Home Columnas Reseñology Reseña: Demon Knights #7

Reseña: Demon Knights #7

Por el Reseñology

Reseña: Demon Knights #7Después de meses, el asedio al pequeño pueblito en las montañas llegó a su fin, pero de la manera más anticlimática posible y sin el cierre que le venía exigiendo a la serie. Si bien el nivel promedio es bueno, este será el último número que apoyaré desde el bolsillo.

Reseña: Demon Knights #7

Reseña: Demon Knights #7Demon Knights terminó su primer número con la invasión a un pequeño pueblo, en cuya cantina se encontraban por casualidad casi todos los que formarían parte de esta Liga de la Justicia Medieval. En el #2 comenzó la pelea. En el #3 siguieron peleando. Y en el #4. El #5. El #6. Por suerte prometieron un cierre en el #7.

Sin embargo, esto no fue lo que ocurrió. La historia no es mala, pero el tiempo invertido por los lectores en el interminable asedio al pueblito se merecía un final que no fuera tan anticlimático, y que no fuera solamente una continuación de la historia.

No soy incoherente: series como Animal Man cuentan una única historia desde que comenzaron. Pero parece que ocurrieran más cosas, y los personajes avanzan (no sólo geográficamente). Aquí ocurre todo lo contrario y todo sigue en el mismo lugar (no sólo geográficamente).

La "batalla final" consiste en nuestros héroes emparejándose con algunos de los villanos, mientras Madame Xanadú ejecuta el plan insinuado en el número anterior (nada del otro mundo) y la Jinete va en busca de ayuda.

El punto fuerte de la serie, que es la caracterización de los personajes, sigue presente. Cada mes uno conoce un poco más a los involucrados. Pero siempre los conoce en las mismas circunstancias: defendiendo el pueblito del terrible invasor.

La pelea se termina cuando la cabecilla de los enemigos se da cuenta de que viene la caballería. Al cuadrito siguiente (una splash page) la caballería llega. Y pasando la página se ve a 5 (CINCO) invasores corriendo mientras uno de los buenos grita "¡Sigan, cobardes, corran!".

Para peor, el último cuadrito reflexiona acerca de que la victoria no quita que hayan sufrido grandes pérdidas. Lo cual es cierto, pero disminuye aun más la importancia de lo logrado por los Caballeros Demoníacos, que al fin y al cabo solamente "aguantaron" mientras llegaba la ayuda.

Paul Cornell no toma las mejores decisiones para mantener mi interés en la historia. Diógenes Neves, como siempre, es un relojito y le da una identidad al cómic que pocos títulos tienen.

En un mundo editorial que produce una gran cantidad de títulos por mes, la billetera necesita de un promedio de calidad algo mayor para seguir apoyando una serie. Esta reseña marca mi despedida de los Demon Knights, a quienes les deseo lo mejor. Y sobre todo, les deseo que avancen.

Reseña: Demon Knights #7
Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3