Home Columnas Reseñology Reseña: Animal Man #17

Reseña: Animal Man #17

Por el Reseñology

Reseña: Animal Man #17Después de tantas idas y vueltas, Animal Man y la cosa del Pantano se encuentran frente a la guarida del jefe final, dispuestos a terminar este larguísimo crossover. Mucha acción, mucha versión alternativa de personajes conocidos, y poco más.

Reseña: Animal Man #17

Reseña: Animal Man #17Y sí señores, esto se termina... Me atrevo a mezclar dos canciones futboleras porque Rotworld, el crossover que entretuvo SEIS MESES a los equipos creativos de Swamp Thing y Animal Man, está llegando a su fin. Como ocurrió con el prólogo, este mes tenemos una única historia contada en dos partes, guionada por Scott Snyder y Jeff Lemire en conjunto.

¿El resultado? El mismo que en la mayoría del crossover. Una aventura bien contada, que dedica más tiempo a mostrar las versiones "alternativas" o "post apocalípticas" de los personajes que todos conocemos, pero que innova poco y nada a la hora de salirse de la clásica historia del bien contra el mal.

La primera mitad revela el asedio al castillo de Arcane, el malo causante de todos los males. De un lado llega Alec Holland y del otro llega Buddy Baker (en serio, hay un momento de "miren quién está del otro lado"). La acción está bien pero a esta altura uno ya vio suficientes, demasiadas peleas entre superhéroes venidos a menos y seres putrefactos.

El lado rojo de la pelea está dibujado por Steve Pugh, y tiene a Baker luchando contra parte de la Liga de la Justicia. El lado verde de la pelea está dibujado por Timothy Green II, con Holland enfrentando a Superman y el Escuadrón Suicida, entre otros.

Los dibujos de Green (recién me acabo de dar cuenta... Green) funcionaban en aquella historia de Maxine contra los monstruos, pero aquí parece que hubieran achicado las viñetas al 50%, quizás por la cantidad de detalle, y algunas líneas de sus dibujos apenas si se distinguen. Lo de Pugh es chancho pero funciona.

Pelean por su lado, se descubren y luego enfocan sus energías hacia el enemigo en común, mientras apuestan a una última esperanza (creada por Batman, por supuesto). Pero todo debe complicarse antes del capítulo final.

No soy ningún genio de la narrativa, como podrá comprobar cualquiera que lea mis libros de cuentitos cortos sobre gente que va al baño, pero juro que otra vez pude predecir cómo iba a terminar la historia, esta vez con alarmante precisión.

Es obvio que había dos personas que venían faltando de la historia principal, la de la lenta peregrinación al castillo de Arcane, y tenían que aparecer ahora. Y tenían que aparecer así, o parecido. No había otra... siempre y cuando los guionistas jugaran sobre seguro, y lo hicieron.

Queda un solo capítulo, que ya hubiera leído de no ser porque prefiero hacer la reseña ni bien llego a la última página de un numerito, o me olvidaría de la mitad de las cosas. Ya vengo, voy a leer el final-final.

Reseña: Animal Man #17

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3