Home Columnas La Reseña Conversada Avengers: La Reseña Conversada

Avengers: La Reseña Conversada

Por el La Reseña Conversada

Avengers: La Reseña ConversadaEn el cafetín virtual de Multiverseros, Nick y El Penitente se sentaron a conversar acerca de la película de Los Vengadores y lo que les dejó. A continuación, el resultado de esa charla. Por las dudas, no digan nada. Se fueron sin pagar y ni siquiera dejaron un peso de propina. ¡¡¡SPOILERS POR DOQUIER!!!

Avengers: La Reseña Conversada

Avengers: La Reseña ConversadaAvengers: La Reseña ConversadaEl Penitente: Bueno… ahora que ya pasaron un par de días desde que vimos "Los Vengadores" y que nuestros ritmos cardíacos ya están más o menos estabilizados, creo que estamos en condiciones de poder charlar sobre la película. Más si tenemos en cuenta que el sábado a las 4 de la mañana después de salir de la sala, la emoción era tal que lo máximo que pudimos elaborar fue algún comentario digno de Beavis y Butt-Head. Tampoco es que en un día normal estemos mucho más inspirados. Como nobleza obliga, tengo que admitir que mis expectativas en la previa eran más bien moderadas. A pesar de que todos los personajes principales habían aprobado con creces los respectivos exámenes en sus películas correspondientes, y que en este caso el elemento aglutinante era Joss Whedon, siempre me generaron un poco de desconfianza las películas que vienen precedidas de un bombo desmedido. Habiendo visto Los Vengadores, debo reconocer que el bombo estuvo absolutamente justificado.  

Avengers: La Reseña ConversadaAvengers: La Reseña ConversadaNick Constantine: La expectativa previa que puede generar una película de esta naturaleza es solamente comprensible para quienes compartieron el "Camino a los Avengers", más allá de gustos comiqueriles. La ansiedad se negaba a bajar de decibeles (un par de cambios, por lo menos, me hubiese ayudado a trabajar más concentrado durante la semana). El día del estreno, evité a toda costa ingresar a Internet, no fuese cosa que alguien me vendiese la escena después de créditos (efectivamente, "Avengers" TIENE escena post-créditos y es muy importante). Habiendo coordinado función trasnochera de sábado, sólo quedaba esperar. Y mirar de vuelta Thor, Captain America, y todo lo que se me pusiese de frente. Y dibujar "A"'s aisladas en formularios de trabajo. E imaginarme a la persona que tuve que visitar por trabajo como Loki (en mi defensa, el peinado de la señora ayudaba). Y escuchar a una viejita en el 106 llamar al marido y decir, en cita textual, "viejo, la que me dijeron que estaba muy buena es esa de los Vengadores, me llamó la Yennifer, los macaquitos esos que no son de nuestra generación"; señora, analice fechas y verá que es más "de su generación" de lo que cree, por más que el reconocimiento masivo de estos personajes empezó a gestarse hace pocos años y se solidifica con esta propuesta. Todo esto fue generado por un camino concluyente excelentemente concebido por Marvel Studios, que implicaba un destino final cinematográfico de congregación de varios de mis personajes preferidos, con mi respetado, admirado y ovacionado Joss Whedon en la silla del director. Lo remarcable fue la forma en la que Avengers nos quitó las palabras, a la salida de la función; la película superó mis expectativas más esperanzadas.

Avengers: La Reseña ConversadaAvengers: La Reseña ConversadaEl Penitente: Analizándolo en frío, el estar con el F5 continuamente actualizando la página del complejo de cines para ver si ya se habían puesto a la venta las entradas puede haber sido un acto por demás desesperado. En todo caso, como lo atestigua la captura de imagen de la sala, que nos quiten lo bailado. Basta de nuestras patologías, hablemos de la película. Va frase en tono de máxima: Los Vengadores es la mejor película de superhéroes alguna vez filmada. Y acá me detengo a hacer una aclaración: The Dark Knight está a un nivel distinto, ni siquiera diría superior. Simplemente distinto. No tiene sentido comparar a Los Vengadores con la obra maestra de Nolan (como no tiene sentido comparar a ninguna otra película de superhéroes con ella) porque The Dark Knight es como el Barcelona, un equipo que juega a otra cosa, a un deporte que no es fútbol sino que está más allá del fútbol, y para el que hasta el momento los analistas todavía no encontraron la palabra exacta para definirlo. Dejando en claro esto, ahora sí: Los Vengadores es la mejor película de superhéroes alguna vez filmada. Y dejo por acá las metáforas futboleras porque no es mi intención espantar a los lectores. Al margen de la mano innegable de Whedon, se nota que en estos 4 años que pasaron desde Iron Man los tipos tenían un plan claro, con objetivos bien definidos. En los meses previos al estreno, en algún momento conversamos acerca de cierto temor que por suerte no se cumplió (debo decir que en lo que respecta a la película, vos siempre fuiste el más "true believer" de nosotros). Porque seamos sinceros, Los Vengadores perfectamente podría haber resultado un rejunte de estrellas sin demasiado pienso, con la única razón de apelar a la mera acumulación como fórmula del éxito. Sin embargo, se nota que Whedon conoce a los personajes, y por sobre todas las cosas, que quiere a los personajes. Si Jack Kirby estuviese vivo, seguro estaría contento de ver a sus creaciones en pantalla de la manera en que nosotros tuvimos oportunidad de hacerlo. Si Stan Lee estuvise vivo (si alguien me presenta algún estudio que demuestre que todavía hay actividad cerebral en esa cabecita, retiro lo dicho)... bueno, seguro estaría contando los billetes.

Avengers: La Reseña ConversadaAvengers: La Reseña ConversadaNick Constantine: Lo bueno del tiempo de decantación, luego del frenesí previo (el Penitente no contó que el “apretar-F5-como-descosido” fue al unísono, en horario de trabajo, en distintos puntos de la ciudad, pero acá estoy yo para sacar los trapitos al sol) y la tontera posterior (“uh-uh-superhéroes-brillantes-BRILLANTE”), es que las consideraciones de ambos escribas de esta co-reseña sobre Avengers son casi telepáticamente paralelas. De vuelta, las comparaciones con “The Dark Knight" de Nolan carecen de sentido, porque van en líneas creativas diferentes. Nuevamente, porque vale la pena remarcarlo: “Avengers” es la mejor película de superhéroes de todos los tiempos. Como expresó elocuentemente el Penitente (no puedo juzgar la validez de sus argumentos futbolísticos, ya que esos entredichos me suenan a sánscrito) la clave está en Whedon. El mismo Whedon que nos dio uno de los (dos) mejores arcos de los X-Men. El mismo Joss que nombró a la cazavampiros en honor a Cíclope (“Buffy Summers”) y que dijo haberse inspirado en Shadowcat y Black Widow para crearla. El mismo Whedon que tiene pulso inigualable para manejar un “ensamble” de personajes dispares y conflictivos, que siempre nos termina matando a un personaje querido (pobre Coulson) para meternos aún más en la trama, aunque sin efectismos gratuitos ni golpes bajos. El mismísimo Whedon que muestra en cada toma y cada secuencia un amor y respeto desmedido por el material original. El pulso de Joss para las escenas de acción y desenredar el desarrollo general de la película demuestran indefectiblemente que ES POSIBLE hacer cine “blockbuster”, cuatro-colores, con explosiones, batallas y acción a granel, con sentimiento, sentido y gusto estético. No precisamos cámaras lentas ni modelos en bikini con cara de columna; solamente necesitamos un tipo en la dirección y guionado que respete y quiera, de corazón, lo que hace. Por supuesto, ayuda mucho tener un grupo de actores perfectamente sintonizado con la propuesta, como mostró con creces tener Avengers.

Avengers: La Reseña ConversadaAvengers: La Reseña ConversadaEl Penitente: Suscribo absolutamente eso último que mencionás. Los Vengadores, en cierta forma, sigue la senda del mejor Spielberg en lo que refiere a un cine de aventuras contado con un pulso narrativo preciso y con personajes entrañables. Hay mucha gente que le teme al cine de entretenimiento, porque por alguna razón que escapa a mi escasa capacidad cognitiva, inmediatamente asocia al entretenimiento con la carencia de profundidad y quién sabe con qué tantas otras cosas. A esa persona habría que decirle "mirá esta película y después me contás". Seguramente le parecerá una inmundicia, pero bueno, qué podemos esperar de gente que usa poleras negras con sacos beige y lleva con orgullo un bigotito impresentable. En cuanto a los personajes, el mayor acierto de Whedon está en darle a cada uno de ellos el protagonismo que demandan. Todo está perfectamente equilibrado, contando cada uno con su momento para lucirse. Incluso, personajes que a priori podrían llegar a considerarse menores como Black Widow, terminan teniendo tanto protagonismo como el resto. Siguiendo con el ejemplo de Scarlett Johansson, hay que reconocer que la muchacha estuvo a la altura de las circunstancias. Me la imagino a la Viuda cual pibe de las inferiores que es llamado de apuro para jugar en primera, y la termina descociendo (sé que un par de líneas más arriba prometí no seguir con las metáforas futboleras, pero bueno, no soy un tipo de fiar).

Avengers: La Reseña ConversadaAvengers: La Reseña ConversadaNick Constantine: Barajar una película de esta naturaleza, donde tenemos a seis superhéroes mayúsculos, de los cuales, además, cuatro ya habían contado con una o dos películas propias, es un acto que requiere aplomo y tener la silla de director bien puesta. Otro acierto de Marvel, recalcado hasta el cansancio por estos parajes cibernéticos, es el ojo casi NickFuriano con el que eligieron a un conjunto de actores que dieron con la tecla, en todo sentido, en sus representaciones. Ya que hablábamos de Black Widow, Scarlett Johannsen convence en Avengers muchísimo más de lo que pudo lograr en Iron Man 2, un poco aplastada allí por un guión que pecaba demasiado de acomodo de piezas previas a un gran final. Su personaje, de los más “mundanos” de la película, tiene momentos formidables de acción, en la línea que más le gusta desarrollar a Whedon, la de las mujeres fuertes, independientes y centrales a la trama. Jeremy Renner sorprende gratísimamente con un Clint BartonHawkeye que no queda para nada oscurecido, y que resalta muchas veces, frente a un crisol de supertipos. De más está decir que Robert Downey Jr. una vez más la “saca fuera del parque” (metáfora beisbolera, mal pensados), en una interpretación hilarante y sentida de un Tony Stark con esa hiperkinesia física y verbal propia del tipo que está varias leguas de distancia mental por encima de sus contrapartes. Chris Hemsworth es un solidísimo Thor, con calidez y humanidad enormes para representar a un héroe comprometido y un hermano dolido. Chris Evans ES Steve Rogers, señores, y que a nadie se le ocurra decir algo distinto: un Capitán América perfecto en su papel de hombre fuera del tiempo con el corazón de un héroe de pura cepa. Lo sorprendente es que Mark Ruffalo nos dió el mejor Bruce Banner a la fecha, con momentos de vulnerabilidad y locura frenética apenas controlada que son de lo mejor visto en pantalla grande sobre el gigante esmeralda en su contrapartida de alfeñique científico. Tampoco debemos olvidarnos de un Loki magníficamente intepretado por Tom Hiddleston, que lejos de ser el punto débil de la película, da en el clavo para representar a un villano entrecruza de megalómano, reina del drama y hermanito adoptado resentido. La dinámica entre tanta estrella está perfectamente balanceada por Whedon, que en “Avengers” apela a su “saber hacer” previo, apoyándose mayoritariamente en su punto fuerte característico, el que le dio un nombre (bueno, en realidad fue su madre la que lo hizo, asumimos) y que lo hizo ideal para esta película: los diálogos que potencian e ilustran los conflictos internos de los personajes.

Avengers: La Reseña ConversadaAvengers: La Reseña ConversadaEl Penitente: La escena de la Viuda mano a mano con el Loki enjaulado es excelente, y un claro ejemplo de lo que mencionás. En cuanto al resto de las caracterizaciones, coincido en todo lo que dijiste. Solamente me tomo un par de líneas adicionales para destacar a Mark Ruffalo y su Banner a la "vieja escuela", que a mi gusto, marca una diferencia muy a su favor respecto a la interpretación de Norton. Además, Hulk se roba la película. Sí, "Hulk se roba la película", y para ser sinceros nunca pensé que iba a llegar a escribir esas líneas. He visto en algunas reseñas que a Tom Hiddleston le han pegado, haciendo alusión que su Loki no estuvo a la altura del tipo de villano que una película como Los Vengadores se merecía. Discrepo. No hay que olvidarse que Loki es un personaje con una existencia bastante contrariada, siempre pujando entre sus deseos de conquista y los de venganza personal. Si a eso le sumamos que en esta oportunidad es prácticamente un peón dentro del plan de conquista planetaria de los Chitau'ri, estamos ante un tipo que, ante todo, es un pobre diablo. Visto desde esa óptica, la interpretación está muy bien. ¿Qué me decís de los 40 minutos finales? Alguien tendría que sentar a Michael Bay en una sillita y proyectarle esos minutos cual Alex en La Naranja Mecánica y decirle: "fiera, así se filman batallas a gran escala".

Avengers: La Reseña ConversadaAvengers: La Reseña ConversadaNick Constantine: Los 40 minutos finales de esta película, que dura 2 horas y media y se siente como si fueran 15 minutos, son sencillamente de los momentos mejor coreografiados, secuenciados y filmados en una película de acción de la historia del cine. Así de contundente y rimbombante. En estos 40 minutos las desconfianzas se dejan de lado, los resquemores sobre intenciones o capacidades se olvidan, las miradas de reojo y los reproches pasan a segundo plano: todo queda al costado cuando la amenaza de los chitau’ri se cristaliza en toda su contundencia. Desde los momentos iniciales, vemos al Capi encasquetándose las alitas y dirigiendo al grupo en sus fortalezas estratégicas particulares (con el ya famoso “Hulk, smash” que deleitó a la fanaticada desde el trailer mismo). Sigue una secuencia prácticamente de una toma única, sin cortes, donde vemos a cada Vengador hacer lo que mejor sabe. No hay disparidad narrativa entre los héroes más sobrenaturalmente poderosos y los más terrenales. Thor lanza rayos cual central de UTE desatada mientras Iron Man raja de los Chi'tauri, dirigiéndolos a una trampa. La misma implica una firme (por decir algo diferente a “violenta”) confrontación con Hulk, que destroza la pantalla en todo sentido, ya sea desde la llegada del mismo Banner al campo de batalla en un transporte bastante inusual, como durante la interacción de Hulk con Loki en la torre Stark. Sin embargo, estos personajes mastodónticos no opacan, como debe ser, a los de base más atajada a tierra, con un Capi salvando inocentes a mansalva, Hawkeye bajando Chitau’ri a flechazo limpio y Black Widow haciendo las salvajadas sensuales que mejor le salen. Todo queda perfectamente cohesionado en un verdadero espectáculo visual que merece ser analizado como muestra referencial de cómo puede y tendría que hacerse cine de esta clase. Es la sensación que queda al salir del cine, en resumen: una película perfecta y redondita que demuestra que el género superheroico puede ser transplantado al cine en toda su dimensión, con justicia y adecuación al material original.

Avengers: La Reseña ConversadaAvengers: La Reseña ConversadaEl Penitente:
De ese tramo final podría citar varios momentos que te hacen saltar de la butaca, pero me quedo con uno en particular. Cuando todo se está yendo al demonio y los Chitau'ri están arrasando Nueva York, el Capi los reúne y uno a uno les da al resto de sus compañeros las indicaciones de lo que hay que hacer. La forma en que cada uno de Los Vengadores lo mira, en especial Tony, como diciendo "este tipo es mi líder", me pone la piel de gallina de solo pensarlo. Es verdad que no tuvimos expresamente el clásico grito de batalla, pero si eso no fue un "Avengers Assemble!", que alguien me explique qué fue. Por si las dos horas y media de película no habían sido suficientes, en la escena mechada en los créditos tenemos a Thanos, uno de los villanos intergaláticos más importantes del Universo Marvel, sembrando el terreno para la segunda parte. La verdad, por lo general uno es pedigüeño y siempre anda exigiendo un poquito más. En este caso, siento que no tengo derecho de hacerlo.

Avengers: La Reseña ConversadaAvengers: La Reseña ConversadaNick Constantine: Muchos años de expectativa, muchos meses de ansiedad, muchas horas de carcomerme las uñas antes del estreno definitivo: “Avengers” terminó siendo todo lo que esperaba y muchísimo más. La película de Whedon pasará a la historia como un ejemplo clarísimo de cómo las franquicias bien entendidas, centradas en material valioso y planificadas en su traslado a la pantalla grande con minuciosidad e inteligencia, pueden dar resultados deslumbrantes y emocionantes, por partida doble. “Avengers” no dejó de ser un proyecto jugado, con años de “setup” de piezas aparentemente inconexas (los que leemos cómics, sabemos que no era tan así, pero andá a explicarle a Doña Petrona qué diantres tiene que ver el tipo con las alitas en el casco y el escudo multicolor con el multimillonario playboy que tiene una lámpara de alto consumo en el pecho), que confluyeron en un producto final redondito, sentido y divertido como pocas veces se ha visto en cine. La presencia de Thanos en los créditos finales, como mencionabas, sólo confirma que lejos de apuntar a una continuación conservadora, la gente a cargo ya está redoblando la apuesta, de la mejor forma. De esta manera, tnemos un verdadero fenómeno en proceso que, si hay justicia cinematográfica (y todo parecería indicar que sí), tiene posibilidades de transformarse en una de las películas más taquilleras de la historia. Ojalá que así sea, para que los números de “Avengers” acompañen su valoración en su dimensión de “mejor película de superhéroes de la historia” (por si no había quedado claro) y como producto de varias mentes creativamente valiosas actuando en conjunto, con un objetivo claro. En definitiva, el mejor cine casi siempre es producto de un proceso de esta naturaleza. Por mi lado, me siento agradecido en extremo por haber asistido a una más que digna representación de un conjunto de personajes en pantalla grande que me acompañan desde años, formando parte de la psique interna mitológica que me hace más geek y más feliz (aunque más propenso a las alergias). Luego de pasados unos días de haber visto una película redondita de esta naturaleza, habiéndose decantado la emoción, sólo me resta una pregunta:

¿Cuándo la vamos a ver de vuelta?

Avengers: La Reseña Conversada

Por unos instantes, el sueño de la función privada estuvo a la vuelta de la esquina.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3