Home Columnas Reseñology Reseña: Animal Man #13

Reseña: Animal Man #13

Por el Reseñology

Reseña: Animal Man #13Buddy Baker volvió y se encontró con un mundo devastado por las fuerzas del podrido de Anton Arcane. En esta primera parte de su mitad del evento, el protagonista encuentra un oasis del Reino Animal y a un puñado de aliados que lo acompañarán en su camino.

Reseña: Animal Man #13

Reseña: Animal Man #13Animal Man y Swamp Thing tuvieron su mini-crossover en el doceavo mes, cuando compartieron el "Preludio a Rotworld", que comenzaba en la serie de Buddy Baker y terminaba en la de Alec Holland. Después cada uno tuvo su historia "cero" y finalmente comenzó el evento.

Jeff Lemire y Scott Snyder parecen haber encontrado una forma satisfactoria de contar lo que sucede en este futuro post-apocalíptico, en donde la falta de los avatares de lo Rojo y lo Verde hizo que lo Podrido conquistara el mundo.

Cada uno de ellos se encarga de lo que concierne a su personaje. Así, lo que comienza en este número en Animal Man es la parte del evento llamada El Reino Rojo.

Cuando nuestro protagonista volvía a la Tierra después de una expedición en las tierras de Anton Arcane, se daba cuenta de que había pasado casi un año, y que de los seres vivos habían quedado muy pocos, refugiados en el mencionado reino.

Antes deberá enfrentarse con Hawkman, uno de los héroes que fue transformado en soldado de la podredumbre. La elección de Carter Hall parece casual, pero dentro de un mes (ya lo leí) los lectores se darían cuenta de que existe una vendetta con respecto a ciertos personajes de DC. Pero no me quiero adelantar.

Los héroes de Rotworld tienen aliados, versiones "castigadas" de héroes que todos conocemos. Animal Man recibe la ayuda de Steel (que se salvó del jaleo transfiriendo su conciencia a una armadura), Orquídea Negra (extraña mezcla de animal y vegetal) y Garfield "Beast Boy" Logan, en su remozado color naranjesco.

Mientras estos recorren el desolado futuro, en paralelo continuamos asistiendo a las aventuras del resto de la familia Baker. Ambas historias tienen distintos dibujantes: Steve Pugh sigue las andanzas de Buddy, mientras que Timothy Green II llega con dejos de Travel Foreman para contarnos en qué andan Maxine, Cliff... y los demás (Homero Simpson dixit).

Ambos sacan partido de sus estilos a la hora de mostrar el oasis del Reino Rojo y sus macacos (Pugh) y los moteles y carreteras al mejor estilo road movie (Green).

El cómic está bien, pero no deja de ser la introducción a una gran historia, y como tal sufre un poco. Lemire tiene que explicar mucho y los momentos familiares son pocos.

Rotworld viene siendo anunciado desde hace tiempo, aunque sin tantos bombos y platillos como para sentirse defraudado. Es, simplemente, otra historia de Animal Man (y Swamp Thing). Continuará.

Reseña: Animal Man #13

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3