Home Columnas Reseñology Reseña: Justice League 3000 #1

Reseña: Justice League 3000 #1

Por el Reseñology
Reseña: Justice League 3000 #1

DC abrió una ventana al futuro para mostrarnos cómo será la Liga de la Justicia del siglo XXXI. Los meses de especulaciones llegaron a su fin y el primer número ya fue a parar a nuestras modernas tabletas... queríamos estar a la altura, pero con menos también alcanzaba.

Reseña: Justice League 3000 #1

Reseña: Justice League 3000 #1En un futuro distópico, el universo parece estar en manos de los Gemelos Fantásticos (¿los recuerdan?, bueno, olvídenlos porque estos son completamente diferentes). A falta de un mono espacial que mantener, se propusieron "criar" su propia Liga de la Justicia e intentar establecer un orden a lo largo y ancho de su sistema planetario. El problema es que estos gemelos no parecen tener demasiadas intenciones de velar por el bien de la humanidad ni el resto de los seres vivos, sino más bien por la estabilidad y beneficio propios, lo que no quita que entre ellos también haya diferencias.

Estas primeras 20 páginas se encargan de mostrarnos la dinámica de la Liga y delinear las personalidades de sus integrantes, que en ambos casos distan bastante de ser color de rosa. Los muchachos se quieren más bien poco y su funcionamiento como equipo está a miles de años (literal y figuradamente) de lo que fue el Barça de Guardiola. Un grupo de monigotes manipulable que responde a los caprichos de los gemelos y su organización: el planeta itinerante Cadmusworld.

La Liga futura es presentada primero en plena acción, dándose de frente contra los "conversos", un grupo variopinto de seres con una mala actitud hacia los "justicieros" y que, como ellos, también responde a los designios de su superior (que por el momento no se ha dejado ver y del que poco sabemos). Aquí es donde nos dejan en claro que los miembros de la Liga no brillan por sí mismos sino por los legados que representan, ellos son conscientes de su situación e intentan sobrellevarla cada uno a su manera.

Finalizada la batalla, pasamos luego a una charla de vestuario que intenta dar algo más de profundidad al desarrollo de cada miembro (sin demasiado éxito) y donde durante una nueva discusión existencial de los gemelos (ejercicio que mantienen durante todo el número), nos es revelado el verdadero origen del grupo, que si bien tiene su gancho no creo que alguien logre identificarse con alguno de sus elementos.

Los dibujos de Howard Porter son uno de los puntos altos del número, la acción está bien presentada y la estética futurista de los personajes y lugares tampoco se queda atrás. Lamentablemente creo que el guión de Keith Giffen y J.M. DeMatteis no consigue acompañarlos debidamente. La historia no presenta demasiados elementos que generen cierto interés a futuro, más allá del propio peso de los legados que estos nuevos personajes representan. El desarrollo de cada uno de ellos es más bien liviano, ninguno llama la atención ni logra generarnos ningún tipo de sentimientos más allá de la indiferencia, aunque tal vez esa haya sido la intención de sus creadores. De ser ese el caso, lo lograron de punta a punta.

Por mi parte, el gancho de la serie lo encontré en las páginas iniciales, lejos de La Liga. En una muchacha llamada Ariel que al parecer no está nada contenta ni con los gemelos (con quienes mantuvo una relación directa en el pasado) ni con el superequipo que colaboró a construir (y el sentimiento es recíproco) y se perfila como la verdadera heroína de la serie. Las pocas páginas en las que aparece son el único haz de luz que hace vislumbrar una buena historia detrás. Si compro el segundo número, definitivamente será por ella.

Reseña: Justice League 3000 #1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3