Home Columnas Lo que Pandora se llevó Lo que Pandora se llevó: Shadowpact

Lo que Pandora se llevó: Shadowpact

Por el Lo que Pandora se llevó

Lo que Pandora se llevó: ShadowpactPresentamos una serie de reseñas a series de DC que tuvieron su momento de gloria algunos años antes de Flashpoint. En este caso se trata de Shadowpact, del año 2006, que presentaba a un grupo de seres mágicos que luchaban contra los de su calaña.

Lo que Pandora se llevó: Shadowpact

Lo que Pandora se llevó: ShadowpactCorría el año 2005, cuando Bill Willingham (el de Fables) y Justiniano (cuanto menos se diga de él, mejor) realizaron una de las miniseries que desembocaría en la Crisis Infinita: "Day of Vengeance". Allí, un grupo de seres mágicos se enfrentaba al Espectro, que andaba sin un humano adentro y eso lo hacía fácilmente corrompible.

"A ver cuándo nos juntamos de nuevo", parecieron decir los muchachos de Shadowpact (así se llamó el magigrupo), y meses más tarde tuvieron su propia serie regular, también guionada por Willingham.

Ancestros evidentes de la actual "Demon Knights", tuvo 25 números que ahondaron en el rincón más místico del Universo DC. Recordamos las historias del primer TPB, que contenía siete de los primeros ocho números.

Los protagonistas principales eran seis: Detective Chimp, un simio que se las daba de investigador; Blue Devil, el actor que vendió su alma; Nightmaster, el cantante de rock que se volvió caballero medieval; Ragman, poseedor de un traje hecho de almas en pena; Enchantress, una poderosa hechicera; y Nightshade, quien tiene el poder de controlar una materia oscura.

La primera historia los enfrentaba al típico grupo en que cada integrante era la contracara de uno de los Shadowpact. El "Pentagrama" encerraba a toda una ciudad dentro de una cúpula para realizar sacrificios rituales, y nuestros héroes debían colarse y detenerlos.

El costo de la victoria fue que todos los atrapados dentro de la burbuja (que era una especie de gigantesca gota de sangre) perdieron un año de vida en unos pocos días, así que al salir de allí se encontraron con un mundo que los había dado por muertos. Blue Devil, eterno sufrido, había sido desalojado de su apartamento. Nightmaster perdió el bar que los seis utilizaban como base de operaciones.

La única integrante del Pentagrama que logró escapar, se reunió con el cabecilla de la organización, un ser antiquísimo que tomará el nombre de Doctor Gotham. El guionista introduce la idea de que estuvo cientos de años enterrado debajo de la mencionada ciudad, y que su influencia la transformó en el lugar decadente que tanto trabajo le lleva a Batman.

Willingham enfrenta a los protagonistas contra personajes varios enviados por Gotham, a quien posiciona como villano principal de la serie, dejando en los primeros números las semillas para historias posteriores.

Introduce ideas interesantes, como las consecuencias de no haber actuado bien en la primera misión (hubo varias víctimas mortales) y la necesidad de mejorar. También está la idea de las Tres Leyes Universales Superheroicas, inspiradas en las de la robótica de Isaac Asimov, que recién serán definidas en el segundo tomo.

Shadowpact sufre de la falta de un artista regular, al menos en los primeros números. Los siete incluidos en el tomo tienen seis equipos de artistas diferentes (Willingham, Willingham/Faucher, Walker, Scott/Faucher, Walker, Derenick/Faucher, McManus). Esto no ayuda, pese a que el nivel promedio es bueno.

Un recuerdo al costado mágico, previo a Flashpoint y su pateada de tablero.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3