Home Columnas Reseñology Reseña: Detective Comics #22 a #24

Reseña: Detective Comics #22 a #24

Por el Reseñology
Reseña: Detective Comics #22 a #24

Un nuevo enmascarado, asesino de policías, anda suelto por Gotham. Su aspecto y recursos rivalizan con los del propio Batman. Al mismo tiempo, un poderoso empresario aparece en la ecuación, dispuesto a adquirir Empresas Wayne y forjar un imperio armamentístico. ¿Casualidad? Ninguna.

Que John Layman sabe cómo contar una historia es evidente, así como también es darse cuenta cuándo sus guiones tienen puesto el piloto automático. Algo que a mi entender sucede en la historia que ocupa las páginas principales de estos tres números.

Reseña: Detective Comics #22 a #24Estamos frente a un arco introductorio que recupera a un viejo personaje de la serie, aunque no tan difundido: E. D. Caldwell, The Wrath. Empresario y villano por partes iguales, que si bien en un primer momento su doble identidad no se hace explícita, sí resulta muy evidente, y Layman tampoco se esfuerza demasiado por mantener el misterio. Desenmascarar a Wrath no es lo importante esta vez, sino ver de qué manera Bruce/Batman comparte la misma ciudad con su perfecto antagonista.

Wrath hizo su debut en el "Batman Special #1" de 1984, gracias a Mike W. Barr y Michael Golden, y se trató justamente de un anti-Batman por dónde se lo mire. Siendo un niño, sus padres, ladrones ellos, mueren baleados por un joven policía (conocido por todos), así que jura venganza y emprende un viaje alrededor del mundo para convertirse en un perfecto asesino y regresar años más tarde a Gotham, buscando pasarle factura al GCPD.

El villano tendría una encarnación post-Crisis durante "Batman Confidential" (2007), tratándose esta vez de Elliot Caldwell, pupilo del Wrath original (del que nunca supimos su nombre). Lo que en un principio hace suponer que ese segundo exponente no sea otro que el E.D. presentado por Layman en esta nueva oportunidad.

Todo empieza por un prólogo que nos pone rápidamente en sintonía. Somos testigos de las primeras bajas que sufre el GCPD y de la investigación que se pone en marcha para encontrar al responsable. A través de la misma conocemos a Scorn, aprendiz de delincuente que es a Wrath lo que Robin es a Batman, y esa similitud de cargos no será lo único que compartirán sobre el final del número.

Llegados a este punto es en donde comienza lo mejor de los tres números: la historia backup que involucra a Man-Bat y que hemos venido viviendo desde la pasada conmemoración de las 900 entregas de "Detective Comics".

Reseña: Detective Comics #22 a #24
Kirk Langstrom busca respuestas (historia backup dibujada por Andy Clarke).

El Dr. Kirk Langstrom continúa intentando encontrar respuestas sobre una serie de asesinatos perpetrados por lo que parece ser un gran murciélago antropomórfico. Lo anterior sumado a ciertos problemas amnésicos, le está trayendo serios cuestionamientos existenciales. Todo lo que en principio promete Wrath lo encontramos en Man-Bat: grandes revelaciones, vueltas de tuerca, dolorosas traiciones y la promesa de un gran enfrentamiento por venir, que seguramente cambiará el destino de su protagonista.

En el siguiente número volvemos a la historia principal y descubrimos que Caldwell y su empresa ya se encontraban fuertemente arraigados a la vida en Gotham, siendo uno de los principales proveedores en equipamiento tecnológico para el GCPD, algo que facilita bastante sus oscuros designios. Aquí no sólo podemos ver las diferencias que hay entre E.D. y Bruce, sino también sus puntos de contacto. Poderosos empresarios con recursos ilimitados, un gran estado de forma y firmes convicciones sobre lo que ellos creen su cruzada.

A raíz de una serie de encuentros, Layman los enfrenta e intenta contrastarlos en ambas facetas de su vida. La más salvaje, potenciada por el anonimato que les dan sus máscaras, y la diplomática, suavizada por el hecho de tratarse de dos dignos y refinados representantes de sus empresas (lo que no quita que también encuentren la manera de "agredirse" de esta forma).

Afortunadamente la historia se lee rápido y nuevamente llegamos a Man-Bat, que tras el número anterior no se podía haber puesto mejor. Algo para remarcar es que aquí también tenemos a Caldwell Industries haciendo acto de presencia, demostrando lo bien que Layman ha venido aprovechando la posibilidad de poder contar más de una historia por número, complementándolas y potenciándolas entre sí.

El enfrentamiento que aquí tiene lugar es mucho más oscuro y sangriento que el que tuvimos unas páginas atrás, durante la historia principal. Se destapan viejos secretos que hacen que el universo de Kirk dé un giro completo y nos prometen dificultades mayores en el futuro inmediato... lamentablemente no tan inmediato como me hubiese gustado, ya que ni el próximo número (que cierra la historia de Wrath) ni el siguiente (ambientado en el Zero Year) volveremos a tener novedades al respecto. :(

Reseña: Detective Comics #22 a #24
Batman vs. Wrath (historia central dibujada por Jason Fabok).

En el tercer y último número Layman se encarga de introducir algunos ajustes retroactivos al pasado de Caldwell, haciéndolo tomar un rumbo propio respecto de sus antecesores. Pero lo que más páginas ocupa es el enfrentamiento final entre Batman y Wrath, donde ambos hacen gala de un considerable despliegue tecnológico. La parte detectivesca de la serie queda de lado, y la historia termina siendo una vertiginosa competencia por ver quién tiene los mejores cacharros.

Este arco por sí solo seguramente no quede en el recuerdo de nadie, a pesar que de todas formas estemos ante un entretenido lavado de cara de un personaje muy poco explotado. Pero tratándose de Layman, no tengo dudas que ya tenga algo planeado para Wrath de cara al futuro.

La historia cierra con dos epílogos, uno que insinúa alguito sobre el backup de Man-Bat que veníamos teniendo, y otro que liga a este último arco con el anterior de Ogilvy, personaje que no ha sido olvidado por Layman y siempre que puede se encarga de recordárnoslo.

Resumiendo. Estamos ante tres números aceptables que claramente forman parte de una historia mayor, y que en sus páginas extra encuentran ese punto adicional que los convierten en una compra recomendable.

Reseña: Detective Comics #22 a #24

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3