Home Columnas La Viñeta de la Semana La Viñeta - Nemesis

La Viñeta - Nemesis

Por el La Viñeta de la Semana

La Viñeta - Nemesis¿Qué tal si Batman tuviese la personalidad del Joker? Sobre esa maravillosa y original idea (maravillosa y original para Mark Millar, obvio) es que se basa Nemesis, el tercer trabajo en colaboración entre Mark Millar y Steve McNiven. Lo leímos, te lo comentamos y te dejamos unas viñetas.

La supuesta originalísima idea de Nemesis (miniserie de cuatro números publicada a través del sello Icon de la Marvel) consiste en tomar ciertos elementos del caballero de la noche y darles un vuelco para generar un personaje que sería algo así como un "Reverse Batman". Nemesis, el villano protagonista de la historia que viste y calza de punta en blanco, es un multimillonario que en vez de dedicarse a la lucha contra el crimen, decide practicar un para nada sano deporte: en lugar de aliarse con el James Gordon de turno, decide tomarlo como su antagonista. Nemesis se mueve a escala global y va eligiendo como contrincantes a aquellos jefes de policía que representan un reto físico o intelectual. Así es que en el centro de la historia aparece Blake Morrow, Jefe de Policía de la ciudad de Washington, quien es un aparente ejemplo de moralidad y buenas costumbres. Católico, casado con hijos y con una carrera intachable; en resumidas cuentas, el personaje ideal para que Millar se entretenga y decida hacerlo sufrir hasta los límites de la estupidez.

Quien haya leído alguno de los trabajos más recientes de Millar (Wanted y Kick-Ass, por citar un par) sabe que al escocés le gusta jugar al enfant terrible, cuando en realidad no parece más que un adolescente en plena efervescencia. En Nemesis, Millar decidió no abusar de sus viejos trucos, esos que involucran cinismo, cinismo y más cinismo. Sin embargo, promediando el número 3 uno se topa con las siguientes viñetas. Las mismas se desarrollan en el hospital en donde se encuentran los hijos (varón y mujer) del Jefe Morrow, a quienes Nemesis no sólo raptó, sino que también les dejó un hermoso regalito.

(En las viñetas que van a ver a continuación se revelan ciertos aspectos de la historia que quizás aquellos que no leyeron 'Nemesis' prefieren reservarse. Quedan avisados).

La Viñeta - Nemesis

La Viñeta - Nemesis

“Hija del Jefe de Policía embarazada de su hermano gay.”

- Blake: ¿Es verdad?

- Doctor: Sin dudas. Mirando el lado positivo, él (Nemesis) fertilizó sus óvulos bajo anestesia, pero también añadió algo que ninguno de nosotros ha visto nunca. Manipuló el útero de su hija para que colapsara completamente si intentamos interrumpir el embarazo. Nunca tendrá hijos si le hacemos un aborto. Es su decisión.

-Esposa de Blake: !Andate a cagar, Blake!

La Asociación de Amas de Casa, indignada con el amigo Mark...

Paradójicamente, son tan escasos estos momentos a lo largo de los cuatro números de la miniserie, que uno los termina extrañando, ya que de haber estado presentes podrían haber elevado el nivel de entretenimiento.

El arte corre por cuenta de Steve McNiven, quien si bien no está a la altura de sus colaboraciones anteriores con Millar (Civil War y Old Man Logan), igualmente logra salir airoso tanto cuando la historia requiere una narrativa más aplomada, como en los momentos de mayor poderío visual. Las cinco páginas del número 3 en que Nemesis se despacha a 100 guardias carcelarios son el punto alto de la serie.

Así como sucedió con Wanted y Kick-Ass, Nemesis tendrá su película. Los derechos para la misma fueron adquiridos por la 20th Century Fox y el proyecto estaría a cargo del más facho pero menos amargo de los hermanos Scott: Tony.

El de la película no es un dato menor. El final de la historia, con esa vuelta de tuerca que remite a la cinta The Game de David Fincher (y no es la primera vez que un cómic de Millar nos hacer acordar a Fincher), uno supone que está ahí porque a Hollywood le encantan las vueltas de tuerca. Sin embargo, la de Millar, es la peor de las vueltas de tuerca posible. Es una que le quita sentido a todo lo que acabamos de leer, y que no pretende más que preparar el terreno para una segunda parte. Muchacho habilidoso pero traicionero este Millar.

En definitiva, podría decirse que una posible moraleja que nos deja Nemesis es que no hay nada más peligroso que un millonario aburrido. Y no me refiero al protagonista de la historia, sino a su autor.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3