Home Columnas Reseñology Reseña: Deadpool #1

Reseña: Deadpool #1

Por el Reseñology

Reseña: Deadpool #1Los presidentes de Estados Unidos que estaban muertos, vuelven a la vida gracias a un hechizo y deciden tomar el poder. S.H.I.E.L.D. no puede ser vista golpeando a antiguos mandatarios, así que precisan a alguien de pésima reputación. Ustedes imaginen el resto.

Reseña: Deadpool #1

Reseña: Deadpool #1Con el objetivo de cubrir el "relanzamiento masivo" de Marvel conocido como NOW, comenzamos a adquirir los primeros números de las nuevas series que nos resultaban interesantes, como ocurrió hace poco más de un año con los Nuevos 52 de DC.

Este es el primer título que me toca reseñar y será difícil para los siguientes, porque el mercenario bocazas deja el listón bastante alto en su debut.

Detrás de una hermosa (como siempre) portada de Geoff Darrow, se encuentra una muy divertida aventura escrita por Gerry Duggan y Brian Posehn. Este último es el actor grandote que aparecía como secundario en Just Shoot Me, además de participar en la fantástica serie Mr. Show with Bob and David.

Todo comienza con un hechicero patriota, que decide resucitar a todos los presidentes de los Estados Unidos que pasaron a mejor vida, con el objetivo de combatir la recesión y volver a unir la Nación. Como ocurre en la mayoría de las resurrecciones, los recién regresados tienen planes bastante más violentos.

Es allí donde entre en juego Deadpool, ya que sería de pésimo gusto que vieran a los miembros de los Avengers trompeando a antiguos mandatarios. Así que después de una breve pero muy intensa aventura junto a Thor, Wade Wilson se convierte en el hombre del momento.

Muchos de ustedes podrán estar cansados de tanto Deadpool, y tendrían razón. En los últimos años apareció en series propias y ajenas, miniseries, mini eventos y portadas varias, en una verdadera sobrecarga de lo que es una personalidad de por sí insoportable (y no lo querríamos de otra manera).

Como esta es la primera vez que le tapo la boca a Deadpool con mi billetera, quería que me entretuviera y lo logró. Los guionistas parecen manejar con calidad la perilla de volumen del protagonista, ya que demasiado diálogo puede hastiar y muy poco llamaría la atención. Aquí está Wade en el punto justo, tirando chistes a los Spider-Man pero con su característico mal gusto.

En el dibujo hay un viejo conocido: Tony Moore, a quien sigo desde la época en que era amigo de Kirkman (¡año 2000!) y juntos editaban Battle Pope, las aventuras de un Papa malhablado que, metralleta en mano y con Jesús a un lado, intentaba salvar al mundo de los demonios que lo habían conquistado.

Desde entonces hizo un montón de cosas, pero el espíritu de aquellas aventuras delirantes y llenas de humor negro parece haber vuelto de gran modo en esta serie. Habrá que sacar cuentas y revisar el presupuesto, porque Deadpool llegó para quedarse (en mi pull list).

Reseña: Deadpool #1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3