Home Columnas Reseñology Reseña: Batman and Robin #19 a #23

Reseña: Batman and Robin #19 a #23

Por el Reseñology
Reseña: Batman and Robin #19 a #23

Damian nos dejó pero no así la serie que lo tenía como coprotagonista, que lejos de haberse olvidado del personaje, nos ha venido mostrando la manera en que el resto de las piezas de la batifamilia se acomodan a esta nueva realidad. La oscuridad se avecina pero el interés se mantiene intacto.

Debo confesar que el título rotativo que pasó a llevar la serie, manteniendo el "Batman and ..." y completando los puntos suspensivos con el baticompañero invitado del mes, no me tenía para nada entusiasmado. Las historias de team-ups raras veces me han interesado y de hecho hasta llegué a plantearme abandonar la serie.

Pero entre tanto desatino que ha venido teniendo la DC en esta era de Nuevos 52, con un manoseo de nombres que entran y salen de las series regulares a un ritmo solamente superado por el actual 11 titular de Peñarol, debo reconocer que en esta oportunidad el movimiento de piezas planeado por Tomasi fue estupendo, tarea nada fácil teniendo en cuenta que el personaje que ya no estaba era uno de los más interesantes que hasta el número #8 de "Batman Inc." venía pululando por el DCU. Y lo que parecía ser un abandono definitivo terminó en una sólida compra, sostenida en un principio por la ilustración de portada del número #19 de la serie.

Reseña: Batman and Robin #19 a #23

Así que aprovechando el mes de los WTF programado por los altos mandos, el guionista decidió apoyarse en una obra maestra del noveno arte e introducir a un peso pesado apenas explotado, que curiosamente al igual que Damian Wayne tenía la característica de haber estado todos estos años por fuera de esa rigurosa línea que mes a mes define al cómic mainstream norteamericano, mejor conocida como continuidad... Carrie Kelley1, la Robin de la historia que junto con "Watchmen" dio inicio a la Era Moderna del género superheroico y que acuñó además el término novela gráfica2. Obviamente me refiero al "Dark Knight Returns" de Frank Miller.

Ya metiéndome en la historia, esperaba encontrarme con un cómic bastante diferente al que terminé leyendo, alejado de los típicos elementos que uno esperaría ver en un team-up. Bruce se ha vuelto más oscuro que de costumbre por razones que resultan obvias, está obsesionado por la pérdida de Damian y no parece querer dejarlo ir tan fácilmente. Será entonces tarea de sus colegas salirle al cruce y hacerlo entrar en razón en el orden siguiente: Red Robin, Red Hood, Batgirl, Catwoman y Nightwing.

Los cinco números son desparejos y en todos prima la intención de Bruce por cambiar el curso de los acontecimientos, atormentándose por lo que considera uno de sus mayores fracasos. La acción que se nos presenta en cada uno es tan sólo una excusa para disfrazar y hacer más llevaderos los extensos diálogos entre Batman y su colega de turno. Cada número podría ser considerado un unitario sin mayores pretenciones que nos presenta diferentes aspectos de esta nueva realidad, con historias que no siguen más allá de sus 20 páginas, de no ser por el desarrollo en paralelo de otros dos interesantes personajes.

Por un lado tenemos a la mencionada Carrie Kelley que nos es presentada como una amiga de Damian, y su profesora de actuación, que por el momento se muestra más interesada por la repentina desaparición de su alumno que por los secretos que esconde la mansión Wayne. Del otro lado de la balanza se encuentra uno de los mayores villanos del murciélago, Two-Face, que número a número ha venido dejándose ver a cuentagotas pero por simples cuestiones probabilísticas seguramente explote de un momento a otro.

Reseña: Batman and Robin #19 a #23

La escalada de locura de Bruce parece llegar a su fin cuando Nightwing entra en escena, en el último de los cinco números aquí reseñados. Pero no es Dick quien lo hace entrar en razón sino la empatía, que le hace comprender que él no es el único que está sufriendo esta situación y que el apoyo mutuo resulta ser más necesario que cualquier castigo autoimpuesto.

Los dibujos de Gleason siguen siendo igual de espectaculares que siempre y lo único que lamento es que el número #21, dedicado a Batgirl, no haya sido dibujado por él sino por Cliff Richards, que si bien no desentona demasiado (parte del #20 también lo tiene en los lápices) igual se nota que no es Patrick.

Este mes es el mes de los villanos y entre la engorrosa oferta de ejemplares #23.x tenemos uno guionado por Tomasi dedicado exclusivamente a Two-Face, así que no hay mucho que pensar. Salga cara o salga cruz, hacia allí irá a parar nuestra atención y nuestro dinero.

Reseña: Batman and Robin #19 a #23


1 Aquí tenemos la respuesta a la extraña nota firmada como "C.K." con la que Bruce se encontró entre las pertenencias de Damian durante el número Requiem de la serie.

2 Técnicamente, el término "novela gráfica" es bastante anterior a DKR y Watchmen. Pero fueron estas dos obras las que lo popularizaron y lograron imponerlo como un nuevo formato, reservado para historias que por diversos motivos eran consideradas más ambiciosas, orientadas a un público más exigente. Aunque con los años esa supuesta "mayor calidad" fue degenerando y el formato comenzó a responder a fines más comerciales.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3