Home Columnas Reseñology Reseña: Swamp Thing #1

Reseña: Swamp Thing #1

Por el Reseñology

Reseña: Swamp Thing #1El primer número de Swamp Thing presenta a un equipo de guionista + dibujante que sabe lo que hace y sobre todo, se divierte haciéndolo. La historia de Alec Holland, pese a que no arranca de cero (ni mucho menos) es apta para todo público, salvo por las muertes y eso.

Reseña: Swamp Thing #1

Reseña: Swamp Thing #1Scott Snyder se la jugó. Amante confeso de las historias de la Cosa del Pantano, cuando le ofrecieron su relanzamiento tomó el camino difícil. Podría haber creado su personaje de raíz (cuack), pero optó por tomar todo eso que tanto había disfrutado y construir a partir de ahí.

"No iba a dejar nada afuera. Quiero dejar esto bien claro a los fanáticos: absolutamente toda la historia de la Cosa del Pantano permanece. Este no es un cómic que me interese comenzar de nuevo", declaró a CBR.

Con estas cartas sobre la mesa, el autor tenía la díficil misión de crear un cómic que satisficiera a los seguidores de Swamp Thing, a los lectores de DC que alguna idea tenían del personaje, y a los que lo encontraran por primera vez. Hasta ahora, el resultado es muy positivo.

La historia arranca golpeando al lector en la cara: "por si no lo sabías, S.T. volvió al Universo DC", parece decir. Las únicas personas que aparecen en la página 1 son Clark Kent, Lois Lane y Perry White.

Pasando la página (será digital, pero uno utiliza los términos a los que está acostumbrado) nos encontramos con una hermosa doble página dibujada por Yanick Paquette, que con toques de Kevin Nowlan pero su propia personalidad, aumentan la eficacia de las ideas del guionista. Aparecen más superhéroes de DC.

La historia intercala el desarrollo de un "mal" bastante jodido, que limpia animales y gente, con la vida del doctor Alec Holland, quien hace poco volvió a la vida y se encontró con que tiene un montón de recuerdos de un monstruo verde (que no era él, sino una cosa que se creía él, pregúntenle a Alan Moore). Tranquilos, se entiende todo.

Alec mantiene una larga y jugosa conversación con Superman (el del presente, nada de jeans) mientras que el "mal" retuerce los cuellitos de unos muchachos. Snyder se siente comodísimo contando este tipo de historias, y Paquette es el compañero ideal para dibujarlas.

Al llegar a la última página, me quedé con ganas de más, pero en el mejor de los sentidos. Quiero saber cómo sigue la historia. Volveré el mes que viene.

Reseña: Swamp Thing #1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3