Home Columnas Reseñology Reseña: Justice League Dark #11

Reseña: Justice League Dark #11

Por el Reseñology

Reseña: Justice League Dark #11El rejunte de personajes mágicos de DC sigue dando sus primeros pasos como grupo, pero deberá enfrentar una traición. La historia avanza a gran velocidad, lo que nos priva de esos momentos tranquilos en donde el guionista mejor se luce.

Reseña: Justice League Dark #11

Reseña: Justice League Dark #11En este nuevo mundo de DC que barajó y dio de nuevo luego de Flashpoint, Steve Trevor (eterno interés romántico de Wonder Woman) aparece por aquí y por allá liderando a la organización conocida como A.R.G.U.S., sigla que se corresponde con el Grupo de Investigación Avanzada para la Unión de los Superhéroes.

Si bien su rol todavía no está tan definido como estuvo en su momento el del D.E.O. (Departamento de Operaciones Extranormales), se lo intenta posicionar como una de esas agencias que están (o pueden estar) operando desde las sombras o frente a todo el mundo.

Las cosas no iban muy bien dentro de A.R.G.U.S. al final del número anterior, ya que Felix Faust conjuró a unos pequeños demonios para vencer a sus captores y explorar la famosa Habitación Negra, en donde estos tipos guardan los artefactos mágicos que van recolectando.

Claro que los dueños de casa no se rendirán tan fácilmente, ya que cuentan con la ayuda de unos gólems y de la mismísima Justice League Dark. Por favor, que no se enteren que los llaman así.

La super-mágica-pelea que se desarrolla durante las siguientes páginas es estándar dentro del género, aunque el dibujante Mikel Janín saca lo mejor de ella con verdaderos momentos coreografiados, como el de Deadman ocupando el cuerpo de Trevor. Los colores también ayudan.

Jeff Lemire cumple una correcta labor, en un tramo de la historia en donde la acción deja de lado a las conversaciones, en donde su John Constantine se desempeña mejor. El momento "tranquilo" del número está protagonizado por Madame Xanadu, quien se mantiene cerca del grupo sin participar de la acción.

Allí nos presentan a alguien que se veía venir desde que los Libros de la Magia aparecieron como disparadores de la trama. Un jovencito morocho y de lentes, que de un día para el otro descubrió que era un mago. Y que debutó siete años antes que Harry Potter, babosos.

El cierre de la historia enfrenta a un Constantine que pasó por el cuartito oscuro y se proveyó de varios ítems secretos, contra un Felix Faust que tiene un as en la manga. Eso te pasa por confiar en la gente, John.

Para el próximo capítulo quedarán las consecuencias de una traición, el regreso de un Tim Hunter que ya no es el mismo, y el extraño tatuaje que apareció en el brazo de J.C.

El nivel es bueno, el guionista es confiable, el dibujante anda en un gran nivel y la historia engancha. Nos vemos el mes que viene.

Reseña: Justice League Dark #11

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3