Home Columnas Reseñology Reseña: Batman #34

Reseña: Batman #34

Por el Reseñology
Reseña: Batman #34

Finalizado el Zero Year, la serie vuelve a la actualidad. Mientras los acontecimientos de Eternal vienen complicando las cosas para Gotham y sus habitantes, un nuevo asesino en serie aparece para ponerse a tono con la situación. El horno no está para bollos, y Batman deberá hacerle frente en solitario.

Reseña: Batman #34

Reseña: Batman #34Batman #34 vuelve a ser el habitual número de relleno que deja descansar a la dupla creativa titular entre el último gran arco argumental (Zero Year) y el siguiente (Endgame).

En esta oportunidad el encargado del guión (bajo la atenta supervición de Scott) es Gerry Duggan, próximo responsable de "Arkham Manor", mientras que los dibujos quedan a cargo de Matteo Scalera.

Quien también se toma un descanso es la galería de villanos del personaje, ya que en esta oportunidad el maloso de turno será una persona corriente sin ningún tipo de malformación, maquillaje o vestuario... si es que puede llamarse "corriente" a un asesino serial que sabe complementar muy bien su trabajo de enterrador con su particular afición.

Para completar el combo de caras nuevas tenemos el debut de Leslie Thompkins, quien ya se había dejado ver a cuenta gotas en alguna otra serie de los Nuevos 52 pero sin mayor trascendencia. Recordemos que la Doctora es considerada la "madre" adoptiva de Bruce, y es la que junto con Alfred ayudó a canalizar la ira acumulada del pequeño tras la muerte de sus padres. De hecho, en más de una oportunidad se ha dado a entender que entre Doctora y Mayordomo han habido más cosas en común que una custodia compartida.

Precisamente en torno a Leslie es que girará esta nueva historia. Varios indigentes han venido desapareciendo de las calles de Gotham uno a uno y de forma misteriosa, y lo que todos comparten es haber sido pacientes de la clínica de la Doctora Thompkins. Esto ya es más que suficiente para que Batman preste especial atención al caso y se ponga en campaña para encontrar culpables.

El actual estado de las cosas ha acotado las opciones de Batman a la hora de buscar ayuda. Así que este nuevo caso lo afrontará solo, fiel a sus raíces, valiéndose de sus dotes deductivos y la tecnología de punta que maneja.

Una de las cosas que más llama la atención de este número es su oscuridad, algo que contrasta fuertemente con el último arco de la serie, mucho más colorido y aventurero. Podría decirse que llegó en el momento justo al lugar indicado. Los dibujos de Scalera, junto con el coloreado, le dan un toque opresivo a la historia que va muy bien con el argumento planteado por Duggan.

Ambos artistas pasan estas 20 páginas con buena nota. Probablemente el tono que Duggan le dará a "Arkham Manor" sea similar a este, y de ser así la cosa resulta prometedora. Por momentos me recordaron a aquellos unitarios que aparecían cada tanto durante la clásica etapa de Moench/Jones, sin demasiadas pretenciones pero espectacularmente ambientados y desarrollados. Una buena fórmula no precisa más que eso.

Reseña: Batman #34

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3