Home Columnas Reseñology Reseña: The Fury of Firestorm the Nuclear Men #1

Reseña: The Fury of Firestorm the Nuclear Men #1

Por el Reseñology

Reseña: The Fury of Firestorm the Nuclear Men #1¿Qué sucedió con Firestorm en el nuevo Universo DC? Después de leer el primer número de su nueva serie, no queda claro. Gail Simone decide sembrar nuevas preguntas antes de darnos aquella respuesta. Pero el nivel es bajo, y las ganas de averiguarlo en el número que viene son pocas.

Reseña: The Fury of Firestorm the Nuclear Men #1

Reseña: The Fury of Firestorm the Nuclear Men #1Llegó la cuarta semana (quinta si contamos a la Justice League) de los 52 nuevos lanzamientos de DC Comics, y comienza a sentirse la fatiga por parte de quienes reseñamos estas series. Ya no es tan fácil sorprender al lector, y algunas herramientas clásicas de los primeros capítulos de una historia ya suenan repetitivas.

No creo que ese haya sido el caso con el desencanto que me produjo el primer número de TFOFTNM (hay series con títulos más cortos que esta sigla). Si bien no soy un "fanático" de Gail Simone, sus guiones suelen entretener lo suficiente, con picos altos. Este número parece escrito por algún escritor menos divertido que ella.

Uno de los principales inconvenientes de este relanzamiento general, es que uno se va enterando sobre la marcha de qué cosas cambiaron y cuáles no, y eso interrumpe un poco la lectura. Por eso traté de leer cada número como si no conociera al personaje, y en el caso de TFOFTNM eso sólo complica las cosas.

La cosa arranca con un grupo de tipos malos, muy malos (parece obligatorio establecer que los malos son muy malos mostrándolos haciendo cosas muy malas). Y continúa en una típica práctica de fútbol americano estudiantil, donde Ronnie Raymond es la estrella del equipo, o algo así.

De la mente de Ronnie pasamos a la de Jason Rush, quien en su primer caption (¿les dije que me canso rápido de los captions?) dice: "Atletas. Dios me libre de los atletas". En la página siguiente el segundo debe entrevistar al primero para el periódico escolar, y por supuesto que se terminan odiando. Quién lo hubiera imaginado.

Los malos-muy-malos hacen más de las suyas y nos enteramos que el profesor Martin Stein está muerto. Pero no importa, porque a un nuevo lector no debería importarle, ¿no? También nos enteramos de que andan detrás de una "partícula divina", clave para la física, agujeros negros, transmutación... meh.

Más tarde queda claro que Firestorm ya existe en este mundo, porque en una serie de monitores vemos distintas encarnaciones del mismo. El poder de ser un Firestorm (las partículas esas) es peligroso para la humanidad y por eso hay que encontrarlo.

Finalmente, en el momento de mayor tensión entre Jason y Ronnie, los malosos hacen su entrada. Resulta que el profesor muerto se contactó con Jason y le dejó un frasco de fórmula mágica. Y justo cuando van a matarlos: ¡Mórfosis! Perdón. ¡Firestorm!

En lugar de los dos jóvenes, nos encontramos con... dos Firestorm. Uno rojo y uno amarillo. Con Jason entendiendo algo de lo que pasa y Ronnie enojado porque no entiende. Finalmente, en la última página se fusionan y en su lugar aparece un súper-Firestorm, forzudo y jodido, que se hace llamar "Fury".

Ni siquiera el correcto dibujo de Yildiray Cinar me provoca el interés de saber cómo continúa la historia. Y eso, en pocas palabras, no está bueno.

Reseña: The Fury of Firestorm the Nuclear Men #1

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3