Home Columnas Planeta Clarín Planeta Clarín: Inseguridad en Ciudad Gótica

Planeta Clarín: Inseguridad en Ciudad Gótica

Por el Planeta Clarín

Planeta Clarín: Inseguridad en Ciudad GóticaEl problema de la inseguridad preocupa a los habitantes de Ciudad Gótica, y las miradas están puestas en la prisión de Blackgate y el asilo de Arkham, de donde los criminales "entran y salen cuando quieren". Planeta Clarín estuvo allí y realizó una investigación exclusiva.

Planeta Clarín: Inseguridad en Ciudad Gótica

Los habitantes de Gotham City (tuvimos que poner "Ciudad Gótica" en el título por la herencia maldita de las traducciones mexicanas) tienen bastantes problemas: cada vez que abren la canilla temen que el agua esté contaminada con algún suero de la Risa, o del Miedo, o que de la canilla salga una enredadera que los asfixie hasta la muerte.

Pese a la elevada tasa de superhéroes/vigilantes por persona (1 cada 3,7 gotamitas, según los últimos relevamientos oficiales), continúa siendo un lugar peligroso para vivir, y la razón parece ser clara si hablamos con cualquiera de ellos: "el sistema carcelario no funciona, los villanos se escapan todo el tiempo. Entran y salen cuando quieren".

En los últimos tiempos, los establecimientos carcelarios de Blackgate (para delincuentes comunes) y de Arkham (para loquitos) están siendo cuestionados por la facilidad que tienen los reclusos para escaparse una vez que son encerrados. Solamente en la semana pasada, los delincuentes conocidos como "el Joker" y "el Riddler" escaparon de sus celdas tras limar los barrotes con un pollo de goma y una tarjeta de Trivial Pursuit, respectivamente.

"Nuestro trabajo termina cuando el criminal es capturado", dijo a Clarín el comisionado James Gordon. "Lo dejamos en la puerta del Asilo de Arkham, o de la Prisión de Blackgate, y tenemos que encargarnos de otros asuntos. Deberían preguntarse quién está haciendo mal su trabajo".

En la cárcel no quisieron dar declaraciones, pero en el asilo recibieron a uno de nuestros periodistas. "Las instalaciones tienen las mejores medidas de seguridad. Lo que ocurre es que la prensa busca demonizar a los internados. La misma prensa que se preocupa más de cubrir las hazañas de Batman que de investigar las consecuencias de sus actos", dijo la psiquiatra Harleen Quinzel.

"Cuesta mucho mirar hacia adentro y descubrir qué funciona mal en la sociedad. Es más sencillo echarle la culpa de todo a gente como 'el Joker'. Y en contra de lo que se comenta, aclaro que nadie lo ayudó a escapar".

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3