Home Columnas Load Comillas Comillas Load Comillas Comillas

Load Comillas Comillas

Por el Load Comillas Comillas

Load Comillas ComillasEnterate de qué se trata esta columna.

Para los que corremos con los botines de los treinta y algo, sabemos que los primeros videojuegos no venían en DVD ni CD... ¡ni siquiera en diskettes! Cada una de esas piezas de arte con las que pasábamos nuestras jornadas de diversión venían en simples cintas magnéticas (los populares y cada vez menos recordados "cassettes"). Allí dentro se encontraban nuestros pequeños héroes poligonales de tecnicolor esperando ser guiados para rescatar a la damisela en apuros de turno.

Al igual que en los videojuegos, toda gran historia tiene detrás un gran héroe y esta no es la excepción. En nuestro caso, el susodicho fue Sir Clive Marles Sinclair, que si bien no fue el inventor de "la rueda", sí fue quien consiguió acercarla a todo público fabricándola con "chirolas". Este noble señor fue el responsable de hacer llegar por módicas sumas de dinero esos invaluables mundos de aventura a cada uno de nuestros modestos hogares.

Así fue como pudimos ayudar a Sir Fred a llegar hasta su princesa, a Freddy Hardest a acabar con la amenaza extraterrestre, al joven Eric a sabotear su expediente escolar y así pasar de año, al intrépido Dan Dinamita a librar al mundo de la amenaza del Doctor Blitzen o al aventurero Johny Jones a descubrir los misterios que encerraba la tumba de Abu Simbel. Personajes y aventuras que dotaron a la década de los 80 de un sabor inigualable.

Para los que no conocieron estas maravillas del tecnicolor y los gráficos poligonales, para quienes aún las añoramos y para el gran Sir Clive Sinclair es esta columna.


RinTinTin & The Warlock

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3