Home Columnas Reseñology Reseña: Suicide Squad #1

Reseña: Suicide Squad #1

Por el Reseñology
Reseña: Suicide Squad #1

El regreso del Suicide Squad nos presenta a un grupo de villanos que parece estar condenado a sufrir más de la cuenta para conseguir salir adelante de sus misiones. Un oscuro y doloroso comienzo de temporada que los obligará a cuestionarse qué tan leales son tanto para con sus compañeros como con su causa.

Reseña: Suicide Squad #1

Reseña: Suicide Squad #1Desde un primer momento entendemos rápidamente que los integrantes del nuevo Escuadrón Suicida no lo van a tener nada fácil, iniciando esta historia con cada uno de ellos siendo sometido a diferentes formas de tortura. Queda también en evidencia que este cómic jamás pasaría la aprobación del nefasto Comic Code Authority... niños, abstenerse.

A medida que nos va siendo presentado cómo cada personaje es alegremente torturado (al ser esto un cómic, me permito la licencia poética de poner tan simpático adjetivo delante de tan dolorosa palabra), conoceremos mediante flashbacks los sucesos que desembocaron en su captura y posterior reclutamiento para el programa "Task Force X", y que ahora los tiene en esta desesperada y tétrica situación. De sus captores no conocemos gran cosa, salvo el demostrar un interés obsesivo por querer saber para quién trabaja el grupo.

Sin duda, el principal atractivo que tenemos hasta ahora es el de los personajes escogidos, siendo Deadshot (frío y calculador), El Diablo (trágico y oscuro) y Harley Quinn (alegre, desquiciada y con nuevo look) los que seguramente se terminen apoderando de la serie. El resto del equipo, en este primer número, lo conforman Black Spider, Voltaic, King Shark (quien se lleva alguno de los momentos Kodak) y Savant.

Si bien la historia es a su modo entretenida, tiene como principal contra el que su desenlace se "vea venir" desde antes de las primeras diez páginas. Lo que sí no se esperaba nadie es el nuevo look de Amanda Waller, quien parece haber sufrido el mismo proceso evolutivo que Vanessa, una de las hijas del "Show de Bill Cosby" que empezó siendo una nena regordeta y terminó con el aspecto de una trola desfachatada, algo similar a lo que podemos ver ahora con los "antes y después" del Reduce Fat Fast.

Respecto de sus autores, no encuentro mayores objeciones, el relato de Adam Glass es bastante fluído a pesar de los constantes flashbacks y el dibujo de Federico Dallocchio me resultó muy agradable. No pido más que eso.

Un número demasiado introductorio y anunciado como para poder sacar alguna conclusión. Si lo que queremos es conocer cuál será la dinámica del grupo así como de la propia serie, no queda más que esperar al mes que viene.

Reseña: Suicide Squad #1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3