Home Columnas La Viñeta de la Semana La Viñeta - Batman Year 100

La Viñeta - Batman Year 100

Por el La Viñeta de la Semana

La Viñeta - Batman Year 100Situada 100 años después de la primera aparición de Batman y en un futuro en donde nadie recuerda su existencia, Paul Pope nos trae Batman Year 100, una historia que engrandece el mito del Hombre Murciélago. Por eso, su merecida reseña en La Viñeta de la Semana.

La Viñeta - Batman Year 100

En líneas generales, los lectores nos sentimos cómodos cuando nos enfrentamos a un creador al cual podemos rotular con facilidad, encasillándolo detrás de tal o cual estilo o dibujante. Sin embargo, no es ese el caso de Paul Pope, un artista único e inclasificable como pocos. Con una clara influencia europea pero que también rescata rasgos visuales propios del manga, podría perfectamente ser catalogado como un dibujante con un estilo emparentado con el del cómic independiente, si no fuese porque sus incursiones en el mainstream han sido tan variadas como interesantes.

La Viñeta - Batman Year 100En lo que respecta a Batman, la relación de Pope con el Caballero de la Noche es bastante más estrecha de lo que uno podría suponer y se ha dado a partir de distintas historias que denotan una manera muy particular de entender al personaje.

De todas ellas, Batman Year 100 no sólo es la más extensa (originalmente se publicó en 4 entregas posteriormente recopiladas en un solo tomo) sino también la que más elementos aporta para el enriquecimiento del mito del encapotado.

El título de la obra no es antojadizo, sino que la historia se sitúa en el año 2039, precisamente 100 años después de la primera aparición de Batman. Pope ha reconocido en sus trabajos la influencia de su colega y amigo Frank Miller y por eso no resulta extraño que Year 100 tome ciertos elementos tanto de Batman Year One como de The Dark Knight Returns. Al igual que esta última, Year 100 se desarrolla en un futuro distópico en el que los Estados Unidos se encuentran sumergidos en un estado policial de extrema vigilancia y control, en donde ya no hay lugar para las libertades individuales. En Gotham, los supervillanos fueron erradicados y el nombre de Batman ya ni siquiera se encuentra en los archivos y menos en la memoria de la gente.

En el medio de esa situación, aparece una vez más la misteriosa figura del murciélago. Este nuevo (¿nuevo?) Batman se convierte entonces en una especie de anomalía en la Matrix, una amenaza que inmediatamente pretenden eliminar, acusándolo falsamente de un crimen detrás del cual se esconde toda una conspiración que se irá revelando a medida que la historia avanza.

Como dato anecdótico, así como en The Dark Knight Returns, Miller aprovechaba para expresar su desprecio hacia Superman otorgándole un papel bastante poco querible, en este caso, Pope le adjudica a los grupos policiales de elite los mismos colores del traje del Hombre de Acero. Seguramente se trata de una simple coincidencia pero no deja de ser llamativo y bastante significativo en el contexto de la historia.

Pope ha dicho que para él, un buen cómic de superhéroes debe mezclar los mejores elementos visuales del cine de Fritz Lang con la acción frenética del cine oriental, y precisamente, no creo haya mejor manera que esa para describir a Year 100. Varias de sus viñetas y particularmente la atmósfera que transmiten remiten a escenas sacadas de alguna película del expresionismo alemán, como Nosferatu o El hombre que ríe.

La Viñeta - Batman Year 100

No es Nosferatu, es el Batman de Pope.

Pope es un gran historietista al que la doble tarea de guionista-dibujante le calza perfecto y lo demuestra no sólo con el impacto visual de cada una de sus viñetas, sino con su impecable composición de página y su gran capacidad narrativa. Los ritmos y climas los maneja a la perfección, alternando el vértigo de páginas enteras de peleas coreografiadas al mejor estilo oriental, con otras más dialogadas en donde se van revelando detalles para el desenlace de la historia.

Ya sea en sus obras más personales, como en sus trabajos para Marvel o DC, la influencia en Pope de la ciencia ficción es fácil de advertir (no por nada Adam Strange es el personaje de cuya historia se encargó para el proyecto de los Wednesday Comics) y Batman Year 100 no es la excepción. De todas maneras, todo se mueve con una lógica a partir de cual aquello con lo que nos enfrentamos en cada página tiene una explicación realista. En este sentido, el tomo recopilatorio trae los estudios a lápiz que Pope realizó sobre el traje, cinturón y demás accesorios de Batman, acompañados de comentarios que echan luz sobre qué tan factibles serían todos esos elementos en la vida real. De hecho, el que Pope haya decidido prescindir del uso de supervillanos (erradicados de una manera bastante lógica que no voy a revelar) y que coloque al Estado y especialmente a la Policía como los malos de turno está muy en sintonía con esa mirada realista del personaje y su entorno.

En definitiva, Batman Year 100 es una muy buena historia, brillantemente dibujada por uno de los creadores más talentosos de la actualidad, que nos deja en claro lo indestructible del mito del Hombre Murciélago, años más, años menos.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3