Home Columnas Reseñology Reseña: Swamp Thing Annual #1

Reseña: Swamp Thing Annual #1

Por el Reseñology

Reseña: Swamp Thing Annual #1Becky Cloonan es conocida por sus trabajos en Vertigo, como American Virgin o Demo. En esta oportunidad le tocó dibujar el anual de la Cosa del Pantano, que cuenta la primera cita (olvidada por ambos) entre Alec Holland y Abby Arcane. Casi como un cómic indie.

Reseña: Swamp Thing Annual #1

Reseña: Swamp Thing Annual #1Antes que nada conviene aclarar un sencillo asunto: los anuales de las series de DC Comics, desde hace un tiempo, no salen de manera anual. Los editores deciden cada año qué series tendrá un especial con más páginas que un número común, que no saldrá más de una vez en ese período de doce meses. Así que podríamos llamarlos "especiales con más páginas que no salen más de una vez en el año".

Dicho esto, hablemos de esta historia, que pretende destapar "secretos de los muertos" en medio de Rotworld, pero comienza con un moco fundamental: muestra a un Swamp Thing de tamaño gigante, y el editor se ve obligado a aclarar que eso será explicado en el #14, a la venta la semana siguiente. Eso habla de una mala coordinación.

El resto está muy bien, porque enmarcado en unas paginitas de Andrew Belanger (con reconocibles tintas de Karl Kerschl), el guionista Scott Snyder nos recuerda que vino desde el indie, contándonos una historia de amor y terror tan poco superheorica que parecen sobrarle los colores.

Esto también responde al fantástico dibujo de Becky Cloonan, que es una especie de Bryan Lee O'Malley que pasó la adolescencia artística.

La historia recuerda a aquel capítulo de los Simpson que recuerda el primer beso de Homero y el primer beso de Marge, y resulta que fue entre ellos. Aquí, Alec Holland "recuerda" su primer encuentro con Abby Arcane, aquella vez que viajó hasta Europa del Este pero luego los dos olvidaron todo lo sucedido.

Se oye raro, pero es un cómic de gente que se viste con la piel de otra gente y semillas de las que brotan entidades que defienden toda la vida vegetal del planeta.

Como este es un "especial con más páginas", Snyder puede detenerse a repasar las primeras conversaciones entre los protagonistas, con la chica tratando de impresionar al chico mientras lo pasea por su pueblito natal.

Claro que nada terminará bien, porque todo es una treta de Arcane, cuyo status de Matador-de-Cosas-del-Pantano termina perjudicando a la historia, ya que como lector uno espera que lo derroten de una vez por todas, al tiempo que en lo más profundo sabe que seguirá "en la vuelta".

La historia de amor termina abruptamente y un vengativo Swamp Thing tiene más motivos para seguir luchando en Rotworld. Pero eso será después (y antes) en el próximo número.

Reseña: Swamp Thing Annual #1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3