Home Columnas Lo que Pandora se llevó Lo que Pandora se llevó: Chase

Lo que Pandora se llevó: Chase

Por el Lo que Pandora se llevó

Lo que Pandora se llevó: ChaseEn esta serie de 1998, Cameron Chase trabaja para el Departamento de Operaciones Extranormales, agencia gubernamental que se encarga de monitorear a las superpersonas. Ella es perfecta para el cargo, ya que odia a los tipos con poderes. Qué irónico sería si ella también los tuviera, ¿no?

Lo que Pandora se llevó: Chase

Lo que Pandora se llevó: ChaseLa serie de hoy se estrenó bastante antes de que llegara Pandora y armara ese puzzle de tres piezas con el Universo DC, Wildstorm y los personajes de la editorial que estaban bajo el ala de Vertigo. Chase fue una serie publicada en 1998, pero comparte cierta atmósfera con las anteriores selecciones de esta columna.

Al personaje lo conocí en su primera aparición, durante un número especial del fantástico "Batman" que hacían Doug Moench en guiones y Kelley Jones en los lápices. El #550 era una historia acerca del último Clay-tipo, y allí se presentaba a Cameron Chase, intercalando los dibujos de Jones con los del artista regular de la futura serie, J.H. Williams III (quien colaboraría en la tarea de guiones con Dan Curtis Johnson).

La serie en sí solamente duró diez números, y el último de ellos fue parte del crossover "One Million", así que poco tenía que ver (salvo en espíritu) con el resto de las historias. Sin embargo, esas nueve entregas quedaron en la retina del puñado de seguidores y mantuvieron un boca a boca que hizo que DC finalmente recopilara y publicara "Chase". El éxito de Williams en Batwoman también ayudó, claro que sí.

Cameron Chase, la protagonista, es una joven investigadora del Departamento de Operaciones Extranormales (D.E.O., por sus iniciales en inglés), que debido a circunstancias de su pasado tiene un odio visceral hacia los superhéroes. Y que gracias a su trabajo, debe enfrentarlos todo el tiempo. Esa no es la única ironía, ya que desde la historia inicial (así que no quemo nada) descubrimos que Chase tiene alguna clase de poder metahumano.

El poco tiempo de vida de Chase (el cómic), alcanzó para que la rubia se encontrara con los Teen Titans, el Escuadrón Suicida, Alan Scott y de nuevo a Batman, con quien estableció una tirante y muy interesante relación, forjada en base al respeto y el odio mutuos.

El gigantesco tomo editado por DC incluye, además de la serie completa, las apariciones de Chase en historias cortas incluidas en varios Secret Files. No fue lo último de la investigadora, ya que luego se incorporaría a la serie Manhunter (también reseñada en este espacio). Para los interesados, allí se le daría un cierre a la trágica historia familiar que tan fuerte la marcó. Más tarde se convirtió en parte del "elenco" de Batwoman. Volvió con uno de sus papis, como quien dice.

Pero esa es (justamente) otra historia. Aquí recordamos a esa decena de números que estaban adelantados a su tiempo y no pudieron encontrar un público. Años más tarde, están (o pueden estar) en la biblioteca de cualquier comiquero. Se hizo justicia.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3