyendo a los dos tripulantes-astronautas. Nuevamente el precio supera los U$S 1.000 fácilmente. Dos años más tarde, para recuperar gastos, Hasbro decidió vender sólo la nave "chica", rebautizándola como el Crusader.

Hank y su Cajón de Juguetes: G.I. Joe (parte 2)

Las películas

Inspirado por el éxito de la serie fílmica Transformers de Michael Bay, el productor Lorenzo di Bonaventura decidió adaptar la "otra" gran franquicia de Hasbro a la pantalla grande. El resultado fue G.I.Joe: The Rise of Cobra (2009) del director Stephen Sommers (saga La Momia, The Jungle Book) con guión del mismo y muchas manos más, algunas acreditadas y otras no tanto. Larry Hama fue contratado como consultor (y hasta tuvo un cameo en una escena cortada), pero sus contribuciones fueron casi nulas. Como dijo en una convención, "todas las decisiones creativas en un blockbuster veraniego de estas dimensiones se toman por comité" y generalmente por razones externas a la historia. Puso como ejemplos el protagonismo de un personaje relativamente menor como Ripcord, una escena post-créditos propuesta pero nunca filmada en la que Snake Eyes inexplicablemente rompía su silencio para contarles un chiste a sus compañeros y la gran secuencia de acción en París. Sommers la definió como "una persecución de autos sin autos". En otro intento de que el film fuera más popular en el extranjero (recordemos que los E.E.U.U. recién estaban saliendo de la sombra de Bush, quizás el presidente menos popular a nivel global de la historia) se intentó traducir el nombre de la organización como "Global Integrated Joint Operated Entity", pero se optó por dejarlo como estaba, ante las protestas de los fans.

El resultado final es bastante mediocre pero funciona como película de matiné liviana con muchas referencias para los fans, siempre y cuando uno se deje llevar por la acción, ignore los agujeros argumentales y disfrute el ver personajes conocidos encarnados por actores competentes. Para Sommers el film representó "lo más cercano que voy a estar a dirigir una película de James Bond en mi vida". En cuanto al elenco, Marlon Wayans rechina un poco como Ripcord pero se destacan Sienna Miller (la Baronesa), Chris Eccleston (Destro), Ray Park (Snake Eyes), Arnold Vosloo (Zartan), Dennis Quaid (Hawk), un cameo a cargo de Brendan Fraser y nuestro querido Joseph Gordon-Levitt cuando su carrera cinematográfica estaba en pleno despegue, en una curiosa elección de casting como el celebérrimo Comandante Cobra. El origen del personaje no es fiel al de la historieta pero aquí se le otorga un pasado común con Scarlett y Duke.

El final abierto dejó una secuela en puerta (subtitulada Retaliation, seguramente a traducirse como "La venganza", "El contrataque", o algo por el estilo) y la misma ya estaba pronta para salir en mayo del año pasado. Después de ver los comentarios del público en varios "test screenings", el estudio decidió cancelar el estreno un par de semanas antes para poder agregarle más escenas a Duke (Channing Tatum es mucho más popular hoy en día que hace cuatro años) y, por supuesto, convertirla a 3-D. Los tráilers que se han visto tienen buena pinta pero llama poderosamente la atención que haya personajes clave como Scarlett, Destro, y la Baronesa que no regresen, el reemplazo de Gordon-Levitt y la curiosa elección del director Jon M. Chu, conocido más que nada por la saga bailantera Step Up y varios proyectos musicales juveniles. En el elenco figuran el taquillero luchador de lucha libre Dwayne "The Rock" Johnson, Adrianne Palicki (de las series Friday Night Lights, Supernatural y la archivada Wonder Woman de hace un par de años), Ray Stevenson (Punisher: War Zone) y hasta Bruce Willis dándole un poco de credibilidad al asunto como el Teniente Joseph Colton, el Joe original por antonomasia. Esta vuelta la historia tiene que ver con las consecuencias de los Cobra ya instalados en la Casa Blanca. Con Zartan tomando el lugar del Presidente Jonathan Pryce, el gobierno decide perseguir y exterminar a los Joes (de ahí, tal vez, a que falten tantos de la primera parte). Ahora todo depende de los sobrevivientes y nuevos reclutas para restaurar la justicia, el orden y el buen nombre de la organización. Viendo el pedigrí del director hay quienes anticipan una competencia de breakdance hip-hopero entre Snake Eyes y Storm Shadow, pero habrá que esperar a verlo para confirmarlo.

Próximamente: liquidamos esta trilogía de plástico con el repaso final, cubriendo las versiones del Cono Sur, el ocaso, caída y renacimiento de los '90 p'adelante, y el merchandising.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3