Home Columnas Reseñology Reseña: The Activity #1

Reseña: The Activity #1

Por el Reseñology

Reseña: The Activity #1Nathan Edmondson, el autor de "Who is Jake Ellis?", debutó el año pasado con una serie acerca de un grupo secreto de agentes que cumple misiones alrededor del mundo. El primer número cumple con esa promesa, pero no elementos nuevos al género.

Reseña: The Activity #1

Reseña: The Activity #1Después de leer en papel "Who is Jake Ellis?" y conversar con su creador (la entrevista está aquí), quise leer otro cómic escrito por Nathan Edmondson. En ComiXology me encontré con "The Activity", una serie que comenzó a editar Image en diciembre del año pasado, y compré el primer número.

La ambientación es de las que hacen sentir más cómodo al guionista: una de espías, grupos de poder y los secretos y traiciones de todos ellos. Sin embargo, al menos como lector sentí que la magia de su anterior obra no estaba presente en este comienzo de serie.

El primer detalle que cabe mencionar, aunque no influyó en el "puntaje" del cómic, es el español que hablan los personajes en la primera escena, que se desarrolla en México. Muchos escritores hacen alarde de la investigación que realizan para cada cómic, y en ocasiones se esfuerzan más con idiomas más complicados (o será que uno no detecta los errores en la escritura china).

Quizás por eso sucedan cosas como la de este número, que incluye expresiones como "es siempre bueno hacer negocio", "señors y señoras" o "que es este?". Con lo sencillo que es entrar en contacto con hispanoparlantes hoy en día, cosas como esas no deberían suceder.

Más allá del lenguaje, hay un secuestro típico de película de acción, que termina con la entrega del rehén en el desierto. Cuando asumen que uno de los responsables es de la Fuerza Delta, él lo niega y agrega que "somos los que solucionamos los problemas". Página siguiente: mitad inferior del cuerpo de cuatro personas caminando dentro de un edificio y el logo del cómic en el suelo (ver arriba). Para ser más televisivo sólo le faltaría Horatio poniéndose los lentes.

El trabajo de estos muchachos nunca se detiene, y enseguida los vemos recibiendo instrucciones para una nueva misión, y descubriendo que en la anterior perdieron a uno de los suyos, por lo que llegará un reemplazo.

Los condimentos visuales están todos presentes: la escena en el helicóptero en donde conocen a la nueva recluta, las imágenes de Roma cuando llegan al lugar del siguiente trabajo, el armado de un trípode para colocar el equipo de vigilancia en la azotea... Todos los condimentos de un thriller de espías, pero (al menos durante el primer número) nada que lo aleje de lo derivativo.

Por momentos parece uno de esos cómics en los que al final del primer número levantan el velo y te permiten ver lo que realmente está ocurriendo, pero no es así. Lo que uno recibe son las aventuras de unos espías que cumplen sus misiones por el mundo, y pese a que el dibujo de Mitch Gerads cumple a la perfección con transmitir la atmósfera, no parece que uno se perdiera de algo si lo deja de leer. Y eso no está bueno.

Reseña: The Activity #1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3