Home Columnas Reseñology Reseña: Batman and Robin Annual #2

Reseña: Batman and Robin Annual #2

Por el Reseñology
Reseña: Batman and Robin Annual #2

Muchos meses ya han pasado y sin embargo el segundo anual de la serie mantiene el "Robin" en su título. Aunque en esta oportunidad no sea Damian el protagonista, la historia sigue siendo sobre un petirrojo, además de un claro homenaje al pequeñajo desaparecido.

Reseña: Batman and Robin Annual #2

Reseña: Batman and Robin Annual #2"Batman and ..." despidió a Damian Wayne en mayo de 2013, lo que no quita que el hijo de Bruce y Talia siga teniendo cierta influencia en la colección en la que fue cabecera.

Un escondite secreto "Robins Only" acondicionado por Damian vaya a saber uno cuándo y un misterioso estuche encontrado por su padre en el lugar son los desencadenantes de esta historia sobre las primeras noches de Dick Grayson como compañero de aventuras de Batman.

De antemano ya sabíamos que el período de Dick como Robin aún se mantenía dentro de la continuidad del Nuevo DCU, y aquí tendremos la oportunidad para disfrutar de primera mano esa etapa, sin que nadie nos lo cuente (bueno, técnicamente quien nos lo cuenta es Dick).

Como es de suponer, la historia se sostiene gracias a una serie de flashbacks. El primero nos lleva a una charla de azotea que en algún momento mantuvieron Dick (Nightwing) y Damian (Robin), que nos pone en sintonía para lo que vendrá después. Y el después está dado por el segundo, que comprende la mayor parte de este anual, donde a través de un relato del propio Dick retrocedemos aún más en el tiempo para conocer cómo fue la dinámica del primer dúo (dinámico).

Para ello Tomasi recurre a una historia llena de clichés, sobre un Dick inexperiente e impetuoso, ansioso por vivir su primera noche de parranda (leotardos ya usaba desde antes), y un Batman riguroso que intenta por todos los medios mantener a raya a su nuevo compañero, con la esperanza de que consiga salir vivo de sus primeras experiencias.

Tomasi utiliza muy bien al joven Dick para dejarnos los momentos kodak de este número. El humor está presente gracias a él, por más que Batman no sepa apreciarlo. Lo que no me terminó de cerrar es la edad que Dick aparenta tener, que además parece responder a un requerimiento del guión. Me resultó un poco grandecito como para recién estar debutando como Robin.

También me gustaría resaltar a Tusk, un atractivo villano creado para la ocasión que es además el hilo conductor para el lucimiento de ambos Robin (el primero y el último), no sería mala idea que en algún momento (flashback mediante) reaparezca.

En resumen, estamos frente a una típica aventura de Batman versus gángsters que encuentra un plus en Robin y en su equipo creativo. Doug Mahnke se despacha con un dibujo a la altura del de Gleason (que de hecho, también figura en los créditos), elegante y claro como el agua. Mientras que Peter Tomasi nos deja con una historia entretenida que se pasa volando, aunque tal vez no esté a la altura de lo que uno esperaría ver como la primera aventura del Dúo Dinámico original.

De todas formas no hay que perder de vista que esto sigue siendo en realidad un homenaje al último Wayne caído en batalla.

Reseña: Batman and Robin Annual #2

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3