Home Columnas Reseñology Reseña: Justice League Dark #9

Reseña: Justice League Dark #9

Por el Reseñology

Reseña: Justice League Dark #9Las matemáticas mienten: a veces 9 es igual a 1. En este caso, el noveno número de la serie es un perfecto número 1, con un reconocido guionista que llega para barajar las cartas (de Tarot) del supergrupo mágico de DC. El arranque es promisorio.

Reseña: Justice League Dark #9

Reseña: Justice League Dark #9Después de aquel mes de setiembre en donde hicimos una gran inversión para llevarles la crítica de la mayor cantidad posibles de números iniciales de los "Nuevos 52", sabía que sería imposible (para el bolsillo) mantener tal ritmo de compras, y hubo que elegir.

Una serie que no me tocó reseñar pero me costó dejar fue Justice League Dark, especie de supergrupo de los héroes mágicos de DC. El primer número estaba escrito por Peter Milligan y dibujado por Mikel Janin. Los sitios de cómics no mostraron un gran entusiasmo por el título, así que lo fui perdiendo de vista.

Cuando Jeff Lemire (que la rompe en Animal Man) dejó Frankenstein (serie que seguí por pocos números) se anunció que tomaría las riendas de la JLD. Tuve que darle una oportunidad. El resultado es muy bueno.

Aquel número 1 tenía buen arte, pero dedicaba muchas páginas a la Liga de la Justicia (que por entonces no había aparecido como tal en ningún cómic). Este truco para enganchar a los lectores solamente servía para dejar a los protagonistas demasiado al margen. No llegué al número 2.

Con Lemire las cosas cambian. Al primer cuadrito de la segunda página ya tiene a John Constantine con un cigarrillo en la boca y pidiendo fuego. Uno nota que la dupla creativa (completada por Mikel Janin, quien encontró un estilo menos plástico) se siente cómoda con los personajes. Especialmente con el bastardo de pelo amarillo.

En cuanto a la historia, corre en paralelo por dos momentos: las aventuras de John y sus increíbles amigos en la selva, y lo que ocurrió "about a week ago" que mostrará cómo llegaron hasta ahí. Un recurso típico (más en un primer número) pero que funciona.

Existe un esfuerzo consciente por encastrar a este extraño grupo en el Universo DC. No es necesario usar calzador, sino encontrar personajes y situaciones a medio camino entre Superman y Sandman. El primer villano, por ejemplo, es Felix Faust.

Lemire incluso se toma el tiempo para darle una motivación plausible a Constantine, en forma de un cuarto secreto que contiene un montón de artefactos mágicos a los que podrá acceder si cumple la misión encomendada por el mismísimo Steve Trevor.

Los miembros de la Justice League Dark ("es el nombre más estúpido que jamás oí", dice John) tienen su momento, en particular Zatanna y Deadman, a quien debe ser difícil de escribir mal, excepto que seas Bruce Jones. Black Orchid es el personaje a descubrir y Andrew Bennet el vampiro es... bueno, el vampiro.

Por último (y no menos importante) el cliffhanger de la historia despertó mi curiosidad y me dejó con ganas de seguir leyendo la serie. ¡Magia!

Reseña: Justice League Dark #9

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3