Home Columnas Reseñology Reseña: Detective Comics #13 a #20

Reseña: Detective Comics #13 a #20

Por el Reseñology
Reseña: Detective Comics #13 a #20

Se acabó el primer gran arco que Layman y Fabok nos presentaron en su debut, tras la partida de Tony Daniel. La serie ha ganado en calidad e interés con una historia que no deslumbra pero entretiene y promete mucho más.

Reseña: Detective Comics #13 a #20Muchas cosas han pasado a lo largo de este arco de ocho números, algunas craneadas por Layman y otras producto de las circunstancias en las que el universo batmaniano ha estado inmerso. La serie debió lidiar con el obligado tie-in de "Death of the Family" de Scott Snyder, el correspondiente "Requiem" del desenlace del arco de Grant Morrison en "Batman Inc." y el número aniversario que conmemoró las 900 entregas de la serie. Lo interesante de todo esto es que Layman supo acompañar dichos acontecimientos con lo que él mismo quería contarnos, evitando tener que irse demasiado por las ramas que le fueron impuestas y usándolas a su favor.

Un importante aviso previo. Si lo que están buscando es al mismo guionista que se encontraron en "Chew", entonces creo que van a irse un poco decepcionados. La historia es entretenida pero sobria, atada a las "limitaciones" propias del personaje. Con esto no estoy diciendo que el trabajo de Layman haya sido flojo (les adelanto que en realidad pienso todo lo contrario) pero sí completamente diferente. Batman no es Chew, eso está más que claro y se nota.

La aventura describe a grandes rasgos el ascenso de un nuevo genio criminal (y van...), una mente fría y calculadora que en secreto elabora todo un plan para salir fortalecido en varios frentes.

Es interesante remarcar que uno de los puntos de inflexión de este arco lo desencadena un hecho ajeno al guionista (al menos eso creo), me refiero a la partida del Pingüino a la serie "Batman" para formar parte del plan del Joker en la ya mencionada "Death of the Family". Es aquí en donde la trama central termina de tomar forma y se produce el cambio de status quo que nos acompañará hasta el final.

Hay que destacar también el buen tratamiento que Layman le da a los villanos que emplea a lo largo de esta aventura, que no son pocos. Tanto los clásicos como los de factura propia cumplen su papel y generan subtramas en donde el guionista parece disfrutar de nunca cerrarlas por completo, dejando así mucha tela por cortar. Todo final de subtrama siempre nos depara una última vuelta de tuerca que nos promete seguirla en otro momento.

Reseña: Detective Comics #13 a #20
Merrymaker, uno de los villanos que Layman saca de la galera y del que espero volver a saber pronto.

La trama de este primer arco por momentos parece avanzar con bastante calma, lo cual no es malo ni mucho menos pero contrasta demasiado con el final, que en comparación me resultó un tanto precipitado. Los sucesos del último número tal vez los podría haber disfrutado un poco más si Layman los contara con más detenimiento. En particular me refiero a: ¡ver spoiler!

En definitiva, el número #20 que cierra el arco lo leí con la sensación de haberme perdido de algo entre éste y el anterior.

Otro aspecto un tanto "molesto", por llamarlo de alguna manera, es que seguramente esta sea la serie regular con más referencias a otras series de la batifamilia. Mientras escribo me vienen a la cabeza varios diálogos con indicaciones al pie del estilo "esto ocurrió en Birds of Prey, Talon, Batman, etc.", algo que le da bastante cohesión a todo el universo del murciélago pero que por momentos nos saca un poco del partido.

Algo por demás remarcable es lo bien empleadas que estuvieron las historias de backup de cada número, profundizando siempre sobre elementos que van apareciendo en las páginas principales, lo que lleva a asimilar algunas cosas con mayor naturalidad, sobre todo en lo relativo a Ogilvy (mano derecha del Pingüino). Es aquí donde también se dan la mayoría de los desencadenantes de posibles nuevas aventuras.

Respecto de Jason Fabok, el hombre a cargo de los lápices de los ocho números, sólo puedo decir que debemos estar en uno de los mejores momentos de las series principales de Batman en cuanto a artistas de refiere, con tres dibujantes que siendo diferentes todos a su modo deslumbran. Lo que Fabok demostró en aquel anual de Mr. Freeze aquí lo ratifica por completo.

Por su parte John Layman trata con respeto al personaje y mantiene esta primera historia dentro de los niveles esperados, sin sorprender pero entreteniendo. A ver si a medida que pasan los números el guionista se va soltando y haciendo suya la serie... si es que también lo dejan.

Reseña: Detective Comics #13 a #20

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3