Home Columnas Reseñology Reseña: Saucer Country #5

Reseña: Saucer Country #5

Por el Reseñology

Reseña: Saucer Country #5El primer arco de esta serie llega a su fin, resolviendo parte de los conflictos entre sus protagonistas pero sumando más preguntas al misterio acerca de la supuesta abducción extraterrestre de la candidata presidencial Arcadia Alvarado. Como para seguir enganchados.

Reseña: Saucer Country #5

Reseña: Saucer Country #5En la cuarta página, debajo del título del cómic, aparece la palabra "Conclusión". Al llegar a ese punto, recordé que el primer arco de Saucer Country constaba de cinco números y no de seis, como ocurre en la mayoría de los cómics "modernos".

Cinco números para contar la historia de la gobernadora divorciada que un día fue abducida mientras discutía con su ex marido en un auto, en el medio del desierto. ¿Habrá sido eso lo que ocurrió? Desde el comienzo, escépticos y creyentes en la vida extraterrestre están debatiendo acerca de lo que pudo haber ocurrido. Acerca de esa verdad y de qué hacer con ella.

Está claro que Paul Cornell creó una trama de largo aliento. En ocasiones esto perjudica a la hora de terminar alguno de los arcos que la componen. Sin embargo, al finalizar el quinto número uno se queda con la sensación de haber disfrutado de algo en su completitud. Y eso aumenta las ganas de seguir leyendo uno de los mejores títulos que Vertigo ofrece actualmente.

El "villano" de este arco era el doctor Glass, un terapeuta al que el ex marido de Arcadia Alvarado había deschavado (mediante hipnosis) todo el episodio con los hombrecitos grises y sus exploraciones anales. Glass pretendió destruir la candidatura presidencial de la protagonista, poniéndose en contacto con una figura mediática del partido opositor.

Este capítulo final también tiene una "escena final", en donde la gobernadora debe someterse a la hipnosis del doctor Glass para derrotarlo en su terreno. Así que asistimos a un verdadero duelo de mentes, mientras que los esfuerzos de Arcadia por ocultar la verdad termina abriendo otras puertas de su percepción.

Al final queda la sensación de que ganaron los buenos, o al menos los que el guionista perfila como mejores que los otros, porque desde el primer número se encargó de presentar a personas tridimensionales (más allá de lo plano del papel o la pantalla de la tableta) e imperfectas, que se relacionan entre ellas de maneras muy diferentes. Pero es una victoria temporal, que te deja enganchado, ya que los malos (los menos buenos, bah) se están reagrupando.

Del misterio todavía permanece la mayor parte, Cornell se sigue guardando casi todas las cartas, pero la presencia de una chica sideral deja en claro que la respuesta a la pregunta principal no será simplemente sí o no.

A Ryan Kelly lo noté un pelín más desprolijo, aunque también podría ser un viraje de su estilo hacia algo más parecido a Becky Cloonan en American Virgin, salvando las distancias. De cualquier forma, por diferenciarse de los anteriores me distrajo un poco y quizás eso sea lo único que separó a este capítulo de la puntuación máxima.

Hasta el arco que viene.

Reseña: Saucer Country #5

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3