Home Columnas Reseñology Reseña: FF#1

Reseña: FF#1

Por el Reseñology

Reseña: FF#1El otro título de Matt Fraction dedicado a la familia fantástica del universo Marvel vio la luz una semana después que Fantastic Four #1. FF#1 es un buen arranque, bastante superior al de su serie hermana, y que nos muestra a un Fraction en mejor forma. Aquí, acompañado por los dibujos del enorme Mike Allred.

Reseña: FF#1

Reseña: FF#1El principal problema del FF #1 de Matt Fraction, es el Fantastic Four #1 de Matt Fraction. Este simple juego de palabras (bastante tonto, por cierto) no deja de encerrar algo de verdad. Es que quienes leyeron aquél número inicial de Fantastic Four, y una semana después hicieron lo propio con FF, seguramente sientan (como le pasó a quien firma esta reseña) que la historia sigue estancada, sin avanzar. Como cuando Zambrana quiere meter un pique y queda arando en el mismo lugar, como si estuviese en una cinta de gimnasio.1

Si bien ambos títulos están concebidos para que puedan leerse independientemente uno del otro, la lógica conexión entre ellos le juega en un tanto en contra a FF, al menos en esta primera entrega. En Fantastic Four #1 (cuya reseña a manos del Hijo de Chuck Norris pueden leer por acá) Fraction nos mostraba a un Reed Richards descubriendo que aquellos famosos rayos que le dieron sus poderes, ahora lo convirtieron en víctima de una enfermedad terminal, en virtud de la cual decidió irse con su familia de viaje por la galaxia para encontrar una cura. Ese viaje, que para la familia fantástica sería de aproximadamente un año, apenas representaría cuatro minutos en tiempo terrestre. Sí, cuatro minutos.

Por supuesto, una de las mentes más brillantes del planeta es también un tipo precavido, y su experiencia le dice que cuatro minutos son más que suficientes para que todo se pudra en el universo Marvel. Y hace bien en creerlo.

En FF#1, vemos a los Fantastic Four reclutando a quienes tomarán su lugar durante ese período de ausencia (¡cuatro minutos!) y que además se encargarán de llevar adelante la Future Foundation (he ahí el FF del título), la organización creada por el guionista Jonathan Hickman en su reciente paso por la serie, que reúne a las mentes jóvenes más brillantes en un intento por asegurar un futuro mejor para la humanidad.

Fraction es un guionista de probada competencia, tal como lo ha demostrado en la excelente Immortal Iron Fist (reinventando junto a Brubaker a un personaje de tercera línea de la editorial), o en Casanova (una historia de espionaje sicodélico con multiverso incluido, que es uno de los mejores cómics de los últimos 10 años), así como también en su actual paso por Hawkeye (una gran serie en donde lo acompañan los mejores talentos artísticos de la Casa de las Ideas).

Esa capacidad la pone de manifiesto en este número, llevando a la perfección dos líneas narrativas en paralelo. Por un lado, está la recién mencionada en la que se nos muestra a los miembros de los Fantastic Four intentando convencer a los que ocuparán su lugar (el viejo-nuevo Ant-Man, Medusa de los Inhumanos, She-Hulk y Darla Deering). Esos pasajes están matizados con páginas que se van intercalando a lo largo de todo el número, en las que se muestra a los jóvenes integrantes de la FF siendo entrevistados por alguien cuya identidad se conoce sobre el final.

Reseña: FF#1

Fraction muestra su chapa y sale airoso en ambos terrenos, entregando algunos muy buenos diálogos, particularmente entre Reed y Ant-Man acerca de sus roles paternales (recordemos que este último perdió recientemente a su hija). Quizás, el mayor acierto de Fraction sea el haberse animado a jugar con un plantel muy numeroso de personajes y salir victorioso en el intento, dándole a cada uno un perfil bien definido que hace que todo fluya con naturalidad.

Por supuesto, para esto cuenta con un compañero de lujo, el enorme Mike Allred, cuya sola presencia de por sí justifica la compra de este número. Ya en el pasado, el creador de Madman ha demostrado que su estilo (de línea clara y fuerte influencia pop) calza a la perfección en el universo Marvel, tal como lo atestigua su demencial pasaje por X-Force y X-Statix junto al guionista Peter Milligan.

Allred opta por una página más rígida y con una grilla de viñetas bien definida para los momentos dedicados a los chicos de la FF (justamente para lograr ese efecto de entrevista), marcando un claro contraste con el resto del número. Los momentos de Sue con Medusa y de Ben con She-Hulk son de gran atractivo visual, y uno siente que nadie más debería dibujar a estos personajes después de Allred. Los colores de su compañera (en el trabajo y en la vida), Laura Allred, terminan de redondear un arte espectacular.

En lo personal, el debe de FF#1 se encuentra en cierta promesa de delirio no cumplida. Si no me creen, miren esa tapa con una mujer disfrazada de La Cosa para entender mi punto. Sin embargo, da la impresión de que Fraction decidió tomarse su tiempo para introducir a los personajes, y lo hace apelando a un tono más tradicional. El mes que viene diremos una vez más "presente", ya que la dupla Fraction-Allred se lo merece.

Hay dos series dedicadas a la familia fantástica del universo Marvel, y las dos están escritas por Fraction. Si tenés una sola bala, no lo dudes ni un instante. FF es la mejor opción.

1. Vaya por este medio un apretado abrazo a Zambranita, baluarte indiscutido del reciente título obtenido por el Campeón del Siglo.

Reseña: FF#1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3